Receta del pan en sartén con levadura fresca en 5 pasos

El pan es uno de los alimentos más antiguos y consumidos en todo el mundo. A lo largo de la historia, ha sido un alimento básico y esencial en muchas culturas. Aunque tradicionalmente se ha horneado en un horno, existen diferentes métodos para hacer pan de forma más rápida y sencilla. Una de estas técnicas es hacer pan en sartén, utilizando levadura fresca.

Te enseñaremos una receta sencilla para hacer pan en sartén con levadura fresca en tan solo 5 pasos. Veremos cómo preparar la masa, cómo dejarla fermentar, cómo cocinar el pan en la sartén y cómo obtener un pan delicioso y esponjoso. ¡No te lo pierdas!

📖 Índice de contenidos
  1. Mezcla la levadura fresca con agua tibia en un recipiente
  2. Añade harina y sal a la mezcla y amasa hasta obtener una masa suave
  3. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante 1 hora
  4. Agrega la levadura fresca a la masa
  5. Divide la masa en porciones y forma los panes
  6. Cocina los panes en sartén
  7. Divide la masa en porciones y forma bolas
    1. Paso 4: Cocina el pan en sartén
    2. Paso 5: Disfruta de tu pan casero en sartén
  8. Cocina las bolas de masa en una sartén caliente hasta que estén doradas por ambos lados
    1. Paso 1: Prepara los ingredientes
    2. Paso 2: Amasa la masa
    3. Paso 3: Divide y forma las bolas de masa
    4. Paso 4: Calienta la sartén
    5. Paso 5: Cocina las bolas de masa
  9. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo tarda en fermentar la levadura fresca?
    2. 2. ¿Puedo usar levadura seca en lugar de levadura fresca?
    3. 3. ¿Necesito amasar la masa del pan en sartén?
    4. 4. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar el pan en sartén?

Mezcla la levadura fresca con agua tibia en un recipiente

Para comenzar con la receta del pan en sartén con levadura fresca, lo primero que debes hacer es tomar un recipiente y mezclar la levadura fresca con agua tibia. Asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente, ya que podría matar la levadura. Una buena temperatura es alrededor de 35-40 grados Celsius.

Añade harina y sal a la mezcla y amasa hasta obtener una masa suave

Para preparar el pan en sartén con levadura fresca en 5 pasos, lo primero que debes hacer es añadir harina y sal a la mezcla. Puedes utilizar harina de trigo común o harina de trigo integral, según tus preferencias. Asegúrate de tamizar la harina para evitar grumos.

Una vez que tengas la harina y la sal en un recipiente, agrega la levadura fresca. La levadura fresca es fundamental para lograr un buen crecimiento de la masa y obtener un pan esponjoso. Puedes encontrarla en cualquier supermercado en la sección de productos de panadería.

Ahora es el momento de amasar la mezcla. Puedes hacerlo a mano o utilizar una amasadora si tienes una. Amasa hasta obtener una masa suave y elástica. Esto puede llevar unos minutos, así que ten paciencia y no te preocupes si al principio la masa parece pegajosa.

Una vez que hayas amasado lo suficiente, cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora. Durante este tiempo, la levadura hará su trabajo y la masa debería duplicar su tamaño.

Cuando la masa haya reposado y haya crecido, es hora de darle forma. Puedes hacerlo dividiendo la masa en porciones y formando pequeñas bolas, o puedes simplemente darle forma de pan redondo. Recuerda que el tamaño y la forma dependerán de tus preferencias.

Una vez que hayas dado forma al pan, calienta una sartén grande a fuego medio-alto. No es necesario engrasar la sartén, ya que la masa tiene suficiente grasa para evitar que se pegue. Coloca el pan en la sartén caliente y cocínalo durante unos minutos por cada lado, hasta que esté dorado y cocido por dentro.

Finalmente, retira el pan de la sartén y déjalo enfriar sobre una rejilla antes de cortarlo y disfrutarlo. ¡Y eso es todo! En solo 5 pasos sencillos puedes preparar un delicioso pan en sartén con levadura fresca.

Deja reposar la masa en un lugar cálido durante 1 hora

Una vez que hayas preparado la masa para el pan en sartén con levadura fresca, es importante dejarla reposar en un lugar cálido durante al menos 1 hora. Esto permitirá que la levadura fermente y haga que la masa suba, logrando así un pan esponjoso y delicioso.

La temperatura ideal para dejar reposar la masa es de aproximadamente 24-25 grados Celsius. Si la temperatura de tu cocina es más baja, puedes colocar la masa en un lugar cálido como el horno apagado con la luz encendida o cerca de un radiador, siempre teniendo cuidado de no exponerla al calor directo.

Durante este tiempo de reposo, es importante que cubras la masa con un paño húmedo o envuelvas el recipiente en plástico film para evitar que se seque y forme una costra en la superficie. Así asegurarás que la levadura fermente adecuadamente y obtendrás un pan suave y esponjoso.

Agrega la levadura fresca a la masa

Una vez que la masa ha reposado durante 1 hora y ha subido, es el momento de agregar la levadura fresca. La levadura fresca es una excelente opción para hacer pan en sartén, ya que le da un sabor y aroma deliciosos.

Para agregar la levadura fresca, desmenuza la cantidad necesaria en la masa y amasa nuevamente para distribuir uniformemente. Puedes utilizar aproximadamente 10 gramos de levadura fresca por cada 500 gramos de harina. Si no tienes levadura fresca, también puedes utilizar levadura seca activa, siguiendo las instrucciones del paquete.

Recuerda que la levadura fresca necesita tiempo para activarse, por lo que deberás dejar reposar la masa nuevamente durante 15-20 minutos antes de continuar con el siguiente paso.

Divide la masa en porciones y forma los panes

Una vez que la levadura fresca se ha activado, es hora de dividir la masa en porciones y formar los panes. Puedes hacer panes redondos individuales o un pan grande que luego cortarás en porciones.

Para formar los panes, toma una porción de masa y amásala suavemente para darle forma. Puedes hacer panes redondos o alargados, según tu preferencia. Coloca los panes en una sartén previamente engrasada y déjalos reposar nuevamente durante unos 15 minutos para que suban un poco más.

Si deseas agregar algún tipo de topping o decoración a los panes, como semillas de sésamo o romero, es el momento de hacerlo. Simplemente espolvorea las semillas o hierbas sobre la superficie de los panes antes de dejarlos reposar.

Cocina los panes en sartén

Una vez que los panes han reposado y han subido un poco más, es hora de cocinarlos en la sartén. Calienta la sartén a fuego medio-alto y coloca los panes en ella. Cocina los panes durante aproximadamente 5 minutos por cada lado, o hasta que estén dorados y cocidos por dentro.

Recuerda voltear los panes con cuidado para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme por ambos lados. Si prefieres un pan más crujiente, puedes cocinarlos un poco más de tiempo.

Una vez que los panes estén cocidos, retíralos de la sartén y déjalos enfriar durante unos minutos antes de servir. ¡Disfruta de tu pan en sartén casero y delicioso!

Divide la masa en porciones y forma bolas

Una vez que la masa haya fermentado y duplicado su tamaño, es hora de dividirla en porciones y formar bolas. Para hacer esto, espolvorea un poco de harina en una superficie plana y coloca la masa encima. Con tus manos, divide la masa en la cantidad de porciones que desees y luego toma cada porción y forma una bola.

Es importante asegurarse de que las bolas de masa estén bien formadas y tengan una superficie suave. Para lograr esto, puedes estirar la masa ligeramente con tus manos y luego juntar los bordes hacia el centro, girando la bola de masa mientras lo haces. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes agregar un poco de harina adicional.

Una vez que hayas formado todas las bolas de masa, déjalas reposar durante unos minutos para que se relajen y se asienten. Esto ayudará a que las bolas de masa mantengan su forma durante la cocción.

Paso 4: Cocina el pan en sartén

Para cocinar el pan en sartén, necesitarás una sartén grande con tapa. Calienta la sartén a fuego medio-alto y agrega un poco de aceite o mantequilla para evitar que el pan se pegue.

Coloca las bolas de masa en la sartén, asegurándote de dejar suficiente espacio entre ellas para que puedan expandirse mientras se cocinan. Cubre la sartén con la tapa y cocina el pan durante unos minutos por cada lado, hasta que estén dorados y crujientes.

Una vez que el pan esté cocido, retíralo de la sartén y déjalo enfriar durante unos minutos antes de servir. Esto permitirá que el pan se asiente y se vuelva más fácil de manejar.

Paso 5: Disfruta de tu pan casero en sartén

Una vez que el pan se haya enfriado lo suficiente, ¡es hora de disfrutarlo! Puedes cortar el pan en rebanadas y servirlo tal cual, o incluso utilizarlo para hacer deliciosos sándwiches o tostadas.

El pan en sartén casero es perfecto para cualquier ocasión, ya sea para acompañar un desayuno, un almuerzo o una cena. Además, su sabor y textura caseros le darán un toque especial a tus comidas.

Recuerda que el pan en sartén es mejor consumirlo el mismo día de su preparación, ya que tiende a ponerse duro después de un tiempo. Sin embargo, si te sobra un poco, puedes guardarlo en un recipiente hermético y recalentarlo en el horno o en la sartén antes de consumirlo.

Cocina las bolas de masa en una sartén caliente hasta que estén doradas por ambos lados

Si estás buscando una forma rápida y sencilla de hacer pan en casa, esta receta del pan en sartén con levadura fresca es perfecta para ti. Con solo 5 pasos podrás disfrutar de un pan delicioso y esponjoso en cuestión de minutos.

Paso 1: Prepara los ingredientes

Para hacer este pan en sartén necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 ml de agua tibia

Mezcla la harina, el azúcar y la sal en un recipiente grande. Desmorona la levadura fresca sobre los ingredientes secos y agrega el agua tibia.

Paso 2: Amasa la masa

Con las manos limpias, amasa la masa durante unos 10 minutos hasta que esté suave y elástica. Si la masa está pegajosa, puedes agregar un poco más de harina. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante 30 minutos para que la levadura fermente.

Paso 3: Divide y forma las bolas de masa

Después de que la masa haya reposado, divídela en bolas del tamaño que desees. Puedes hacer pequeñas bolas individuales o una bola grande para compartir. Forma las bolas de masa con las manos y colócalas en una bandeja enharinada.

Paso 4: Calienta la sartén

Calienta una sartén grande a fuego medio-alto. No es necesario agregar aceite, ya que la masa tiene suficiente grasa para evitar que se pegue. Una vez que la sartén esté caliente, coloca las bolas de masa en la sartén.

Paso 5: Cocina las bolas de masa

Cocina las bolas de masa en la sartén caliente hasta que estén doradas por ambos lados, aproximadamente 3-4 minutos por lado. Puedes tapar la sartén para asegurarte de que el pan esté bien cocido por dentro.

Una vez que las bolas de masa estén cocidas, retíralas de la sartén y déjalas enfriar antes de servir. Puedes disfrutar de este pan en sartén con levadura fresca como acompañamiento de tus comidas o simplemente para untar con mantequilla y disfrutar de su sabor recién hecho. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo tarda en fermentar la levadura fresca?

La levadura fresca tarda aproximadamente 1 hora en fermentar.

2. ¿Puedo usar levadura seca en lugar de levadura fresca?

Sí, puedes usar levadura seca pero debes ajustar las proporciones. 1 gramo de levadura fresca equivale a 0.33 gramos de levadura seca.

3. ¿Necesito amasar la masa del pan en sartén?

No, no es necesario amasar la masa del pan en sartén. Solo debes mezclar los ingredientes hasta obtener una masa uniforme.

4. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar el pan en sartén?

El pan en sartén tarda aproximadamente 15 minutos en cocinarse por cada lado a fuego medio.

Relacionado:   Pizza casera en microondas con grill: ¡Deliciosa y fácil!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir