Receta de masa de pizza: con o sin levadura, ¡pruébala ahora!

La pizza es uno de los alimentos más populares y deliciosos en todo el mundo. Su base, la masa, es el elemento clave que determina su sabor y textura. Existen diferentes formas de preparar la masa, algunas con levadura y otras sin ella, ambas igualmente deliciosas. En este artículo te presentaremos una receta para hacer masa de pizza, ya sea con levadura o sin ella, para que puedas disfrutar de una pizza casera perfecta.

Aprenderás cómo hacer la masa de pizza perfecta, ya sea utilizando levadura o sin ella. Te daremos los ingredientes necesarios y los pasos a seguir para lograr una masa esponjosa y crujiente. Además, te daremos algunos consejos para lograr una pizza perfecta y te mostraremos algunas variantes de esta receta para que puedas hacer tus propias creaciones. ¡No te lo pierdas!

📖 Índice de contenidos
  1. La masa de pizza casera es fácil de hacer
    1. Masa de pizza con levadura
    2. Masa de pizza sin levadura
  2. Puedes hacerla con levadura o sin levadura
    1. Masa de pizza con levadura
    2. Masa de pizza sin levadura
  3. Si quieres una masa esponjosa, usa levadura
  4. Si prefieres una masa más crujiente, no uses levadura
  5. Si prefieres una masa más esponjosa, utiliza levadura
  6. Necesitarás harina, agua, sal y aceite de oliva
    1. Masa de pizza con levadura
    2. Masa de pizza sin levadura
  7. Mezcla los ingredientes hasta formar una masa suave
  8. Amasa la masa de pizza
  9. Deja reposar la masa de pizza
  10. ¡Prepara tu pizza favorita!
  11. Deja reposar la masa durante 1 hora para que la levadura fermente
  12. ¿Y si no tengo levadura?
  13. Si no usas levadura, puedes saltarte este paso
    1. Ingredientes:
    2. Forma y hornea tu pizza sin levadura
  14. Divide la masa en porciones y estírala con un rodillo
  15. Agrega tus ingredientes favoritos y hornea a alta temperatura
    1. Ingredientes necesarios:
  16. ¡Disfruta de una deliciosa pizza casera en pocos pasos!
    1. Ingredientes:
    2. Paso a paso:
  17. Preguntas frecuentes
    1. ¿Puedo hacer la masa de pizza sin levadura?
    2. ¿Cuál es la diferencia entre hacer la masa con levadura y sin levadura?
    3. ¿Puedo hacer la masa de pizza sin levadura en menos tiempo?
    4. ¿Cuál es la mejor forma de estirar la masa de pizza?

La masa de pizza casera es fácil de hacer

Hacer masa de pizza casera puede parecer complicado, pero en realidad es muy sencillo. Con unos pocos ingredientes básicos y un poco de tiempo, puedes disfrutar de una deliciosa pizza hecha en casa. A continuación, te presento dos recetas de masa de pizza, una con levadura y otra sin levadura, para que elijas la que más te guste.

Masa de pizza con levadura

La masa de pizza con levadura es la más clásica y tradicional. Aquí tienes los ingredientes que necesitarás:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la levadura fresca con el agua tibia y el azúcar. Deja reposar durante 10 minutos hasta que la levadura se active y empiece a burbujear.

Paso 2: En otro recipiente, mezcla la harina y la sal. Haz un hueco en el centro y agrega la mezcla de levadura activada. Mezcla bien hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 3: Amasa la masa durante unos 10 minutos, hasta que esté suave y elástica. Forma una bola y colócala en un recipiente engrasado. Cubre con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Paso 4: Después de que la masa haya levado, puedes dividirla en porciones y estirarla en forma de pizza. Añade tus ingredientes favoritos y cocina en el horno precalentado a 220°C durante unos 15-20 minutos, o hasta que la pizza esté dorada y crujiente.

Masa de pizza sin levadura

Si prefieres una masa más rápida y sin necesidad de esperar a que la levadura fermente, puedes probar esta receta de masa de pizza sin levadura. Aquí están los ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 300 ml de agua tibia

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el polvo para hornear. Añade el agua tibia y mezcla hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 2: Amasa la masa durante unos 5 minutos, hasta que esté suave y elástica. Forma una bola y colócala en un recipiente engrasado. Cubre con un paño húmedo y deja reposar durante unos 15 minutos.

Paso 3: Pasado el tiempo de reposo, puedes dividir la masa y estirarla en forma de pizza. Añade tus ingredientes favoritos y cocina en el horno precalentado a 220°C durante unos 15-20 minutos, o hasta que la pizza esté dorada y crujiente.

Ya sea que elijas hacer la masa de pizza con levadura o sin levadura, ¡seguro disfrutarás de una deliciosa pizza casera! Prueba estas recetas y experimenta con diferentes ingredientes y sabores. ¡Buen provecho!

Puedes hacerla con levadura o sin levadura

Si eres amante de la pizza, seguramente te has preguntado alguna vez cómo hacer la masa perfecta en casa. Existen diferentes recetas y métodos, pero hoy te traigo una receta muy versátil que podrás adaptar según tus preferencias: la masa de pizza con o sin levadura.

Masa de pizza con levadura

La masa de pizza con levadura es la tradicional y clásica, y la que generalmente se utiliza en las pizzerías. La levadura es la responsable de darle esa textura esponjosa y ligera a la masa, y de hacerla crecer durante el proceso de fermentación.

Para hacer esta masa, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 7 gramos de levadura fresca o 2 gramos de levadura seca
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal

En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura y el agua tibia. Amasa durante unos minutos hasta obtener una masa homogénea. Agrega la sal y continúa amasando hasta que la masa esté suave y elástica.

Deja reposar la masa en un lugar cálido y cubierta con un paño húmedo durante al menos una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño. Después, puedes estirarla y darle la forma deseada antes de agregar los ingredientes y hornearla.

Masa de pizza sin levadura

Si no tienes levadura a mano o prefieres una masa más rápida, puedes optar por hacer una masa de pizza sin levadura. Aunque esta masa no crecerá tanto como la tradicional, aún así obtendrás una pizza deliciosa en poco tiempo.

Los ingredientes que necesitarás para esta masa son:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 325 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

En un recipiente grande, mezcla la harina, el polvo de hornear y la sal. Agrega el agua tibia y el aceite de oliva, y mezcla hasta obtener una masa suave y elástica. No es necesario amasarla demasiado, solo lo suficiente para que todos los ingredientes se integren.

Deja reposar la masa durante unos 15 minutos para que se relaje. Después, estírala y dale la forma deseada antes de agregar los ingredientes y hornearla.

Ahora que conoces estas dos opciones de masa de pizza, ¡es hora de poner manos a la obra! Prueba ambas recetas y descubre cuál es tu favorita. ¡No hay nada como disfrutar de una pizza casera recién salida del horno!

Si quieres una masa esponjosa, usa levadura

Si estás buscando una masa de pizza esponjosa y llena de sabor, la levadura es tu mejor aliada. La levadura es un microorganismo que se encarga de fermentar la masa y darle esa textura esponjosa y ligera que tanto amamos en una buena pizza. Asegúrate de utilizar levadura fresca o seca activa, ya que la levadura química no funcionará de la misma manera.

Si prefieres una masa más crujiente, no uses levadura

Si prefieres una masa de pizza más crujiente, puedes optar por hacerla sin levadura. La levadura es el agente leudante que ayuda a que la masa suba y se vuelva esponjosa. Sin embargo, si prefieres una textura más crujiente, puedes prescindir de ella.

Para hacer una masa de pizza sin levadura, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

En un recipiente grande, mezcla la harina de trigo, la sal y el polvo para hornear. Agrega el agua tibia y el aceite de oliva, y mezcla hasta obtener una masa homogénea.

Amasa la masa durante unos minutos, hasta que esté suave y elástica. Luego, cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante al menos 30 minutos.

Una vez que la masa haya reposado, puedes estirarla con un rodillo o con las manos, según tu preferencia. Asegúrate de enharinar la superficie de trabajo para evitar que la masa se pegue.

Una vez estirada la masa, puedes agregar tus ingredientes favoritos y hornearla a 220°C durante unos 15-20 minutos, o hasta que esté dorada y crujiente.

¡Y listo! Ya tienes una deliciosa pizza con una masa crujiente y sin levadura. Puedes experimentar con diferentes ingredientes y sabores para personalizar tu pizza según tus gustos.

Si prefieres una masa más esponjosa, utiliza levadura

Continúa escribiendo el contenido solo para ese encabezado:

Necesitarás harina, agua, sal y aceite de oliva

Para preparar la masa de pizza, necesitarás pocos ingredientes básicos: harina, agua, sal y aceite de oliva. Esta receta te permitirá obtener una masa deliciosa y esponjosa, ¡perfecta para disfrutar de una pizza casera!

Masa de pizza con levadura

Si te gusta la textura esponjosa y el sabor característico de la pizza, te recomendamos utilizar levadura en tu masa. La levadura es un ingrediente clave para lograr que la masa se eleve y quede aireada.

Para hacer una masa de pizza con levadura, necesitarás:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal
  • 5 gramos de levadura seca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

En un recipiente grande, mezcla la harina y la sal. En otro recipiente, disuelve la levadura en el agua tibia y déjala reposar durante unos minutos hasta que se forme una espuma en la superficie.

Vierte la levadura disuelta en el recipiente con la harina y comienza a mezclar con una cuchara o con tus manos hasta formar una masa pegajosa. Añade el aceite de oliva y continúa amasando durante unos minutos hasta obtener una masa suave y elástica.

Coloca la masa en un recipiente previamente engrasado con aceite de oliva, cubre con un paño húmedo y deja que repose en un lugar cálido durante al menos una hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Una vez que la masa haya reposado, estará lista para ser estirada y utilizada como base de tu pizza favorita. ¡Agrega tus ingredientes y hornea a la temperatura indicada para disfrutar de una pizza casera deliciosa!

Masa de pizza sin levadura

Si no tienes levadura o prefieres una opción más rápida, también puedes hacer una masa de pizza sin levadura. Aunque la textura será diferente, esta opción es ideal para cuando tienes poco tiempo o no tienes levadura a mano.

Para hacer una masa de pizza sin levadura, necesitarás:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

En un recipiente grande, mezcla la harina y la sal. Agrega el agua tibia y el aceite de oliva, y mezcla hasta que los ingredientes estén bien combinados y se forme una masa homogénea.

Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica. Luego, déjala reposar durante unos minutos para que los ingredientes se integren y la masa se relaje.

Una vez que la masa haya reposado, estará lista para ser estirada y utilizada como base de tu pizza. Agrega tus ingredientes favoritos y hornea a la temperatura indicada hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Ya sea que elijas hacer una masa de pizza con levadura o sin levadura, ¡seguro disfrutarás de una pizza casera deliciosa y hecha a tu medida!

Mezcla los ingredientes hasta formar una masa suave

Para preparar la masa de pizza, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 1 sobre de levadura instantánea (opcional)

En un recipiente grande, mezcla la harina de trigo y la sal. Si deseas una masa más esponjosa, añade el sobre de levadura instantánea. Luego, agrega el aceite de oliva y el azúcar.

Poco a poco, vierte el agua tibia en la mezcla de ingredientes mientras revuelves con una cuchara de madera. Continúa mezclando hasta que los ingredientes se hayan integrado por completo y se forme una masa suave y elástica.

Amasa la masa de pizza

Una vez que la masa esté lista, es hora de amasarla. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y coloca la masa encima.

Con las palmas de tus manos, comienza a amasar la masa de pizza. Estira la masa hacia adelante y luego pliégala sobre sí misma. Repite este movimiento durante aproximadamente 10 minutos o hasta que la masa esté suave y elástica.

Si la masa se pega demasiado a tus manos o a la superficie, agrega un poco más de harina para evitar que se pegue.

Deja reposar la masa de pizza

Una vez que hayas amasado la masa, forma una bola y colócala en un recipiente ligeramente engrasado con aceite de oliva. Cubre el recipiente con un paño húmedo o envuelve la masa en papel film.

Deja reposar la masa en un lugar cálido durante al menos 1 hora o hasta que haya duplicado su tamaño. Durante este tiempo, la levadura (si la has utilizado) hará su trabajo y la masa se volverá más esponjosa.

Si prefieres una masa de pizza más fina, puedes dejarla reposar por menos tiempo.

¡Prepara tu pizza favorita!

Una vez que la masa haya reposado y haya duplicado su tamaño, estará lista para ser utilizada. Puedes dividir la masa en porciones más pequeñas si deseas hacer varias pizzas o utilizarla en su totalidad para una pizza grande.

Estira la masa sobre una superficie enharinada o directamente en la bandeja de horno. Agrega tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, aceitunas, ¡lo que más te guste!

Luego, hornea la pizza en un horno precalentado a 220°C durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que la masa esté dorada y los ingredientes estén bien cocidos.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con una masa suave y deliciosa. ¡Buen provecho!

Deja reposar la masa durante 1 hora para que la levadura fermente

Una de las etapas más importantes en la preparación de la masa de pizza es dejarla reposar para permitir que la levadura fermente. Esto es esencial para lograr una masa esponjosa y deliciosa. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina de trigo con 10 gramos de sal.
  2. En otro recipiente aparte, disuelve 10 gramos de levadura fresca en 325 ml de agua tibia.
  3. Agrega la mezcla de agua y levadura a la harina y comienza a amasar hasta obtener una masa homogénea.
  4. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante 1 hora o hasta que duplique su tamaño.

Este tiempo de reposo permitirá que la levadura actúe y fermente la masa, creando burbujas de aire que le darán su textura esponjosa característica. Durante este proceso, la masa se volverá más elástica y fácil de manejar.

¿Y si no tengo levadura?

Si no tienes levadura a mano o prefieres una masa más rápida, también puedes hacer una versión sin levadura. A continuación, te mostramos cómo:

  1. En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina de trigo con 10 gramos de sal.
  2. Agrega 2 cucharaditas de polvo de hornear a la mezcla de harina.
  3. Añade 2 cucharadas de aceite de oliva y mezcla bien.
  4. Poco a poco, agrega 325 ml de agua tibia y amasa hasta obtener una masa homogénea.

Esta versión de la masa no requiere tiempo de reposo, ya que el polvo de hornear actúa como agente leudante. Es ideal si tienes poco tiempo o si prefieres una masa más crujiente en lugar de esponjosa.

¡Ahora ya sabes cómo preparar una deliciosa masa de pizza, ya sea con levadura o sin ella! Sigue estas recetas y disfruta de tus pizzas caseras como nunca antes.

Si no usas levadura, puedes saltarte este paso

La levadura es un ingrediente clave en la receta tradicional de masa de pizza, ya que ayuda a que la masa suba y se vuelva esponjosa. Sin embargo, si no tienes levadura a mano o prefieres una opción sin levadura, ¡no te preocupes! A continuación, te presentamos una versión de masa de pizza sin levadura que es igual de deliciosa.

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

En un recipiente grande, mezcla la harina de trigo, el polvo de hornear y la sal. Haz un hueco en el centro de la mezcla y agrega el agua y el aceite de oliva. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea. Si la masa está demasiado pegajosa, agrega un poco más de harina. Si está demasiado seca, agrega un poco más de agua. Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica.

Forma y hornea tu pizza sin levadura

Una vez que hayas preparado la masa, colócala en una superficie enharinada y extiéndela con un rodillo hasta alcanzar el grosor deseado. Luego, coloca la masa en una bandeja para hornear ligeramente engrasada.

Ahora es el momento de añadir tus ingredientes favoritos. Espárcelos sobre la masa, desde la salsa de tomate y el queso hasta los vegetales y las carnes. No olvides sazonar con sal, pimienta y tus especias favoritas.

Finalmente, hornea tu pizza en un horno precalentado a 220°C durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. ¡Saca la pizza del horno y disfruta de tu creación sin levadura!

Esta receta de masa de pizza sin levadura es perfecta si tienes prisa o si simplemente quieres probar algo diferente. La masa resultante puede no ser tan esponjosa como una masa con levadura, pero aún así será deliciosa y satisfactoria. ¡Anímate a probarla y experimentar con tus ingredientes favoritos!

Divide la masa en porciones y estírala con un rodillo

Una vez que hayas preparado la masa de pizza, llega el momento de dividirla en porciones y estirarla con un rodillo. Esto te permitirá darle forma a la base de tu pizza y prepararla para agregarle los ingredientes que más te gusten.

Para comenzar, es importante que espolvorees un poco de harina sobre la superficie de trabajo y sobre la masa para evitar que se pegue. Luego, toma una porción de masa y comienza a estirarla suavemente con el rodillo. Si lo prefieres, también puedes utilizar tus manos para estirarla y darle forma circular.

Recuerda que la masa debe quedar delgada y uniforme, pero ten cuidado de no estirarla demasiado fina, ya que puede romperse al momento de hornearla. Si encuentras que la masa se encoge o se retrae al estirarla, déjala reposar unos minutos y luego continúa estirándola.

Una vez que hayas estirado la masa, puedes transferirla a una bandeja para pizza previamente engrasada o utilizar una piedra para pizza, que le dará un toque crujiente a la base. Si prefieres una pizza más gruesa, también puedes dejar la masa más alta al momento de estirarla.

Recuerda que la masa de pizza es muy versátil, por lo que puedes experimentar con diferentes formas y tamaños. ¡Diviértete y disfruta de tu pizza casera!

Agrega tus ingredientes favoritos y hornea a alta temperatura

Si eres amante de la pizza, seguro has soñado con hacer tu propia masa casera. La buena noticia es que no necesitas ser un experto en cocina para lograrlo. En este artículo te enseñaremos cómo hacer una deliciosa masa de pizza, ya sea con o sin levadura. ¡Así que no esperes más y pruébala ahora mismo!

Ingredientes necesarios:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura instantánea (opcional)
  • 325 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para hacer la masa de pizza, primero debes mezclar la harina, la sal y el azúcar en un tazón grande. Si deseas utilizar levadura, agrégala a la mezcla y revuelve bien. Luego, agrega el agua tibia y el aceite de oliva. Mezcla todos los ingredientes hasta que se forme una masa suave y elástica.

Una vez que hayas obtenido la masa, colócala sobre una superficie ligeramente enharinada y amásala durante unos 5-10 minutos. Esto ayudará a desarrollar el gluten y a obtener una masa más elástica. Si decides no utilizar levadura, simplemente amasa la masa durante un poco más de tiempo para obtener la consistencia deseada.

Después de amasar la masa, colócala en un tazón ligeramente engrasado y cúbrelo con un paño húmedo. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante al menos una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Cuando la masa haya reposado, precalienta tu horno a la temperatura más alta posible. Divide la masa en porciones según el tamaño de las pizzas que desees hacer.

En una superficie enharinada, estira cada porción de masa con un rodillo hasta obtener el grosor deseado. Luego, coloca la masa estirada en una bandeja para horno o en una piedra para pizza previamente calentada.

Una vez que hayas agregado tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso y cualquier otro topping que desees, hornea la pizza durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera hecha con tu propia masa.

Como puedes ver, hacer tu propia masa de pizza no es tan complicado como parece. Ya sea con levadura o sin ella, podrás disfrutar de una pizza casera llena de sabor y textura. ¡Así que anímate a probar esta receta y sorprende a tus amigos y familiares con una pizza hecha en casa!

¡Disfruta de una deliciosa pizza casera en pocos pasos!

Si eres amante de la pizza y te encanta la idea de prepararla en casa, has llegado al lugar correcto. En esta ocasión, te traigo la receta de masa de pizza, que podrás preparar tanto con levadura como sin ella. ¡No te preocupes si no tienes levadura a mano, esta receta te sacará de apuros!

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional, si usas levadura)
  • 8 gramos de levadura fresca (opcional)

Paso a paso:

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina de trigo y la sal.
  2. Si estás utilizando levadura, disuelve el azúcar en el agua tibia y añade la levadura. Deja reposar durante 10 minutos, hasta que se forme una espuma en la superficie.
  3. En caso de no utilizar levadura, simplemente añade el agua tibia al recipiente con la harina y la sal.
  4. Añade el aceite de oliva a la mezcla y comienza a amasar hasta obtener una masa suave y elástica.
  5. Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar la masa durante al menos una hora, hasta que duplique su tamaño.
  6. Una vez que la masa haya reposado, divídela en porciones y estírala con un rodillo para darle forma de pizza.
  7. Ahora estás listo para añadir tus ingredientes favoritos y hornear tu pizza.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con una masa perfecta. Recuerda que puedes variar los ingredientes según tus preferencias y experimentar con diferentes sabores. ¡No dudes en probar esta receta y sorprender a tus seres queridos con una pizza hecha por ti mismo!

Preguntas frecuentes

¿Puedo hacer la masa de pizza sin levadura?

Sí, puedes hacer la masa de pizza sin levadura utilizando otros ingredientes como bicarbonato de sodio o polvo de hornear.

¿Cuál es la diferencia entre hacer la masa con levadura y sin levadura?

La levadura le da a la masa de pizza una textura más esponjosa y aireada, mientras que sin levadura la masa será más compacta y crujiente.

¿Puedo hacer la masa de pizza sin levadura en menos tiempo?

Sí, al hacer la masa de pizza sin levadura no es necesario esperar a que la levadura fermente, por lo que el tiempo de preparación es más corto.

¿Cuál es la mejor forma de estirar la masa de pizza?

La mejor forma de estirar la masa de pizza es utilizando las manos y estirándola suavemente desde el centro hacia los bordes, evitando presionar demasiado para que no se rompa.

Relacionado:   Receta de masa rápida para pizza casera en minutos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir