Deliciosa receta de pizza hecha en sartén: ¡fácil y rápida!

La pizza es uno de los platillos más populares y versátiles en todo el mundo. Su deliciosa combinación de masa crujiente, salsa de tomate y una variedad de ingredientes la convierten en una opción irresistible para cualquier ocasión. Sin embargo, en ocasiones no contamos con un horno tradicional para prepararla. Pero no te preocupes, tenemos la solución perfecta: la pizza hecha en sartén.

Te enseñaremos a preparar una deliciosa pizza casera utilizando solo una sartén. Aprenderás cómo hacer una masa rápida y fácil, así como también te daremos consejos para conseguir el punto perfecto de cocción en tu sartén. Además, te daremos ideas de ingredientes para que puedas personalizar tu pizza según tus gustos y preferencias. ¡Prepárate para disfrutar de una pizza deliciosa y casera en muy poco tiempo!

📖 Índice de contenidos
  1. Prepara la masa de pizza mezclando harina, levadura, sal, agua y aceite
    1. Prepara los ingredientes para tu pizza
    2. Estira la masa y cocina tu pizza en sartén
  2. Amasa la masa hasta que esté suave y elástica
    1. Deja reposar la masa durante 1 hora
    2. Precalienta una sartén grande a fuego medio
    3. Divide la masa en porciones y extiéndela en la sartén
    4. Agrega los ingredientes y cocina la pizza
  3. Deja reposar la masa durante 1 hora para que fermente
  4. Divide la masa y estírala en forma de círculo
  5. Prepara los ingredientes y calienta la sartén
  6. Cocina la pizza en la sartén
  7. Sirve y disfruta tu deliciosa pizza casera
  8. Extiende la masa en forma de disco plano
    1. Ingredientes para la masa de pizza:
    2. Consejo:
  9. Calienta una sartén grande a fuego medio-alto
    1. Prepara los ingredientes
    2. Estira la masa de pizza
    3. Cocina la base de la pizza
    4. Agrega los toppings
    5. Tapa la sartén y cocina a fuego medio-bajo
    6. Sirve y disfruta
  10. Coloca la masa en la sartén caliente y cocina durante 2 minutos o hasta que esté dorada y crujiente por debajo
  11. Voltea la masa y agrega tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, etc
  12. Tapa la sartén y cocina la pizza durante 5 minutos o hasta que el queso esté derretido y burbujeante
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  13. Retira la pizza de la sartén y sírvela caliente
  14. ¡Disfruta de una deliciosa pizza casera en poco tiempo!
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  15. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo tarda en cocinarse la pizza en sartén?
    2. 2. ¿Qué tipo de sartén debo usar para hacer la pizza?
    3. 3. ¿Puedo usar masa de pizza comprada en la tienda?
    4. 4. ¿Puedo agregar mis ingredientes favoritos a la pizza?

Prepara la masa de pizza mezclando harina, levadura, sal, agua y aceite

Para preparar la deliciosa masa de pizza hecha en sartén, necesitarás mezclar los siguientes ingredientes en un recipiente: harina, levadura, sal, agua y aceite. Asegúrate de utilizar una harina de buena calidad para obtener una masa suave y esponjosa.

En primer lugar, toma un bol grande y vierte en él 2 tazas de harina. Haz un hueco en el centro de la harina y añade 1 cucharadita de levadura seca y 1 cucharadita de sal. Mezcla estos ingredientes secos con una cuchara o con tus manos.

A continuación, agrega 3/4 de taza de agua tibia y 2 cucharadas de aceite de oliva al hueco que hiciste en la harina. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una masa pegajosa.

Luego, espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y limpia, y coloca la masa encima. Amasa la masa durante aproximadamente 5 minutos, agregando un poco más de harina si es necesario para evitar que se pegue.

Una vez que hayas amasado lo suficiente, forma una bola con la masa y colócala en el bol. Cubre el bol con un paño limpio y deja reposar la masa durante al menos 1 hora para que fermente y doble su tamaño.

Prepara los ingredientes para tu pizza

Mientras la masa de pizza reposa, es hora de preparar los ingredientes que utilizarás para tu pizza hecha en sartén. Puedes optar por los clásicos ingredientes como el queso mozzarella, el tomate, la albahaca y el pepperoni, o puedes dejar volar tu imaginación y agregar tus ingredientes favoritos.

Una vez que hayas decidido qué ingredientes utilizarás, asegúrate de tenerlos listos y cortados en trozos pequeños para que sea más fácil distribuirlos sobre la masa de pizza.

Estira la masa y cocina tu pizza en sartén

Una vez que la masa haya fermentado y duplicado su tamaño, es hora de estirarla y cocinarla en la sartén. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y coloca la masa encima.

Con un rodillo, estira la masa hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que la pizza hecha en sartén suele ser más gruesa que la pizza tradicional, así que no la estires demasiado fina.

A continuación, calienta una sartén grande a fuego medio-alto y añade un poco de aceite. Una vez que la sartén esté caliente, coloca la masa estirada en la sartén y cocina durante aproximadamente 2-3 minutos por cada lado, o hasta que esté dorada y crujiente.

Una vez que la masa esté cocida, retira la sartén del fuego y agrega tus ingredientes favoritos sobre la pizza. Puedes empezar con una capa de salsa de tomate, seguida de queso mozzarella y tus ingredientes favoritos.

Vuelve a colocar la sartén en el fuego a fuego medio-bajo y tapa la sartén con una tapa o una lámina de papel de aluminio. Deja cocinar durante aproximadamente 5-7 minutos, o hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén calientes.

Finalmente, retira la sartén del fuego y deja que la pizza repose durante unos minutos antes de cortarla y servirla. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera hecha en sartén!

Amasa la masa hasta que esté suave y elástica

Para empezar a preparar esta deliciosa receta de pizza hecha en sartén, lo primero que debes hacer es amasar la masa. En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de levadura seca.

Agrega 300 ml de agua tibia poco a poco mientras mezclas con tus manos. Continúa amasando hasta que la masa esté suave y elástica, aproximadamente durante 10 minutos. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes agregar un poco más de harina.

Deja reposar la masa durante 1 hora

Una vez que hayas amasado la masa, cubre el recipiente con un paño húmedo y déjalo reposar en un lugar cálido durante 1 hora. Durante este tiempo, la masa deberá duplicar su tamaño.

Precalienta una sartén grande a fuego medio

Mientras la masa está reposando, es momento de precalentar una sartén grande a fuego medio. Es importante que la sartén sea antiadherente para evitar que la pizza se pegue.

Divide la masa en porciones y extiéndela en la sartén

Una vez que la masa haya reposado, es hora de dividirla en porciones pequeñas. Esto dependerá del tamaño de tu sartén y de qué tan gruesa te guste la pizza. Generalmente, con esta cantidad de masa puedes hacer 4 pizzas medianas.

Toma una porción de masa y extiéndela con tus manos o con un rodillo hasta que tenga el tamaño adecuado para tu sartén. Asegúrate de que la masa quede uniforme en grosor para que se cocine de manera pareja.

Agrega los ingredientes y cocina la pizza

Una vez que hayas extendido la masa en la sartén, es momento de agregar los ingredientes de tu elección. Puedes usar salsa de tomate, queso mozzarella, pepperoni, champiñones, pimientos, entre otros.

Cocina la pizza a fuego medio-bajo durante aproximadamente 10 minutos o hasta que el queso esté derretido y la base de la pizza esté crujiente. Si prefieres una pizza más dorada, puedes colocar la sartén bajo el grill del horno durante unos minutos.

Una vez que la pizza esté lista, retírala de la sartén y córtala en porciones. ¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera hecha en sartén de manera fácil y rápida.

Deja reposar la masa durante 1 hora para que fermente

Para conseguir una deliciosa pizza casera hecha en sartén, lo primero que debes hacer es preparar la masa. En un recipiente, mezcla 350 gramos de harina de trigo con 7 gramos de levadura seca y 1 cucharadita de sal. Añade 250 mililitros de agua tibia y mezcla hasta obtener una masa homogénea.

Cuando la masa esté lista, cúbrela con un paño y déjala reposar durante 1 hora en un lugar cálido. Durante este tiempo, la levadura fermentará la masa y le dará un sabor delicioso.

Divide la masa y estírala en forma de círculo

Una vez que la masa haya fermentado, divídela en 2 porciones iguales. Espolvorea harina sobre una superficie plana y estira cada porción de masa con un rodillo, dándole forma de círculo.

Si lo prefieres, también puedes utilizar tus manos para estirar la masa y darle forma. El objetivo es obtener una base fina y redonda que se ajuste a tu sartén.

Prepara los ingredientes y calienta la sartén

Mientras la masa reposa, aprovecha para preparar los ingredientes de tu pizza. Puedes utilizar los clásicos como tomate, queso mozzarella y pepperoni, o darle tu toque personal con ingredientes como jamón, champiñones, pimientos o cualquier otro que te guste.

Una vez que tengas todos los ingredientes preparados, calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto. La sartén debe estar bien caliente antes de colocar la masa, esto ayudará a que se cocine correctamente.

Cocina la pizza en la sartén

Coloca una porción de masa en la sartén caliente y cocina durante aproximadamente 5 minutos, o hasta que la base esté dorada y crujiente. Luego, voltea la masa con la ayuda de una espátula y cocina el otro lado durante otros 3 minutos.

Una vez que la base esté lista, añade los ingredientes que hayas elegido y cubre la pizza con queso mozzarella. Tapa la sartén con una tapa o una lámina de papel de aluminio y cocina durante unos 5 minutos más, o hasta que el queso se haya derretido.

Sirve y disfruta tu deliciosa pizza casera

Finalmente, retira la pizza de la sartén y sírvela caliente. Puedes decorarla con hojas de albahaca fresca o cualquier otro condimento que te guste. ¡Y ahora solo queda disfrutar de tu pizza casera hecha en sartén, fácil y rápida!

Extiende la masa en forma de disco plano

Para comenzar a preparar esta deliciosa pizza hecha en sartén, lo primero que debes hacer es extender la masa en forma de disco plano. Puedes utilizar masa de pizza prehecha o hacerla casera siguiendo una receta básica.

Ingredientes para la masa de pizza:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura instantánea
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 3/4 de taza de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar.

Paso 2: Agrega el agua tibia y el aceite de oliva a la mezcla de harina. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Paso 3: Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante unos minutos, hasta que esté suave y elástica.

Paso 4: Cubre la masa con un paño limpio y déjala reposar durante aproximadamente 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.

Una vez que tengas la masa lista, puedes comenzar a extenderla en forma de disco plano. Utiliza un rodillo de cocina para ayudarte a darle forma y asegúrate de que tenga un grosor uniforme.

Consejo:

Si prefieres una pizza más gruesa, puedes dejar la masa un poco más gruesa. Si te gusta una pizza más delgada y crujiente, asegúrate de estirar la masa lo más fina posible.

¡Ya tienes la base de tu pizza lista! Ahora puedes agregar tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso mozzarella, pepperoni, champiñones, aceitunas, etc. Recuerda que la pizza hecha en sartén se cocina de manera rápida, así que asegúrate de tener todos los ingredientes listos antes de comenzar a cocinar.

Espero que disfrutes de esta deliciosa receta de pizza hecha en sartén. ¡Buen provecho!

Calienta una sartén grande a fuego medio-alto

Para esta deliciosa receta de pizza hecha en sartén, lo primero que debes hacer es calentar una sartén grande a fuego medio-alto. Asegúrate de que la sartén esté bien caliente antes de empezar a cocinar la pizza.

Prepara los ingredientes

Mientras la sartén se calienta, es momento de preparar los ingredientes para tu pizza. Puedes utilizar los toppings que más te gusten, como jamón, pepperoni, champiñones, aceitunas y queso mozzarella. También necesitarás salsa de tomate y una base de masa de pizza.

Estira la masa de pizza

Una vez que hayas preparado los ingredientes, es hora de estirar la masa de pizza. Espolvorea un poco de harina en una superficie plana y coloca la masa encima. Con un rodillo, estira la masa hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que la masa debe ser lo suficientemente delgada para que se cocine rápidamente en la sartén.

Cocina la base de la pizza

Una vez que la sartén esté caliente, coloca la masa de pizza estirada en la sartén. Cocina la base durante 2-3 minutos o hasta que esté dorada y crujiente. No olvides voltear la masa para que se cocine de manera pareja por ambos lados.

Agrega los toppings

Una vez que la base de la pizza esté lista, es momento de agregar los toppings. Unta una generosa cantidad de salsa de tomate sobre la base y luego añade los ingredientes que hayas elegido. No tengas miedo de ser creativo y poner muchos toppings para que tu pizza esté llena de sabor.

Tapa la sartén y cocina a fuego medio-bajo

Una vez que hayas agregado los toppings, tapa la sartén con una tapa o una lámina de aluminio. Baja el fuego a medio-bajo y cocina la pizza durante aproximadamente 5-7 minutos, o hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén bien cocidos.

Sirve y disfruta

Finalmente, retira la pizza de la sartén y córtala en porciones. Sirve caliente y disfruta de tu deliciosa pizza casera hecha en sartén. ¡No podrás resistirte a su sabor!

Coloca la masa en la sartén caliente y cocina durante 2 minutos o hasta que esté dorada y crujiente por debajo

Para esta deliciosa receta de pizza hecha en sartén, necesitarás una masa de pizza lista para usar o puedes hacer tu propia masa casera. Si optas por hacerla tú mismo, asegúrate de que la masa esté bien estirada y lista para ser cocinada en la sartén.

Una vez que tengas la masa lista, calienta una sartén grande a fuego medio-alto. Añade un poco de aceite de oliva y asegúrate de que toda la superficie de la sartén esté cubierta.

Coloca la masa en la sartén caliente y cocina durante 2 minutos o hasta que esté dorada y crujiente por debajo. Asegúrate de voltear la masa con cuidado para que se cocine de manera uniforme.

Mientras la masa se cocina, puedes empezar a preparar los ingredientes para la pizza. Puedes utilizar tus ingredientes favoritos, como pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, aceitunas o cualquier otro topping que desees.

Una vez que la masa esté lista, retírala del fuego y coloca los ingredientes sobre la parte cocida de la pizza. Puedes esparcir una capa de salsa de tomate sobre la masa y luego agregar el queso rallado y todos los ingredientes que hayas elegido.

Después de añadir los ingredientes, vuelve a colocar la sartén en el fuego a fuego medio-bajo y cubre la sartén con una tapa. Cocina la pizza durante unos 5 minutos o hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén bien calientes.

Una vez que la pizza esté lista, retírala del fuego y déjala enfriar un poco antes de cortarla y servirla. Puedes espolvorear un poco de orégano o albahaca fresca por encima para darle un toque extra de sabor.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera hecha en sartén en solo unos minutos. Esta receta es perfecta para cuando tienes antojo de pizza pero no quieres esperar a que se entregue a domicilio o no tienes un horno disponible. ¡Disfruta!

Voltea la masa y agrega tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, etc

Preparar una deliciosa pizza casera nunca había sido tan fácil y rápido como con esta receta de pizza hecha en sartén. Lo mejor de todo es que no necesitas un horno, simplemente una sartén antiadherente y tus ingredientes favoritos.

Para comenzar, vamos a preparar la masa de la pizza. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 taza de agua tibia

En un tazón grande, mezcla la harina, la levadura en polvo, la sal y el azúcar. Agrega el agua tibia poco a poco, mientras mezclas con una cuchara de madera. Amasa la mezcla hasta obtener una masa suave y elástica. Cubre el tazón con un paño limpio y deja reposar la masa durante 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.

Mientras la masa reposa, puedes ir preparando tus ingredientes favoritos para la pizza. Puedes utilizar salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, aceitunas, cebolla, pimientos, o cualquier otro ingrediente que desees. ¡La elección es tuya!

Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, es hora de empezar a cocinar la pizza. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto. Toma la mitad de la masa y estírala con un rodillo hasta obtener el tamaño deseado para tu pizza.

Coloca la masa estirada en la sartén caliente y cocina durante 2-3 minutos, o hasta que empiece a dorarse por abajo. Luego, voltea la masa con la ayuda de una espátula y cocínala por otros 2-3 minutos del otro lado.

Ahora es el momento de agregar tus ingredientes favoritos a la pizza. Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa cocida y espolvorea generosamente con queso rallado. Luego, añade el jamón, los champiñones y cualquier otro ingrediente que hayas elegido.

Cubre la sartén con una tapa y cocina durante otros 3-4 minutos, o hasta que el queso se derrita y los ingredientes estén calientes. Si deseas una pizza más crujiente, puedes retirar la tapa durante los últimos minutos de cocción.

Finalmente, retira la pizza de la sartén con la ayuda de una espátula y colócala en un plato. Corta en porciones y ¡disfruta de tu deliciosa pizza casera!

Esta receta de pizza hecha en sartén es perfecta para cuando tienes antojo de pizza pero no quieres esperar a que el horno se caliente. Además, puedes personalizarla con tus ingredientes favoritos y experimentar con diferentes combinaciones de sabores. ¡Anímate a probarla y sorprende a tus amigos y familiares con una pizza casera y deliciosa!

Tapa la sartén y cocina la pizza durante 5 minutos o hasta que el queso esté derretido y burbujeante

La pizza es uno de los platillos favoritos de muchas personas. Su deliciosa combinación de masa crujiente, salsa de tomate, queso fundido y diversos ingredientes la convierten en una opción irresistible para cualquier ocasión. Sin embargo, a veces no contamos con un horno para prepararla en casa, lo cual puede ser un obstáculo para disfrutar de este exquisito manjar.

Pero no te preocupes, porque hoy te traigo una solución: una deliciosa receta de pizza hecha en sartén. Sí, has leído bien, podrás disfrutar de una pizza casera sin necesidad de un horno. Además, esta receta es fácil y rápida, por lo que podrás satisfacer tus antojos en poco tiempo.

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina
  • 200 ml de agua tibia
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales al gusto: jamón, champiñones, aceitunas, etc.

Preparación:

  1. En un recipiente, disuelve la levadura fresca en el agua tibia junto con el azúcar. Deja reposar durante unos minutos hasta que la levadura se active y se forme espuma en la superficie.
  2. En otro recipiente, mezcla la harina con la sal. Agrega el aceite de oliva y la levadura activada. Amasa hasta obtener una masa suave y elástica.
  3. Cubre la masa con un paño limpio y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.
  4. Divide la masa en porciones y estira cada porción con un rodillo hasta obtener el tamaño deseado para tu pizza.
  5. Calienta una sartén grande a fuego medio-alto. Coloca la masa estirada en la sartén caliente y cocina durante aproximadamente 2 minutos, o hasta que la parte inferior esté dorada.
  6. Voltea la masa y agrega la salsa de tomate, el queso mozzarella rallado y los ingredientes adicionales de tu elección.
  7. Tapa la sartén y cocina la pizza durante 5 minutos o hasta que el queso esté derretido y burbujeante.
  8. Sirve caliente y disfruta de tu deliciosa pizza casera hecha en sartén.

Como puedes ver, preparar una pizza en sartén es muy sencillo y rápido. Además, puedes personalizarla con tus ingredientes favoritos y experimentar con diferentes sabores. ¡No hay excusas para no disfrutar de una pizza casera cuando quieras!

Así que la próxima vez que tengas antojo de pizza y no tengas un horno a la mano, recuerda esta receta y sorprende a tus amigos y familiares con una pizza hecha en sartén. ¡Te aseguro que les encantará!

Retira la pizza de la sartén y sírvela caliente

Una vez que la pizza esté lista y bien cocida, es hora de retirarla de la sartén y disfrutarla caliente. Para hacer esto, puedes ayudarte de una espátula de cocina para deslizarla con cuidado y evitar que se rompa.

Coloca la pizza en un plato o tabla de cortar y córtala en porciones del tamaño deseado. Recuerda que la pizza hecha en sartén suele ser más pequeña que la tradicional, por lo que es ideal para disfrutarla como aperitivo o como plato individual.

Al servir la pizza caliente, podrás apreciar el delicioso aroma que se desprende de los ingredientes y la textura crujiente de la masa. ¡No podrás resistirte a probarla!

Si deseas añadirle un toque extra de sabor, puedes espolvorear un poco de queso parmesano rallado o agregar unas hojas frescas de albahaca por encima. Estos pequeños detalles harán que tu pizza casera se vea aún más apetitosa.

Recuerda que esta receta es solo una base, puedes agregar tus ingredientes favoritos como pepperoni, champiñones, jamón, aceitunas o cualquier otro que te guste. ¡La personalización es parte de la diversión de hacer tu propia pizza!

Espero que disfrutes de esta deliciosa receta de pizza hecha en sartén. Es una opción rápida y fácil para satisfacer tus antojos de pizza en cualquier momento. ¡Buen provecho!

¡Disfruta de una deliciosa pizza casera en poco tiempo!

Si eres amante de la pizza y no quieres esperar mucho tiempo para disfrutar de una deliciosa pieza, te tengo la solución: ¡la pizza hecha en sartén! Esta receta es perfecta para aquellos momentos en los que tienes antojo de pizza, pero no quieres esperar a que la masa fermente o a que el horno se caliente.

La pizza hecha en sartén es una alternativa rápida y fácil que te permitirá satisfacer tus antojos en cuestión de minutos. Además, el resultado es una pizza con una base crujiente por fuera y suave por dentro, y con un sabor irresistible.

Ingredientes:

  • 200 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 120 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Tomate triturado
  • Mozzarella rallada
  • Ingredientes adicionales al gusto: jamón, champiñones, pepperoni, etc.

Preparación:

  1. En un bowl, mezcla la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Añade el agua tibia y el aceite de oliva, y mezcla hasta obtener una masa suave y elástica.
  2. Amasa la masa durante unos minutos para activar el gluten. Luego, forma una bola y déjala reposar durante 10 minutos.
  3. Divide la masa en dos y estira cada porción con un rodillo hasta obtener un círculo del tamaño de tu sartén.
  4. Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y coloca una de las porciones de masa en ella.
  5. Cocina la masa durante 2-3 minutos o hasta que esté ligeramente dorada por debajo.
  6. Voltea la masa y extiende una capa de tomate triturado sobre ella. Luego, esparce la mozzarella rallada y los ingredientes adicionales de tu elección.
  7. Cubre la sartén con una tapa y cocina la pizza durante otros 2-3 minutos o hasta que el queso esté derretido y burbujeante.
  8. Retira la pizza de la sartén y repite el proceso con la otra porción de masa.

¡Y listo! Ya tienes una deliciosa pizza hecha en sartén lista para disfrutar. Puedes cortarla en porciones y compartir con tus amigos o simplemente disfrutarla tú solo. ¡No podrás resistirte a su sabor casero y su textura perfecta!

Así que la próxima vez que tengas antojo de pizza, no dudes en probar esta receta fácil y rápida. ¡Te aseguro que no te arrepentirás!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo tarda en cocinarse la pizza en sartén?

Por lo general, toma alrededor de 10 minutos para que la pizza esté lista.

2. ¿Qué tipo de sartén debo usar para hacer la pizza?

Se recomienda utilizar una sartén antiadherente de tamaño mediano a grande.

3. ¿Puedo usar masa de pizza comprada en la tienda?

Sí, puedes usar masa de pizza comprada en la tienda para hacer la receta.

4. ¿Puedo agregar mis ingredientes favoritos a la pizza?

¡Claro! Puedes agregar cualquier ingrediente que desees, desde pepperoni y queso hasta verduras y champiñones.

Relacionado:   Receta fácil: Cómo hacer pan sin levadura con bicarbonato

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir