Receta fácil y rápida de masa para pizza casera con harina común

La pizza es uno de los platos más populares y deliciosos en todo el mundo. Aunque podemos encontrarla en cualquier pizzería, hacer una pizza casera puede ser una experiencia gratificante y divertida. Sin embargo, muchas personas se intimidan por la idea de hacer la masa desde cero. Te enseñaremos una receta fácil y rápida de masa para pizza casera utilizando harina común.

Te proporcionaremos una receta paso a paso para hacer una masa de pizza casera utilizando harina común. Verás cómo es fácil y rápido prepararla, y obtendrás una base deliciosa y crujiente para tus pizzas favoritas. Además, te daremos algunos consejos para que la masa quede perfecta y te contaremos cómo hacer diferentes tipos de pizzas con esta masa.

📖 Índice de contenidos
  1. Mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar en un bowl
  2. Agrega el agua tibia y el aceite de oliva a la mezcla
  3. Amasa la masa hasta que esté suave y elástica
    1. Ingredientes:
  4. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante 1 hora
  5. Estira la masa en una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado
  6. Añade tus ingredientes favoritos y hornea la pizza a alta temperatura durante 10-15 minutos
    1. Ingredientes:
  7. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Puedo usar harina integral en lugar de harina común?
    2. 2. ¿Necesito algún tipo de levadura especial?
    3. 3. ¿Cuánto tiempo necesita la masa para levar?
    4. 4. ¿Puedo refrigerar la masa para usarla más tarde?

Mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar en un bowl

Para preparar la masa de pizza casera, lo primero que debes hacer es mezclar en un bowl 500 gramos de harina común, 10 gramos de levadura fresca, 10 gramos de sal y 10 gramos de azúcar.

Agrega el agua tibia y el aceite de oliva a la mezcla

Una vez que hayas mezclado los ingredientes secos en un recipiente grande, es hora de agregar el agua tibia y el aceite de oliva. Asegúrate de que el agua esté ligeramente tibia, no caliente, ya que esto ayudará a activar la levadura.

Para esta receta, te recomiendo utilizar aceite de oliva virgen extra para obtener un sabor más rico en la masa de tu pizza casera.

Vierte lentamente el agua tibia y el aceite de oliva en el recipiente con los ingredientes secos. Utiliza una cuchara de madera o una espátula para mezclar todo hasta que se forme una masa pegajosa.

Ahora, es el momento de amasar. Puedes espolvorear un poco de harina sobre una superficie limpia y plana para evitar que la masa se pegue. Amasa la masa durante aproximadamente 5 minutos hasta que esté suave y elástica.

Si la masa está muy pegajosa, puedes agregar un poco más de harina, pero ten cuidado de no agregar demasiado, ya que esto puede hacer que la masa se vuelva dura y seca.

Después de amasar, coloca la masa en un recipiente ligeramente engrasado con aceite de oliva. Cubre el recipiente con un paño húmedo o envuelve la masa en film transparente y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que la masa duplique su tamaño.

Una vez que la masa haya levado, estará lista para ser utilizada. Puedes estirarla con un rodillo sobre una superficie enharinada y agregar tus ingredientes favoritos para hacer una deliciosa pizza casera.

¡No olvides precalentar tu horno a la temperatura más alta antes de hornear la pizza!

Con esta receta fácil y rápida de masa para pizza casera con harina común, podrás disfrutar de una pizza deliciosa hecha en casa en poco tiempo. ¡Bon appétit!

Amasa la masa hasta que esté suave y elástica

Para disfrutar de una deliciosa pizza casera, lo primero que necesitas es una buena masa. En esta receta te enseñaré cómo hacer una masa para pizza casera utilizando harina común.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina común
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal
  • 5 gramos de azúcar
  • 25 gramos de levadura fresca

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar.

Paso 2: Disuelve la levadura fresca en el agua tibia y deja reposar durante unos minutos hasta que se forme una espuma en la superficie.

Paso 3: Haz un hueco en el centro de la harina y vierte la levadura disuelta en el agua. Mezcla todo con una cuchara de madera hasta que se forme una masa pegajosa.

Paso 4: Espolvorea harina sobre una superficie limpia y vuelca la masa sobre ella. Amasa la masa durante unos 10 minutos, agregando más harina si es necesario, hasta que esté suave y elástica.

Paso 5: Forma una bola con la masa y colócala en un recipiente ligeramente engrasado. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Paso 6: Una vez que la masa haya levado, puedes dividirla en porciones más pequeñas si deseas hacer varias pizzas individuales. Si no, puedes utilizarla en su totalidad para una pizza grande.

Paso 7: Estira la masa con un rodillo en una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado. Luego, coloca la masa estirada en una bandeja de horno o en una piedra para pizza.

Paso 8: Agrega tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, etc. y hornea la pizza en un horno precalentado a 220°C durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Ahora estás listo para disfrutar de una deliciosa pizza casera con una masa hecha por ti mismo. ¡Buen provecho!

Deja reposar la masa en un lugar cálido durante 1 hora

Para preparar una deliciosa pizza casera, lo primero que necesitas es una masa perfecta. En esta receta te enseñaré a hacer una masa fácil y rápida utilizando harina común.

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina común con 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de azúcar. Puedes utilizar un tamiz para asegurarte de que la harina esté bien aireada.

Paso 2: En otro recipiente, disuelve 7 gramos de levadura fresca en 325 mililitros de agua tibia. Agrega esta mezcla a la harina y comienza a mezclar con una cuchara de madera.

Paso 3: Una vez que la masa comience a formarse, amásala con las manos hasta obtener una textura suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes agregar un poco más de harina.

Paso 4: Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante 1 hora. Durante este tiempo, la levadura hará su trabajo y la masa crecerá.

Paso 5: Una vez que la masa haya reposado, divídela en porciones según el tamaño de las pizzas que deseas hacer. Si lo prefieres, puedes refrigerar la masa por unas horas antes de utilizarla, esto le dará un sabor aún más delicioso.

Paso 6: Estira cada porción de masa sobre una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que si prefieres una pizza más delgada, deberás estirarla más.

Paso 7: Luego, coloca la masa estirada en una bandeja para pizzas o una piedra para pizza previamente enharinada. Añade tus ingredientes favoritos y hornea a temperatura alta hasta que la pizza esté dorada y crujiente.

Ahora que ya conoces esta receta fácil y rápida de masa para pizza casera con harina común, ¡no hay excusas para no disfrutar de una deliciosa pizza hecha en casa! Atrévete a experimentar con diferentes ingredientes y sabores, ¡y sorprende a tus familiares y amigos con tus habilidades culinarias!

Estira la masa en una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado

Una vez que hayas preparado la masa para pizza casera con harina común siguiendo nuestra receta fácil y rápida, llega el momento de estirarla para poder disfrutar de una deliciosa pizza casera. Para esto, necesitarás una superficie enharinada y tus manos limpias.

Primero, esparce un poco de harina sobre la superficie de trabajo para evitar que la masa se pegue. Divide la masa en las porciones deseadas y toma una porción con las manos. Forma una bola y colócala sobre la superficie enharinada.

Usando los dedos, aplana ligeramente la bola de masa y comienza a estirarla hacia afuera, aplicando una ligera presión. Puedes girar la masa mientras la estiras para asegurarte de que esté quedando redonda. Si prefieres una forma rectangular, simplemente continúa estirando en esa dirección.

Para obtener el grosor deseado de la masa, puedes seguir estirando con las manos o utilizar un rodillo enharinado. Si prefieres una pizza más delgada y crujiente, asegúrate de estirarla lo más fina posible. Si te gusta una pizza más gruesa y esponjosa, deja la masa un poco más gruesa.

Recuerda que la masa de pizza tiende a encogerse un poco al estirarla, por lo que es recomendable estirarla un poco más grande de lo que deseas que quede la pizza finalmente.

Una vez que hayas estirado la masa al grosor y forma deseada, puedes transferirla a una bandeja para pizza o a una piedra para pizza previamente enharinada. Asegúrate de que la superficie donde colocarás la masa también esté enharinada para evitar que se pegue.

Y listo, ya tienes la masa estirada y lista para agregar tus ingredientes favoritos y hornearla. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera hecha con nuestra receta fácil y rápida de masa para pizza con harina común!

Añade tus ingredientes favoritos y hornea la pizza a alta temperatura durante 10-15 minutos

Si eres amante de la pizza casera, esta receta te encantará. Con tan solo unos pocos ingredientes y un poco de tiempo, podrás disfrutar de una deliciosa masa para pizza hecha en casa con harina común.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina común
  • 1 sobre de levadura seca (7 gramos)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 325 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Paso 1: En un bowl grande, mezcla la harina, la levadura seca, la sal y el azúcar. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien integrados.

Paso 2: Agrega el agua tibia y el aceite de oliva a la mezcla de harina. Mezcla con una cuchara de madera hasta que la masa comience a formarse.

Paso 3: Amasa la masa en una superficie enharinada durante aproximadamente 10 minutos, hasta que esté suave y elástica.

Paso 4: Forma la masa en una bola y colócala en un bowl engrasado. Cubre el bowl con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante al menos una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Paso 5: Una vez que la masa haya levado, precalienta el horno a una temperatura alta (aproximadamente 220°C).

Paso 6: Divide la masa en porciones y estírala con un rodillo sobre una superficie enharinada. Coloca la masa estirada en una bandeja para horno previamente engrasada.

Paso 7: Ahora es el momento de agregar tus ingredientes favoritos. Puedes añadir salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, pimientos, aceitunas, ¡lo que más te guste!

Paso 8: Hornea la pizza en el horno precalentado durante 10-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Paso 9: Saca la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y disfrutar de tu deliciosa pizza casera.

Como puedes ver, hacer una masa para pizza casera con harina común es muy sencillo y rápido. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus amigos y familiares con una pizza hecha por ti mismo!

Preguntas frecuentes

1. ¿Puedo usar harina integral en lugar de harina común?

Sí, puedes utilizar harina integral, pero la textura de la masa será ligeramente diferente.

2. ¿Necesito algún tipo de levadura especial?

No, puedes utilizar levadura seca activa o levadura fresca, ambas funcionarán bien en la receta.

3. ¿Cuánto tiempo necesita la masa para levar?

Generalmente, la masa necesita alrededor de 1-2 horas para levar y duplicar su tamaño.

4. ¿Puedo refrigerar la masa para usarla más tarde?

Sí, puedes refrigerar la masa hasta por 24 horas. Asegúrate de cubrirla bien para evitar que se seque.

Relacionado:   Aprende cómo hacer una deliciosa pizza casera en 2 pasos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir