Receta fácil para preparar una pizza en inglés: paso a paso

La pizza es uno de los platos más populares en todo el mundo. Originaria de Italia, se ha convertido en un ícono de la comida rápida y es apreciada por su versatilidad y sabor. Hoy en día, existen muchas variedades de pizza, desde las tradicionales margaritas hasta las más extravagantes con ingredientes como piña y pepperoni. Aunque es común pedir una pizza para llevar o comprarla congelada, prepararla en casa puede ser una experiencia divertida y gratificante.

Te mostraremos una receta fácil para hacer una deliciosa pizza en inglés. Te guiaremos paso a paso en el proceso de preparación, desde hacer la masa hasta agregar los ingredientes y hornearla. También te daremos algunos consejos útiles para personalizar tu pizza y lograr el resultado perfecto. ¡Así que ponte el delantal y prepárate para disfrutar de una auténtica pizza casera en inglés!

📖 Índice de contenidos
  1. Encuentra una receta de pizza en inglés fácil de seguir
    1. Ingredientes necesarios
    2. Paso a paso para preparar la pizza en inglés
  2. Reúne todos los ingredientes necesarios
  3. Paso 1: Preparación de la masa
  4. Paso 2: Amasado
  5. Paso 3: Reposo
  6. Paso 4: Estirado de la masa
  7. Paso 5: Agregar los ingredientes
  8. Paso 6: Horneado
  9. Paso 7: ¡A disfrutar!
  10. Prepara la masa siguiendo las instrucciones
  11. Prepara los ingredientes
  12. Monta y hornea tu pizza en inglés
  13. Extiende la masa en una superficie enharinada
  14. Agrega los ingredientes de tu elección
  15. Hornea la pizza hasta que esté dorada y crujiente
  16. Agrega la salsa de tomate y los ingredientes deseados a la masa
  17. Hornea la pizza a la temperatura y tiempo indicados en la receta
    1. Paso 1: Precalienta el horno
    2. Paso 2: Extiende la masa
    3. Paso 3: Añade los ingredientes
    4. Paso 4: Hornea la pizza
    5. Paso 5: Sirve y disfruta
  18. Retira la pizza del horno y deja que se enfríe un poco antes de cortar y servir
  19. Disfruta de tu pizza casera en inglés!
    1. Ingredientes:
    2. Procedimiento:
  20. Preguntas frecuentes
    1. ¿Cuánto tiempo tarda en prepararse la masa de la pizza?
    2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer la salsa de tomate?
    3. ¿Cuánto tiempo se tarda en hornear la pizza en el horno?
    4. ¿Qué tipos de ingredientes puedo agregar a la pizza?

Encuentra una receta de pizza en inglés fácil de seguir

Si estás buscando una receta fácil para preparar una pizza en inglés, has llegado al lugar indicado. A continuación, te presentamos un paso a paso sencillo para que puedas disfrutar de una deliciosa pizza casera.

Ingredientes necesarios

  • 250 gramos de harina
  • 150 ml de agua tibia
  • 5 gramos de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 250 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales al gusto: pepperoni, champiñones, pimiento, etc.

Paso a paso para preparar la pizza en inglés

  1. En un recipiente, mezcla la harina, la sal y el azúcar.
  2. En otro recipiente, disuelve la levadura en el agua tibia.
  3. Agrega la mezcla de levadura al recipiente con los ingredientes secos.
  4. Amasa la masa hasta que obtengas una textura suave y elástica.
  5. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante una hora para que fermente.
  6. Una vez que la masa haya fermentado, extiéndela sobre una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado.
  7. Coloca la masa en una bandeja para pizza previamente engrasada.
  8. Extiende la salsa de tomate sobre la masa.
  9. Agrega el queso mozzarella rallado y los ingredientes adicionales al gusto.
  10. Prende el horno a 200 grados Celsius y hornea la pizza durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que el queso esté derretido y la masa esté dorada.
  11. Saca la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y servirla.

¡Y ahí lo tienes! Una receta fácil para preparar una pizza en inglés que puedes disfrutar en casa. Personaliza los ingredientes a tu gusto y sorprende a tus amigos y familiares con esta deliciosa pizza casera.

Reúne todos los ingredientes necesarios

Para preparar una deliciosa pizza en inglés, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina
  • 300 mililitros de agua
  • 25 gramos de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 200 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 100 gramos de pepperoni
  • Orégano al gusto

Paso 1: Preparación de la masa

En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura y la sal. Haz un hueco en el centro y añade el agua y el aceite de oliva. Mezcla todos los ingredientes con una cuchara de madera hasta obtener una masa homogénea.

Paso 2: Amasado

Transfiere la masa a una superficie ligeramente enharinada y amasa durante unos 10 minutos, hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa se pega demasiado, puedes agregar un poco más de harina.

Paso 3: Reposo

Coloca la masa en un recipiente ligeramente engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y déjalo reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Paso 4: Estirado de la masa

Una vez que la masa haya reposado, colócala sobre una superficie enharinada y estírala con un rodillo hasta obtener el grosor deseado.

Paso 5: Agregar los ingredientes

Coloca la masa estirada en una bandeja para pizza previamente engrasada. Extiende la salsa de tomate sobre la masa y luego agrega el queso mozzarella y el pepperoni. Espolvorea un poco de orégano por encima.

Paso 6: Horneado

Prende el horno a 200 grados Celsius y hornea la pizza durante unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

Paso 7: ¡A disfrutar!

Saca la pizza del horno, déjala enfriar un poco y luego córtala en porciones. ¡Ya puedes disfrutar de una deliciosa pizza en inglés hecha en casa!

Recuerda que puedes personalizar la pizza añadiendo otros ingredientes como champiñones, jamón, pimiento, etc. ¡Diviértete experimentando con diferentes sabores!

Prepara la masa siguiendo las instrucciones

Para comenzar a preparar la pizza en inglés, lo primero que debes hacer es preparar la masa. Sigue las siguientes instrucciones:

  1. En un recipiente grande, mezcla 2 tazas de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo y 1 cucharadita de sal.
  2. Agrega 1 taza de agua tibia y 2 cucharadas de aceite de oliva a la mezcla de harina. Mezcla bien hasta obtener una masa suave y elástica.
  3. Amasa la masa en una superficie enharinada durante unos minutos, luego colócala en un recipiente engrasado y cúbrela con un paño húmedo. Deja reposar la masa durante al menos una hora para que pueda levar.

Una vez que la masa haya leudado, estará lista para ser estirada y convertirse en la base de tu pizza en inglés.

Prepara los ingredientes

Mientras la masa reposa, puedes ir preparando los ingredientes que usarás para tu pizza en inglés. Aquí tienes algunas ideas:

  • Corta en rodajas finas tomates, cebolla y pimientos.
  • Ralla queso mozzarella y queso cheddar para darle un sabor extra a tu pizza.
  • Pica hierbas frescas como albahaca o orégano para agregarles un toque de frescura.
  • Si deseas añadir proteína a tu pizza, puedes utilizar pepperoni, jamon o incluso pollo a la parrilla.

Monta y hornea tu pizza en inglés

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, es hora de montar y hornear tu pizza. Sigue los siguientes pasos:

  1. Estira la masa con un rodillo hasta obtener el grosor deseado.
  2. Coloca la masa estirada en una bandeja para pizza y espolvorea harina en la base para evitar que se pegue.
  3. Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa, dejando un borde libre alrededor.
  4. Agrega los ingredientes que hayas preparado previamente, distribuyéndolos de manera uniforme sobre la salsa de tomate.
  5. Finalmente, espolvorea queso rallado sobre la pizza y agrega las hierbas frescas.
  6. Hornea la pizza a 200°C durante unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso se haya derretido.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza en inglés hecha en casa. ¡Buen provecho!

Extiende la masa en una superficie enharinada

Para empezar a preparar la pizza en inglés, lo primero que debes hacer es extender la masa en una superficie enharinada. Esto ayudará a que la masa no se pegue y sea más fácil de manejar.

Una vez que hayas enharinado la superficie, coloca la masa sobre ella y comienza a estirarla con un rodillo. Asegúrate de que la masa quede bien extendida y tenga un grosor uniforme.

Si prefieres una masa más delgada, puedes seguir estirándola hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que la textura de la masa es importante para obtener una pizza crujiente.

Agrega los ingredientes de tu elección

Una vez que hayas extendido la masa, es hora de agregar los ingredientes de tu elección. Puedes optar por los clásicos como salsa de tomate, queso mozzarella y pepperoni, o puedes ser más creativo y agregar tus ingredientes favoritos.

Recuerda que la pizza en inglés se caracteriza por tener una gran variedad de ingredientes. Puedes agregar pollo, jamón, champiñones, pimientos, cebolla, aceitunas, ¡lo que se te ocurra!

Es importante distribuir los ingredientes de manera uniforme sobre la masa para que cada bocado tenga el mismo sabor. No olvides agregar una generosa cantidad de queso, ¡es la clave para una pizza deliciosa!

Hornea la pizza hasta que esté dorada y crujiente

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, es hora de hornear la pizza. Precalienta el horno a una temperatura alta y coloca la pizza en una bandeja para hornear.

Es importante que el horno esté bien caliente para que la pizza se cocine de manera uniforme y quede dorada y crujiente. El tiempo de cocción puede variar según el grosor de la masa y los ingredientes que hayas agregado.

Una vez que la pizza esté dorada y crujiente, sácala del horno y déjala enfriar un poco antes de cortarla. ¡Y listo! Ya tienes tu pizza en inglés lista para disfrutar.

Agrega la salsa de tomate y los ingredientes deseados a la masa

Una de las claves para preparar una deliciosa pizza en inglés es la elección de la salsa de tomate y los ingredientes que le agregarás. La salsa de tomate es la base de la pizza y le brinda ese sabor característico que todos amamos.

Para comenzar, extiende la masa de pizza en una superficie limpia y enharinada. Puedes utilizar tus manos o un rodillo para darle forma circular a la masa. Una vez que hayas logrado la forma deseada, coloca la masa en una bandeja para horno previamente engrasada.

Ahora es el momento de agregar la salsa de tomate. Puedes utilizar una salsa de tomate casera o una comprada en el supermercado. Es importante asegurarse de cubrir toda la superficie de la masa con una capa delgada de salsa, pero sin excederse para evitar que la pizza se vuelva muy pesada.

Luego, llega el momento de agregar los ingredientes deseados. Puedes optar por ingredientes clásicos como pepperoni, champiñones, cebolla y queso mozzarella. Pero ¡no tengas miedo de ser creativo! Prueba diferentes combinaciones de ingredientes como jamón y piña, pollo y pimientos, o incluso espinacas y queso feta.

Recuerda que los ingredientes deben ser cortados en trozos pequeños para que se distribuyan de manera uniforme sobre la pizza. Además, si utilizas ingredientes que contienen mucho líquido como tomates frescos o champiñones, es recomendable saltearlos ligeramente antes de agregarlos a la pizza para evitar que liberen demasiada humedad.

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, es hora de llevar la pizza al horno precalentado. Cocina la pizza a una temperatura alta, generalmente alrededor de 220°C, durante unos 12-15 minutos o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

¡Y voilà! Ahora solo queda servir tu deliciosa pizza en inglés y disfrutar de su sabor irresistible. Recuerda compartir este momento con amigos o familiares, ¡porque la pizza siempre es mejor cuando se comparte!

Hornea la pizza a la temperatura y tiempo indicados en la receta

La clave para obtener una pizza perfecta está en hornearla a la temperatura y tiempo adecuados. Esto asegurará que la masa esté crujiente por fuera y suave por dentro, y que los ingredientes estén perfectamente cocidos. Sigue estos pasos para hornear tu pizza en inglés y disfrutar de una deliciosa cena:

Paso 1: Precalienta el horno

Antes de comenzar a preparar tu pizza, precalienta el horno a 200 grados Celsius. Esto permitirá que el horno alcance la temperatura ideal para cocinar la pizza de manera uniforme.

Paso 2: Extiende la masa

En una superficie ligeramente enharinada, extiende la masa de pizza en forma circular o rectangular, según tu preferencia. Utiliza un rodillo para estirarla hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que, si prefieres una masa más delgada, deberás estirarla más.

Paso 3: Añade los ingredientes

Una vez que la masa esté lista, colócala sobre una bandeja para hornear previamente engrasada o cubierta con papel para hornear. Añade los ingredientes que desees, como salsa de tomate, queso mozzarella, pepperoni, champiñones, entre otros. No olvides espolvorear un poco de sal y pimienta para realzar el sabor.

Paso 4: Hornea la pizza

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, coloca la bandeja en el horno precalentado y hornea la pizza durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

Paso 5: Sirve y disfruta

Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla. Esto permitirá que los ingredientes se asienten y la pizza sea más fácil de manipular. Luego, córtala en porciones y sírvela caliente. ¡Disfruta de tu pizza casera en inglés!

Retira la pizza del horno y deja que se enfríe un poco antes de cortar y servir

Una vez que la pizza esté dorada y el queso esté derretido, retírala cuidadosamente del horno. Es importante dejar que la pizza se enfríe un poco antes de cortarla y servirla. Esto permitirá que los ingredientes se asienten y que la base de la pizza no esté demasiado caliente al comerla.

Disfruta de tu pizza casera en inglés!

Si te encanta la pizza y quieres aprender a prepararla en inglés, estás en el lugar correcto. En este artículo te enseñaremos una receta fácil y deliciosa para que puedas disfrutar de una pizza casera con un toque internacional.

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina
  • 200 ml de agua
  • 25 gramos de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • Ingredientes adicionales al gusto: pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, etc.

Procedimiento:

  1. En un bowl, mezcla la harina y la sal.
  2. En otro recipiente, disuelve la levadura en agua tibia y déjala reposar durante 10 minutos.
  3. Agrega la levadura disuelta y el aceite de oliva a la mezcla de harina y sal. Amasa hasta obtener una masa suave y elástica.
  4. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.
  5. Prepara una superficie enharinada y estira la masa con un rodillo hasta obtener el grosor deseado.
  6. Coloca la masa en una bandeja para horno y extiende la salsa de tomate sobre ella.
  7. Agrega el queso mozzarella y los ingredientes adicionales al gusto.
  8. Hornea la pizza a 220°C durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.
  9. ¡Retira la pizza del horno y déjala enfriar un poco antes de cortarla y disfrutarla!

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera en inglés. No olvides practicar tu vocabulario culinario mientras preparas esta receta. ¡Bon appétit!

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo tarda en prepararse la masa de la pizza?

La masa de la pizza tarda aproximadamente una hora en fermentar.

¿Qué ingredientes necesito para hacer la salsa de tomate?

Para hacer la salsa de tomate necesitas tomates, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta.

¿Cuánto tiempo se tarda en hornear la pizza en el horno?

La pizza se hornea en el horno durante unos 12-15 minutos a 220°C.

¿Qué tipos de ingredientes puedo agregar a la pizza?

Puedes agregar ingredientes como pepperoni, champiñones, jamón, cebolla, pimientos, queso mozzarella, entre otros.

Relacionado:   Alimentos suaves y nutritivos para después de una extracción dental

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir