Receta fácil: hornea la mejor pizza casera en minutos

La pizza es uno de los platos más populares en el mundo entero. Su deliciosa masa crujiente, el queso derretido y los ingredientes frescos hacen que sea una opción irresistible para cualquier ocasión. Sin embargo, muchas veces nos vemos limitados a pedir pizza a domicilio o comprarla congelada en el supermercado, ya que hacerla en casa puede parecer complicado y llevar mucho tiempo. Pero no te preocupes, en este artículo te enseñaremos una receta fácil y rápida para que puedas hornear la mejor pizza casera en minutos.

En este artículo aprenderás:

- Los ingredientes necesarios para hacer la masa y la salsa de pizza.

- Los pasos detallados para preparar la masa y la salsa.

- Consejos y trucos para obtener una pizza perfecta.

- Ideas de ingredientes y combinaciones para personalizar tu pizza.

- El tiempo y la temperatura de cocción adecuados para obtener los mejores resultados.

📖 Índice de contenidos
  1. Preparar la masa de pizza casera con harina, agua, levadura y sal
  2. Dejar reposar la masa
  3. Formar la base de la pizza
  4. Amasar la masa hasta obtener una consistencia elástica y dejar reposar durante 1 hora
  5. Preparar la salsa y los ingredientes
  6. Estirar la masa y hornear la pizza
  7. Extender la masa en una bandeja de horno previamente engrasada
  8. Untar salsa de tomate sobre la masa extendida
    1. Agregar los ingredientes de tu elección
    2. Esparcir generosamente el queso rallado
    3. Hornear la pizza hasta que esté dorada y crujiente
  9. Agregar los ingredientes deseados, como queso, pepperoni, champiñones, etc
    1. Paso 1: Prepara la masa
    2. Paso 2: Extiende la masa
    3. Paso 3: Agrega los ingredientes
    4. Paso 4: Hornea la pizza
    5. Paso 5: Disfruta de tu pizza casera
  10. Espolvorear con especias como orégano, albahaca y ajo en polvo
  11. Precalentar el horno a 220°C
    1. Ingredientes necesarios:
    2. Paso a paso:
  12. Hornear la pizza durante 12-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente
    1. Ingredientes necesarios:
  13. Retirar del horno y dejar enfriar durante unos minutos antes de cortar y servir
  14. ¡Disfrutar de la mejor pizza casera en minutos!
    1. Ingredientes:
  15. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo tarda en hornearse la pizza casera?
    2. 2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer la pizza casera?
    3. 3. ¿Necesito algún equipo especial para hornear la pizza?
    4. 4. ¿Puedo hacer la masa de pizza casera sin una máquina para amasar?

Preparar la masa de pizza casera con harina, agua, levadura y sal

Para preparar la masa de pizza casera, necesitarás pocos ingredientes básicos: harina, agua, levadura y sal. Esta receta es muy fácil de hacer y en pocos minutos podrás tener una deliciosa pizza lista para hornear.

Para empezar, en un recipiente grande, mezcla 2 tazas de harina con 1 cucharadita de sal. Puedes utilizar harina de trigo común o también puedes probar con harina de trigo integral si prefieres una opción más saludable.

A continuación, en otro recipiente aparte, disuelve 7 gramos de levadura en 1 taza de agua tibia. Asegúrate de que el agua esté a una temperatura adecuada para activar la levadura, alrededor de 37 grados Celsius.

Una vez que la levadura esté disuelta, vierte la mezcla de agua y levadura en el recipiente con la harina y sal. Mezcla todo con una cuchara o con tus manos hasta formar una masa homogénea.

Amasa la masa en una superficie enharinada durante unos 5 minutos, hasta que esté suave y elástica. Si la masa se pega demasiado a tus manos, puedes agregar un poco más de harina.

Dejar reposar la masa

Una vez que hayas amasado la masa, colócala en un recipiente ligeramente engrasado con aceite. Cubre el recipiente con un paño de cocina limpio y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Formar la base de la pizza

Después de que la masa haya reposado, colócala en una superficie enharinada y amásala brevemente para quitar el exceso de aire. Luego, divídela en dos partes iguales si quieres hacer dos pizzas pequeñas o déjala entera si prefieres una pizza grande.

Estira cada porción de masa con un rodillo hasta obtener la forma y el grosor deseados. Si te gusta la pizza fina y crujiente, estírala más fina. Si prefieres una pizza más gruesa y esponjosa, déjala un poco más gruesa.

Una vez que hayas dado forma a la base de la pizza, colócala en una bandeja de horno previamente engrasada o forrada con papel de horno.

Amasar la masa hasta obtener una consistencia elástica y dejar reposar durante 1 hora

Para comenzar a preparar la mejor pizza casera, lo primero que debes hacer es amasar la masa. En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina con 10 gramos de sal y 7 gramos de levadura seca. Añade 300 ml de agua tibia y comienza a mezclar con tus manos hasta obtener una masa pegajosa.

Cuando la masa esté un poco más manejable, transfiérela a una superficie enharinada y comienza a amasar durante aproximadamente 10 minutos. Es importante amasar con fuerza para desarrollar el gluten y obtener una masa elástica.

Una vez que la masa esté suave y elástica, forma una bola y colócala en un recipiente ligeramente engrasado. Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar durante 1 hora en un lugar cálido. Durante este tiempo, la masa deberá duplicar su tamaño.

Preparar la salsa y los ingredientes

Mientras la masa reposa, puedes aprovechar para preparar la salsa de tomate y los ingredientes que utilizarás para tu pizza casera. Para la salsa de tomate, simplemente mezcla 1 lata de tomate triturado con 1 cucharadita de orégano, 1 cucharadita de albahaca, 1 cucharadita de azúcar, sal y pimienta al gusto. Puedes añadir otros condimentos y especias según tu preferencia.

En cuanto a los ingredientes, puedes utilizar queso mozzarella rallado, jamon, chorizo, pimientos, cebolla, aceitunas y cualquier otro ingrediente que desees agregar a tu pizza casera.

Estirar la masa y hornear la pizza

Una vez que la masa haya reposado durante 1 hora, es hora de estirarla y hornear la pizza. Precalienta el horno a 220 grados Celsius.

Transfiere la masa a una superficie enharinada y comienza a estirarla con un rodillo hasta obtener el grosor deseado. Si prefieres una pizza más gruesa, déjala un poco más gruesa. Si prefieres una pizza más delgada y crujiente, estírala más fino.

Coloca la masa estirada en una bandeja para pizza o en una piedra para pizza previamente calentada en el horno. Extiende la salsa de tomate sobre la masa y añade los ingredientes que hayas elegido.

Hornea la pizza durante 10-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. Una vez lista, retira del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de la mejor pizza casera que has horneado en minutos. Sirve caliente y acompáñala con una ensalada fresca y una bebida refrescante.

Extender la masa en una bandeja de horno previamente engrasada

Para empezar a preparar nuestra deliciosa pizza casera, lo primero que debemos hacer es extender la masa en una bandeja de horno previamente engrasada. Esto nos permitirá que la masa se cocine de manera uniforme y no se pegue al molde.

Untar salsa de tomate sobre la masa extendida

Para comenzar a preparar la mejor pizza casera en minutos, lo primero que debes hacer es extender la masa sobre una superficie limpia y enharinada.

Una vez que hayas extendido la masa, es hora de untar generosamente la salsa de tomate sobre ella. Puedes utilizar una cuchara o una espátula para asegurarte de que la salsa se distribuya de manera uniforme.

Agregar los ingredientes de tu elección

Después de untar la salsa de tomate, es el momento de agregar los ingredientes que más te gusten. Puedes optar por los clásicos como el queso mozzarella, el pepperoni y los champiñones, o ser más aventurero y probar combinaciones como la piña y el jamón.

Recuerda que la clave para una pizza deliciosa es utilizar ingredientes frescos y de calidad. Así que asegúrate de elegir tus ingredientes con cuidado y cortarlos en trozos o rebanadas del tamaño adecuado.

Esparcir generosamente el queso rallado

Después de agregar los ingredientes, llega el momento de esparcir generosamente el queso rallado sobre la pizza. Puedes usar queso mozzarella, queso cheddar o una combinación de ambos, dependiendo de tus preferencias.

Recuerda que el queso es uno de los ingredientes más importantes de la pizza, así que no escatimes en cantidad. Cuanto más queso agregues, más deliciosa será tu pizza.

Hornear la pizza hasta que esté dorada y crujiente

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, es hora de hornear la pizza. Precalienta el horno a la temperatura recomendada y coloca la pizza en la rejilla central.

El tiempo de cocción puede variar dependiendo de tu horno y de los ingredientes que hayas utilizado, pero en general, la pizza debería estar lista en unos 10-15 minutos. Mantén un ojo en ella y retírala del horno cuando esté dorada y crujiente.

Deja que la pizza repose durante unos minutos antes de cortarla y servirla. Esto permitirá que los sabores se asienten y que la pizza sea más fácil de manejar.

¡Y eso es todo! Siguiendo estos sencillos pasos, podrás hornear la mejor pizza casera en minutos. Así que no esperes más y pon manos a la obra. ¡Buen provecho!

Agregar los ingredientes deseados, como queso, pepperoni, champiñones, etc

Si estás buscando una receta fácil y deliciosa para hacer pizza casera, estás en el lugar indicado. Con unos simples pasos y algunos ingredientes básicos, podrás hornear la mejor pizza en minutos. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo!

Paso 1: Prepara la masa

Lo primero que necesitas hacer es preparar la masa de la pizza. Puedes comprar una masa prehecha en el supermercado o hacerla tú mismo. Si decides hacerla tú mismo, mezcla en un tazón 250 gramos de harina, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de levadura seca. Agrega poco a poco 150 ml de agua tibia y amasa hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 2: Extiende la masa

Una vez que hayas preparado la masa, es hora de extenderla. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y usa un rodillo para estirar la masa hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que puedes hacer una pizza fina o más gruesa, dependiendo de tus preferencias.

Paso 3: Agrega los ingredientes

Ahora viene la parte divertida: agregar los ingredientes a tu pizza. Puedes elegir los ingredientes que más te gusten, como queso, pepperoni, champiñones, aceitunas, tomates, etc. Si deseas, puedes usar una salsa de tomate como base antes de agregar los ingredientes. ¡Sé creativo!

Paso 4: Hornea la pizza

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, precalienta el horno a 200 grados Celsius. Coloca la pizza en una bandeja para hornear y luego métela en el horno durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y los ingredientes estén bien cocidos.

Paso 5: Disfruta de tu pizza casera

¡Y listo! Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y déjala enfriar por unos minutos antes de cortarla en porciones. Sirve caliente y disfruta de tu deliciosa pizza casera. ¡Buen provecho!

Espolvorear con especias como orégano, albahaca y ajo en polvo

Para darle un toque extra de sabor a tu pizza casera, es importante agregar especias como orégano, albahaca y ajo en polvo. Estas especias le darán un aroma delicioso y realzarán el sabor de los demás ingredientes.

Precalentar el horno a 220°C

Para obtener los mejores resultados al hornear tu pizza casera, es importante precalentar el horno a una temperatura adecuada. En este caso, te recomendamos precalentar el horno a 220°C.

Ingredientes necesarios:

  • 250 gramos de harina
  • 5 gramos de levadura
  • 150 ml de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales al gusto (jamón, champiñones, etc.)

Antes de comenzar a preparar la masa, asegúrate de tener todos los ingredientes a mano. Esto te facilitará el proceso y evitará que tengas que interrumpir la preparación para buscar algo que te falte.

Paso a paso:

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura y la sal.
  2. Añade el agua tibia y el aceite de oliva a la mezcla, y revuelve con una cuchara de madera hasta obtener una masa pegajosa.
  3. Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante unos minutos, hasta que se vuelva elástica y suave.
  4. Coloca la masa en un recipiente ligeramente engrasado, cubre con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.
  5. Una vez que la masa haya reposado, precalienta el horno a 220°C.
  6. Divide la masa en dos partes iguales y estíralas sobre una superficie enharinada hasta obtener el grosor y la forma deseados.
  7. Coloca la masa estirada en una bandeja para horno y extiende una capa de salsa de tomate sobre ella.
  8. Agrega el queso mozzarella rallado y los ingredientes adicionales que desees.
  9. Lleva la pizza al horno precalentado y hornea durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.
  10. Retira la pizza del horno, deja enfriar un poco y ¡disfruta de tu pizza casera recién horneada!

Con esta receta fácil y sencilla, podrás disfrutar de una deliciosa pizza casera en pocos minutos. ¡No dudes en experimentar con diferentes ingredientes y sabores para personalizar tu pizza perfecta!

Hornear la pizza durante 12-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente

Para disfrutar de una deliciosa pizza casera en pocos minutos, solo necesitas algunos ingredientes básicos y un poco de creatividad. Aquí te presentamos una receta fácil para que puedas hornear la mejor pizza en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes necesarios:

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 5 gramos de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 200 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales al gusto: pepperoni, champiñones, jamón, aceitunas, etc.
  • Orégano y albahaca para condimentar

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura seca y la sal. Añade gradualmente el agua tibia y el aceite de oliva mientras mezclas con una cuchara de madera. Amasa la mezcla hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 2: Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.

Paso 3: Precalienta el horno a 220°C.

Paso 4: Después de que la masa haya reposado, espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y coloca la masa encima. Con un rodillo, extiende la masa hasta obtener el grosor deseado.

Paso 5: Coloca la masa extendida en una bandeja para hornear previamente engrasada o cubierta con papel de hornear.

Paso 6: Extiende la salsa de tomate sobre la masa, dejando un borde libre alrededor. Añade el queso mozzarella rallado y los ingredientes adicionales de tu elección. Espolvorea con orégano y albahaca para darle sabor.

Paso 7: Hornea la pizza durante 12-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. ¡No te olvides de vigilarla para que no se queme!

Paso 8: Una vez que la pizza esté lista, sácala del horno y déjala enfriar ligeramente antes de cortarla en porciones. Sirve caliente y disfruta de tu deliciosa pizza casera.

Con esta receta fácil, podrás sorprender a tu familia y amigos con una pizza casera deliciosa y personalizada. ¡Experimenta con diferentes ingredientes y sabores para crear la pizza perfecta según tus gustos!

Retirar del horno y dejar enfriar durante unos minutos antes de cortar y servir

Una vez que hayas horneado tu deliciosa pizza casera, es importante retirarla del horno y dejarla enfriar durante unos minutos antes de cortar y servir. Este paso es crucial para asegurarte de que la pizza esté lista para comer y para evitar quemarte al manipularla.

El enfriamiento de la pizza permite que los ingredientes se asienten y se mezclen, lo que mejora el sabor general. Además, al dejar que la pizza se enfríe un poco, evitarás que el queso y los demás toppings se deslicen por todos lados al cortarla.

Para enfriar la pizza, simplemente sácala del horno con cuidado utilizando guantes de cocina o un utensilio adecuado. Colócala sobre una rejilla o una tabla de cortar para que el aire pueda circular alrededor de ella y ayudar a que se enfríe de manera uniforme.

Es importante resistirse a la tentación de cortar y servir la pizza de inmediato, ya que los ingredientes estarán muy calientes y podrías quemarte. Además, al dejar que la pizza repose durante unos minutos, los sabores tendrán la oportunidad de intensificarse y se complementarán entre sí.

Una vez que la pizza haya enfriado lo suficiente, puedes cortarla en porciones del tamaño deseado y servirla. Puedes utilizar un cuchillo afilado o una cortapizzas para obtener rebanadas limpias y perfectas. ¡Y no olvides tener a mano servilletas o papel absorbente para limpiar cualquier queso derretido o salsa que pueda gotear!

¡Disfrutar de la mejor pizza casera en minutos!

¿Qué hay mejor que una deliciosa pizza casera para disfrutar en casa? Si eres amante de la pizza, pero no quieres salir de casa o simplemente quieres probar algo nuevo, te traemos una receta súper fácil para que hornees la mejor pizza casera en minutos.

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 180 ml de agua tibia
  • 10 gramos de levadura
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales a tu elección: jamón, champiñones, aceitunas, etc.

Paso 1: En un recipiente, disolver la levadura en el agua tibia y dejar reposar durante 5 minutos.

Paso 2: En otro recipiente, mezclar la harina y la sal. Hacer un hueco en el centro y agregar la levadura disuelta y el aceite de oliva. Mezclar bien hasta obtener una masa homogénea.

Paso 3: Amasar la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica. Si es necesario, agregar un poco más de harina para evitar que se pegue.

Paso 4: Cubrir la masa con un paño húmedo y dejar reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.

Paso 5: Precalentar el horno a 220°C.

Paso 6: Dividir la masa en dos partes iguales y estirar cada una en forma de círculo sobre una superficie enharinada.

Paso 7: Colocar las bases de pizza en una bandeja para horno previamente engrasada.

Paso 8: Cubrir cada base de pizza con salsa de tomate y esparcir generosamente el queso mozzarella rallado.

Paso 9: Agregar los ingredientes adicionales de tu elección.

Paso 10: Hornear durante 15-20 minutos o hasta que la pizza esté dorada y el queso esté burbujeante.

Paso 11: Sacar del horno, dejar enfriar un poco y ¡disfrutar de la mejor pizza casera en minutos!

Con esta receta fácil, podrás sorprender a tus amigos y familiares con una deliciosa pizza casera. ¡No hay nada mejor que el sabor de una pizza recién horneada en casa!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo tarda en hornearse la pizza casera?

Por lo general, toma alrededor de 10-15 minutos en el horno precalentado a 220°C.

2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer la pizza casera?

Los ingredientes básicos son: masa de pizza, salsa de tomate, queso mozzarella y los toppings de tu elección (jamón, champiñones, pepperoni, etc.).

3. ¿Necesito algún equipo especial para hornear la pizza?

Lo ideal es tener una piedra para pizza o una bandeja para hornear perforada, pero si no tienes, puedes usar una bandeja para hornear normal.

4. ¿Puedo hacer la masa de pizza casera sin una máquina para amasar?

Sí, puedes hacerla a mano mezclando los ingredientes en un tazón grande y amasando durante unos minutos hasta obtener una masa suave y elástica.

Relacionado:   Descubre cómo hacer 100 gramos de pizza deliciosa en casa

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir