Receta fácil de pizza de jamón y queso con los mejores ingredientes

La pizza es uno de los platos más populares en todo el mundo. Su origen se remonta a la antigua Roma, pero fue en Italia donde se perfeccionó y se convirtió en uno de los símbolos culinarios más reconocidos. Hoy en día, la pizza se ha convertido en una comida versátil que se puede adaptar a diferentes gustos y preferencias.

Te presentamos una receta fácil y deliciosa de pizza de jamón y queso. Utilizaremos los mejores ingredientes para garantizar un sabor irresistible. Aprenderás a hacer la masa casera, a preparar la salsa de tomate y a elegir los quesos y el jamón adecuados. Además, te daremos algunos consejos para lograr una pizza perfectamente dorada y crujiente. ¡Prepárate para disfrutar de una pizza casera de calidad restaurante en la comodidad de tu hogar!

📖 Índice de contenidos
  1. Usa masa de pizza prehecha para ahorrar tiempo en la preparación
    1. Ingredientes necesarios:
  2. Extiende la masa en una bandeja para hornear y cubre con salsa de tomate
    1. Agrega el jamón y el queso
    2. Añade tus ingredientes favoritos
    3. Hornea la pizza hasta que esté dorada y crujiente
  3. Añade generosas capas de queso mozzarella y jamón cortado en trozos
    1. Ingredientes:
  4. Agrega tus ingredientes favoritos como champiñones, cebolla y pimientos
  5. Hornea a 200 grados Celsius durante 15-20 minutos o hasta que esté dorada
  6. Saca del horno y deja reposar por unos minutos antes de cortar y servir
  7. Disfruta de una deliciosa pizza casera con todo el sabor y calidad de los ingredientes que elijas
  8. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la pizza?
    2. 2. ¿Cuántas porciones salen con esta receta?
    3. 3. ¿Puedo utilizar otro tipo de queso en lugar del queso mozzarella?
    4. 4. ¿Puedo agregar otros ingredientes a la pizza?

Usa masa de pizza prehecha para ahorrar tiempo en la preparación

Si estás buscando una forma rápida y sencilla de preparar una deliciosa pizza de jamón y queso, te recomendamos utilizar masa de pizza prehecha. Esto te ayudará a ahorrar tiempo en la preparación y te permitirá disfrutar de esta deliciosa receta en menos tiempo.

Ingredientes necesarios:

  • Masa de pizza prehecha
  • Salsa de tomate
  • Jamón
  • Queso mozzarella
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para comenzar, precalienta el horno a 200 grados Celsius. Mientras tanto, extiende la masa de pizza prehecha sobre una bandeja para horno previamente engrasada. Si deseas una base más crujiente, puedes espolvorear un poco de harina en la bandeja antes de colocar la masa.

Ahora, esparce una capa generosa de salsa de tomate sobre la masa de pizza. Asegúrate de cubrir toda la superficie de manera uniforme.

Luego, coloca las lonchas de jamón sobre la salsa de tomate. Puedes utilizar la cantidad de jamón que desees, dependiendo de tu preferencia. Si te gusta el jamón más jugoso, puedes agregar un poco de aceite de oliva por encima.

A continuación, esparce el queso mozzarella rallado sobre el jamón. Puedes utilizar la cantidad de queso que prefieras, pero te recomendamos usar una cantidad generosa para obtener una pizza bien cubierta y sabrosa.

Finalmente, espolvorea un poco de orégano y sal por encima de la pizza. Esto le dará un toque de sabor extra y realzará los sabores de los demás ingredientes.

Lleva la pizza al horno precalentado y déjala hornear durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

Una vez lista, retira la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla en porciones. Esto ayudará a que los ingredientes se asienten y la pizza sea más fácil de manejar.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera de jamón y queso, preparada de manera rápida y fácil. Acompáñala con una ensalada fresca o disfrútala por sí sola. ¡Buen provecho!

Extiende la masa en una bandeja para hornear y cubre con salsa de tomate

Para empezar, extiende la masa de pizza en una bandeja para hornear, asegurándote de que quede uniforme en toda la superficie. Puedes utilizar masa de pizza comprada o hacerla casera, según tu preferencia.

Una vez que la masa esté lista, es hora de agregar la salsa de tomate. Cubre la masa con una capa generosa de salsa de tomate, asegurándote de cubrir toda la superficie de manera uniforme. Puedes utilizar una cuchara o una espátula para esparcir la salsa de manera uniforme.

Agrega el jamón y el queso

El siguiente paso es agregar el jamón y el queso. Puedes utilizar jamón cocido o jamón serrano, según tu preferencia. Corta el jamón en trozos pequeños y distribúyelo de manera uniforme sobre la salsa de tomate. A continuación, añade el queso rallado encima del jamón. Puedes utilizar queso mozzarella, queso cheddar o cualquier otro queso de tu elección.

Añade tus ingredientes favoritos

Una vez que hayas agregado el jamón y el queso, puedes añadir tus ingredientes favoritos para darle un toque personal a tu pizza. Puedes agregar rodajas de tomate, champiñones, pimientos, cebolla, aceitunas, o cualquier otro ingrediente que te guste. Es importante distribuir los ingredientes de manera uniforme para que cada porción tenga un poco de todo.

Hornea la pizza hasta que esté dorada y crujiente

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, es hora de hornear la pizza. Precalienta el horno a una temperatura de 200 grados Celsius y coloca la bandeja con la pizza en el horno. Hornea la pizza durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente, y el queso esté derretido y burbujeante.

Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y déjala enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones. ¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera de jamón y queso con los mejores ingredientes.

Añade generosas capas de queso mozzarella y jamón cortado en trozos

Para hacer una deliciosa pizza de jamón y queso, necesitarás los mejores ingredientes para garantizar un sabor auténtico y una textura perfecta. En esta receta fácil, te mostraré cómo hacer una pizza casera con generosas capas de queso mozzarella y jamón cortado en trozos.

La base de la pizza es fundamental para obtener un resultado perfecto. Puedes optar por hacer tu propia masa de pizza o utilizar una base prehecha de calidad. Si decides hacer tu propia masa, asegúrate de seguir las instrucciones y dejarla reposar el tiempo necesario para que fermente adecuadamente.

Una vez que tengas la masa lista, extiéndela en una bandeja para pizza previamente enharinada. Asegúrate de que tenga el grosor deseado y que esté bien estirada para evitar que se formen burbujas de aire durante la cocción.

Ingredientes:

  • Masa de pizza o base prehecha
  • Tomate frito
  • Queso mozzarella
  • Jamón cortado en trozos
  • Orégano
  • Aceite de oliva

Una vez que tengas la masa extendida, esparce una capa de tomate frito sobre la superficie. Utiliza la cantidad deseada para darle un sabor jugoso a la pizza.

A continuación, añade generosas capas de queso mozzarella sobre el tomate frito. Asegúrate de cubrir toda la superficie para obtener una pizza bien cargada de queso.

Finalmente, coloca el jamón cortado en trozos sobre el queso. Puedes distribuirlo de manera uniforme o concentrarlo en ciertas áreas si prefieres un sabor más intenso en algunas partes de la pizza.

Esparce un poco de orégano por encima para darle un toque de sabor extra y rocía un poco de aceite de oliva sobre la pizza para ayudar a dorarla durante la cocción.

Una vez que hayas añadido todos los ingredientes, precalienta tu horno a la temperatura indicada en las instrucciones de la masa de pizza o base prehecha que estés utilizando.

Coloca la pizza en el horno y déjala cocinar hasta que la masa esté dorada y crujiente, y el queso esté derretido y burbujeante. El tiempo de cocción puede variar dependiendo de la temperatura del horno y el grosor de la masa, así que asegúrate de estar pendiente y ajustar el tiempo si es necesario.

Una vez que la pizza esté lista, sácala del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla en porciones. Esto permitirá que los ingredientes se asienten y la pizza sea más fácil de manejar.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera de jamón y queso con los mejores ingredientes. Sirve caliente y acompaña con tu bebida favorita. ¡Buen provecho!

Agrega tus ingredientes favoritos como champiñones, cebolla y pimientos

Si eres amante de la pizza, esta receta fácil de pizza de jamón y queso te encantará. Lo mejor de todo es que puedes agregar tus ingredientes favoritos para personalizarla a tu gusto. En esta receta, te sugerimos añadir champiñones, cebolla y pimientos para darle un toque extra de sabor.

Para empezar, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Masa para pizza
  • Salsa de tomate
  • Jamón
  • Queso mozzarella
  • Champiñones
  • Cebolla
  • Pimientos

Una vez que tengas todos los ingredientes, puedes comenzar a preparar tu pizza. Sigue estos pasos:

  1. Enharina una superficie plana y extiende la masa de pizza con un rodillo hasta lograr el grosor deseado.
  2. Coloca la masa extendida en una bandeja para horno y precalienta el horno a 200°C.
  3. Unta la salsa de tomate sobre la masa, asegurándote de cubrir toda la superficie.
  4. Añade el jamón en trozos pequeños y esparce el queso mozzarella rallado de manera uniforme.
  5. Pica los champiñones, la cebolla y los pimientos en rodajas delgadas y distribúyelos sobre la pizza.
  6. Lleva la pizza al horno precalentado y hornea durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso completamente derretido.
  7. Saca la pizza del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla en porciones.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con los ingredientes que más te gusten. Puedes servirla como plato principal o compartirla en una reunión con amigos o familiares. Atrévete a probar diferentes combinaciones de ingredientes y encontrar tu versión perfecta de pizza de jamón y queso.

Hornea a 200 grados Celsius durante 15-20 minutos o hasta que esté dorada

Para preparar esta deliciosa pizza de jamón y queso, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura
  • 125 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • 150 gramos de jamón en lonchas
  • Orégano al gusto

Para empezar, en un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y la levadura. Añade el agua tibia y el aceite de oliva. Mezcla todo hasta obtener una masa suave y elástica. Cubre el recipiente con un paño y deja que la masa repose durante 1 hora para que fermente.

Precalienta el horno a 200 grados Celsius.

Una vez que la masa haya fermentado, espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y extiende la masa con la ayuda de un rodillo hasta obtener el tamaño deseado de tu pizza. Coloca la masa extendida en una bandeja para horno previamente engrasada.

Vierte la salsa de tomate sobre la masa y extiéndela de manera uniforme. Luego, cubre la salsa con el queso mozzarella rallado y distribuye las lonchas de jamón por encima. Espolvorea un poco de orégano para darle un toque extra de sabor.

Mete la bandeja con la pizza en el horno precalentado y hornea durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

Una vez lista, saca la pizza del horno y deja que se enfríe un poco antes de cortarla en porciones y disfrutarla con tus seres queridos. ¡Buen provecho!

Saca del horno y deja reposar por unos minutos antes de cortar y servir

Una vez que la pizza esté lista, es importante sacarla del horno y dejarla reposar por unos minutos antes de cortar y servir. Este paso es crucial para asegurarnos de que la pizza esté en su punto ideal y que los ingredientes se asienten correctamente.

Al sacar la pizza del horno, es recomendable utilizar guantes o agarraderas para evitar quemaduras. Coloca la pizza en una superficie plana y resistente al calor, como una tabla de cortar o una rejilla de enfriamiento.

Dejar reposar la pizza es fundamental para que los sabores se mezclen y se intensifiquen. Durante este tiempo de reposo, los ingredientes continuarán cocinándose ligeramente con el calor residual y los sabores se fusionarán aún más.

Es importante resistirse a la tentación de cortar y servir la pizza inmediatamente después de sacarla del horno. Si lo haces, es probable que los ingredientes se deslicen y se desordenen, haciendo que la pizza no se vea tan apetitosa como debería.

Para obtener los mejores resultados, deja reposar la pizza durante al menos 5 minutos. Este tiempo es suficiente para que la pizza se enfríe ligeramente y se asiente, pero no tanto como para que se enfríe por completo.

Una vez que la pizza haya reposado, puedes cortarla en porciones y servirla. Utiliza un cuchillo afilado o una cortapizzas para obtener cortes limpios y precisos. Si deseas una presentación más elegante, puedes usar una espátula para transferir las porciones de pizza a los platos de servir.

Recuerda que aunque sea difícil resistirse a la tentación de probar la pizza de inmediato, el tiempo de reposo es esencial para obtener una pizza perfecta. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza de jamón y queso con los mejores ingredientes!

Disfruta de una deliciosa pizza casera con todo el sabor y calidad de los ingredientes que elijas

Si eres amante de la pizza, no hay nada mejor que prepararla en casa con los ingredientes de tu elección. En esta receta, te enseñaremos cómo hacer una pizza de jamón y queso con los mejores ingredientes, para que disfrutes de todo su sabor y calidad.

La clave para una buena pizza casera está en utilizar ingredientes frescos y de buena calidad. Para la masa, necesitarás:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 300 ml de agua tibia
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal

Para el relleno de la pizza, necesitarás:

  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • 150 gramos de jamón
  • Tomate frito
  • Orégano
  • Sal y pimienta al gusto

Para empezar, disuelve la levadura y el azúcar en el agua tibia. Deja reposar por 10 minutos hasta que la levadura esté activada. En un recipiente aparte, mezcla la harina y la sal. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura activada. Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea. Amasa durante 5 minutos y deja reposar en un lugar cálido durante 1 hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Una vez que la masa ha reposado, precalienta el horno a 200°C. Divide la masa en dos y estírala con un rodillo hasta obtener dos bases de pizza delgadas. Coloca las bases de pizza en una bandeja para horno y extiende el tomate frito sobre ellas.

A continuación, esparce el queso mozzarella rallado sobre las bases de pizza y distribuye el jamón por encima. Sazona con sal, pimienta y orégano al gusto. Lleva la pizza al horno precalentado y hornea durante 15-20 minutos, o hasta que el queso esté derretido y la masa esté dorada.

Saca la pizza del horno y deja reposar durante unos minutos antes de cortarla en porciones. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera de jamón y queso, con todos los ingredientes que más te gusten.

Esta receta es muy versátil, puedes agregarle otros ingredientes como champiñones, aceitunas o pimientos, según tus preferencias. Además, puedes experimentar con diferentes tipos de quesos para darle un toque especial a tu pizza.

¡Anímate a preparar tu propia pizza casera y sorprende a tus familiares y amigos con todo el sabor y calidad de los ingredientes que elijas!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la pizza?

El tiempo de preparación de la pizza es de aproximadamente 30 minutos.

2. ¿Cuántas porciones salen con esta receta?

Esta receta de pizza de jamón y queso rinde para 4 porciones.

3. ¿Puedo utilizar otro tipo de queso en lugar del queso mozzarella?

Sí, puedes utilizar cualquier tipo de queso que te guste para hacer la pizza.

4. ¿Puedo agregar otros ingredientes a la pizza?

Sí, puedes añadir ingredientes adicionales como champiñones, aceitunas o pimientos si lo deseas.

Relacionado:   Pizza casera deliciosa con masa congelada: consejos y recetas

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir