Receta fácil: cómo hacer pizza con rúcula en casa

La pizza es uno de los platillos más populares y deliciosos de la gastronomía italiana. Su versatilidad permite que se puedan crear infinidad de combinaciones de sabores y toppings. Una de las variantes más populares en la actualidad es la pizza con rúcula, que combina los sabores intensos de esta hoja verde con el queso derretido y los ingredientes tradicionales de la pizza.

En este artículo te enseñaremos cómo hacer una pizza con rúcula en casa de forma fácil y rápida. Te daremos todos los pasos necesarios, desde la preparación de la masa hasta la elección de los ingredientes y el horneado. Además, te daremos algunos consejos para lograr una pizza perfecta y te contaremos algunas variantes de esta receta para que puedas probar diferentes combinaciones de sabores.

📖 Índice de contenidos
  1. Elije una masa de pizza prehecha o hazla tú mismo
  2. Agrega los ingredientes y hornea
  3. Extiende la masa sobre una bandeja para hornear
    1. Prepara los ingredientes para la pizza
    2. Arma la pizza con rúcula
    3. Hornea la pizza hasta que esté dorada y crujiente
  4. Cubre la masa con salsa de tomate
  5. Agrega queso mozzarella rallado sobre la salsa
  6. Añade rúcula fresca sobre el queso
    1. Ingredientes:
  7. Opcional: agregar otros ingredientes como aceitunas o tomates cherry
  8. Hornea la pizza a temperatura alta hasta que esté dorada y crujiente
    1. Ingredientes:
  9. ¡Disfruta tu pizza casera con rúcula!
    1. Ingredientes:
  10. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Qué ingredientes necesito para hacer pizza con rúcula en casa?
    2. 2. ¿Cómo hago la masa de pizza?
    3. 3. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar la pizza en el horno?
    4. 4. ¿Cuándo debo agregar la rúcula a la pizza?

Elije una masa de pizza prehecha o hazla tú mismo

Si quieres hacer una pizza casera con rúcula, lo primero que debes hacer es elegir una masa de pizza prehecha o hacerla tú mismo. Puedes encontrar masas de pizza prehechas en el supermercado o puedes optar por hacerla desde cero.

Si decides hacer tu propia masa de pizza, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 200 ml de agua tibia

En un recipiente, mezcla la harina, la sal, el azúcar y la levadura seca. Agrega el agua tibia poco a poco y amasa hasta obtener una masa suave y elástica. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Una vez que tengas la masa lista, estírala sobre una superficie enharinada hasta obtener el tamaño y grosor deseado para tu pizza. Si quieres una pizza más fina, estírala más; si prefieres una pizza más gruesa, déjala más gruesa. ¡Tú decides!

Agrega los ingredientes y hornea

Una vez que tengas la masa lista, es hora de agregar los ingredientes. Para una pizza con rúcula, necesitarás los siguientes ingredientes adicionales:

  • Salsa de tomate
  • Mozzarella rallada
  • Rúcula fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa de pizza y espolvorea mozzarella rallada por encima. Añade la rúcula fresca y sazona con sal y pimienta al gusto. Rocía un poco de aceite de oliva por encima para darle un sabor extra.

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, precalienta el horno a 220°C y coloca la pizza en una bandeja de horno. Hornea durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con rúcula. Puedes cortarla en porciones y servirla caliente. ¡Buen provecho!

Extiende la masa sobre una bandeja para hornear

Para comenzar a hacer la pizza con rúcula en casa, lo primero que debes hacer es extender la masa sobre una bandeja para hornear. Puedes utilizar masa de pizza comprada en el supermercado o si te animas, preparar tu propia masa casera siguiendo una receta básica.

Prepara los ingredientes para la pizza

Mientras la masa reposa, es momento de preparar los ingredientes para tu pizza. Necesitarás tomate triturado o salsa de tomate, queso mozzarella rallado, rúcula fresca y opcionalmente puedes añadir otros ingredientes como aceitunas, champiñones o jamon.

Arma la pizza con rúcula

Una vez que tienes todos los ingredientes listos, es hora de armar la pizza. Extiende una capa generosa de salsa de tomate sobre la masa extendida, asegurándote de cubrir toda la superficie. Luego, esparce el queso mozzarella rallado de manera uniforme por encima.

Ahora, es momento de agregar los ingredientes extras que hayas elegido. Si los utilizas, distribúyelos de forma equitativa por encima de la pizza. Finalmente, esparce un puñado de rúcula fresca por toda la pizza. La rúcula no necesita ser cocinada, así que puedes agregarla cruda.

Hornea la pizza hasta que esté dorada y crujiente

Una vez que tienes la pizza armada con todos los ingredientes, es hora de hornearla. Precalienta el horno a la temperatura indicada en la receta de la masa o a unos 200 grados Celsius. Coloca la bandeja con la pizza en el horno y hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente y el queso esté derretido.

Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla y servirla. ¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con rúcula en la comodidad de tu hogar.

Cubre la masa con salsa de tomate

Para comenzar a preparar tu pizza con rúcula en casa, lo primero que debes hacer es cubrir la masa con salsa de tomate. Puedes utilizar una salsa comercial o prepararla tú mismo/a con tomates frescos, aceite de oliva, ajo y especias al gusto. Asegúrate de distribuir la salsa de manera uniforme sobre toda la superficie de la masa.

Agrega queso mozzarella rallado sobre la salsa

Para hacer una deliciosa pizza con rúcula en casa, lo primero que debes hacer es agregar queso mozzarella rallado sobre la salsa de tomate. Este queso le dará a tu pizza ese sabor y textura irresistibles.

Añade rúcula fresca sobre el queso

La rúcula es una deliciosa planta de hojas verdes con un sabor ligeramente amargo y picante. Es un ingrediente perfecto para agregar un toque de frescura a tus pizzas caseras. En esta receta fácil, te enseñaremos cómo hacer una pizza con rúcula en casa.

Ingredientes:

  • Masa de pizza
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella rallado
  • Rúcula fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Para empezar, extiende la masa de pizza sobre una superficie enharinada y dale forma redonda o rectangular, según tu preferencia. Coloca la masa en una bandeja para horno previamente engrasada.

Una vez que tengas la masa lista, esparce una capa generosa de salsa de tomate sobre toda la superficie. Asegúrate de cubrir la masa de manera uniforme para obtener un sabor equilibrado.

A continuación, esparce el queso mozzarella rallado sobre la salsa de tomate. Puedes utilizar la cantidad de queso que prefieras, dependiendo de lo cremosa que desees que quede tu pizza.

Luego, precalienta el horno a una temperatura de 200°C y coloca la pizza en el horno durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Mientras la pizza se hornea, prepara la rúcula fresca. Lávala bien y sécala con cuidado. Una vez que la pizza esté lista, sácala del horno y coloca la rúcula sobre el queso caliente.

Para realzar el sabor de la rúcula, rocía un poco de aceite de oliva sobre las hojas y sazona con sal y pimienta al gusto. El calor de la pizza hará que la rúcula se marchite ligeramente, pero conservará su frescura y sabor característicos.

Finalmente, corta la pizza en porciones y sirve de inmediato. La combinación de la rúcula fresca con el queso derretido y la masa crujiente hará de esta pizza casera una verdadera delicia.

¡Disfruta de tu pizza con rúcula casera y sorprende a tus invitados con esta receta fácil y deliciosa!

Opcional: agregar otros ingredientes como aceitunas o tomates cherry

Si quieres darle un toque extra a tu pizza con rúcula, puedes agregar otros ingredientes como aceitunas o tomates cherry. Estos ingredientes complementarán el sabor de la rúcula y le darán un toque de frescura.

Hornea la pizza a temperatura alta hasta que esté dorada y crujiente

Para hacer una deliciosa pizza con rúcula en casa, necesitarás seguir estos sencillos pasos. ¡No te preocupes, no necesitas ser un experto en cocina para lograrlo!

Ingredientes:

  • Base de pizza precocida
  • Salsa de tomate
  • Mozzarella rallada
  • Rúcula fresca
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto

1. Precalienta tu horno a una temperatura alta, garantizando que esté lo suficientemente caliente para que la pizza se cocine de manera rápida y uniforme.

2. Extiende la base de pizza precocida sobre una bandeja para horno. Asegúrate de que esté bien estirada y sin pliegues para obtener una base crujiente.

3. Cubre toda la superficie de la base de pizza con salsa de tomate. Puedes agregar más salsa si prefieres una pizza más jugosa.

4. Espolvorea generosamente mozzarella rallada sobre la salsa de tomate. Asegúrate de cubrir toda la pizza para obtener un sabor delicioso y un buen derretido del queso.

5. Agrega **rúcula fresca** sobre la mozzarella. Puedes colocarla en hojas enteras o picarla en trozos más pequeños, según tu preferencia.

6. Rocía un chorrito de **aceite de oliva extra virgen** sobre la rúcula. Esto le dará un sabor único a la pizza y realzará el sabor fresco de la rúcula.

7. Finalmente, sazona con **sal y pimienta al gusto**. Asegúrate de no excederte con la sal, ya que la mozzarella y la salsa de tomate ya pueden contener sal.

8. Hornea la pizza en el horno precalentado durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que la base esté dorada y crujiente, y el queso esté completamente derretido y burbujeante.

9. Retira la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y servirla. Esto permitirá que los sabores se asienten y la pizza sea más fácil de manejar.

Ahora ya sabes cómo hacer una deliciosa pizza con rúcula en casa. ¡Disfruta de este plato italiano lleno de sabor y frescura!

¡Disfruta tu pizza casera con rúcula!

Si eres amante de la pizza y estás buscando una receta fácil y deliciosa para preparar en casa, ¡has llegado al lugar indicado! En este artículo te enseñaremos cómo hacer una pizza con rúcula que te dejará con ganas de repetir.

Ingredientes:

  • 250 gramos de masa para pizza
  • 200 gramos de salsa de tomate
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado
  • Un puñado de hojas de rúcula
  • Tomates cherry cortados por la mitad
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Para empezar, precalienta el horno a 200 grados Celsius. Luego, extiende la masa para pizza sobre una bandeja previamente engrasada y espolvorea un poco de harina para evitar que se pegue.

A continuación, distribuye la salsa de tomate sobre la masa de manera uniforme. Puedes agregar más o menos según tu preferencia. Luego, esparce el queso mozzarella rallado sobre la salsa de tomate. Asegúrate de cubrir toda la superficie de la pizza para lograr una cobertura perfecta.

Ahora es el momento de añadir los ingredientes estrella de esta receta: la rúcula y los tomates cherry. Distribuye las hojas de rúcula sobre la pizza, asegurándote de que estén bien repartidas. Luego, coloca los tomates cherry cortados por la mitad entre las hojas de rúcula.

Una vez que hayas añadido todos los ingredientes, sazona con sal y pimienta al gusto. Esto le dará un toque de sabor extra a tu pizza.

Por último, rocía un poco de aceite de oliva sobre la pizza para que quede más jugosa y crujiente. Lleva la bandeja al horno precalentado y hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

¡Y listo! Ahora solo queda disfrutar de tu deliciosa pizza casera con rúcula. Puedes servirla caliente y acompañarla de una ensalada fresca para una comida completa.

Como ves, hacer pizza en casa no es complicado y te permite personalizarla a tu gusto. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus familiares y amigos con una pizza casera de sabor único!

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué ingredientes necesito para hacer pizza con rúcula en casa?

Necesitas masa de pizza, salsa de tomate, queso mozzarella, rúcula fresca, aceite de oliva, sal y pimienta.

2. ¿Cómo hago la masa de pizza?

Para hacer la masa de pizza, mezcla harina, agua, levadura, sal y aceite de oliva en un recipiente y amasa hasta obtener una masa suave y elástica.

3. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar la pizza en el horno?

La pizza generalmente tarda de 12 a 15 minutos en cocinarse en un horno precalentado a 220°C.

4. ¿Cuándo debo agregar la rúcula a la pizza?

Es mejor agregar la rúcula fresca a la pizza después de que salga del horno, para que conserve su sabor y textura crujiente.

Relacionado:   Receta de pizza en inglés: cómo prepararla paso a paso | Wikipedia

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir