Receta fácil: cómo hacer pizza casera con huevo en solo 30 minutos

La pizza es uno de los platos más populares y versátiles en todo el mundo. Su combinación de masa crujiente, salsa de tomate, queso fundido y una variedad de ingredientes la convierten en una opción deliciosa para cualquier ocasión. Sin embargo, en ocasiones podemos querer darle un toque diferente y original a nuestra pizza casera. Una forma de hacerlo es añadiendo un huevo como ingrediente adicional. Este artículo te enseñará una receta fácil y rápida para preparar una pizza casera con huevo en tan solo 30 minutos.

En este artículo aprenderás:

  • Los ingredientes necesarios para hacer la pizza casera con huevo.
  • El paso a paso para preparar la masa y la salsa de tomate.
  • Cómo agregar el huevo a la pizza antes de hornearla.
  • Consejos y variaciones para personalizar tu pizza con huevo.
📖 Índice de contenidos
  1. Mezcla la harina, la levadura y la sal en un recipiente
  2. Agrega el agua y el aceite de oliva a la mezcla
    1. Mezcla los ingredientes secos
    2. Agrega los ingredientes líquidos
    3. Amasa la masa
    4. Deja reposar la masa
    5. Divide y estira la masa
    6. Agrega los ingredientes y hornea
  3. Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica
  4. Estira la masa y añade los ingredientes de tu elección
  5. Cubre la masa con un paño y déjala reposar durante 10 minutos
  6. Añade los ingredientes de tu elección
  7. Hornea la pizza casera a 200°C durante 15-20 minutos
  8. Precalienta el horno a 220°C
  9. Ingredientes necesarios
  10. Paso a paso para hacer la pizza casera con huevo
  11. Extiende la masa en una forma redonda o rectangular
  12. Coloca la masa en una bandeja para hornear y haz pequeños agujeros con un tenedor
    1. Elige tus ingredientes favoritos para la cobertura
    2. Esparce la salsa de tomate y agrega la cobertura
    3. Agrega el huevo y condimentos adicionales
    4. Hornea la pizza a temperatura alta durante 15-20 minutos
  13. Extiende una fina capa de salsa de tomate sobre la masa
    1. Ingredientes para la salsa de tomate:
  14. Espolvorea queso rallado y tus ingredientes favoritos sobre la salsa de tomate
  15. Haz un pequeño hueco en el centro de la pizza y coloca un huevo crudo en él
    1. Ingredientes:
  16. Hornea la pizza durante 12-15 minutos o hasta que la corteza esté dorada
  17. Retira del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones
  18. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera con huevo en solo 30 minutos!
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  19. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer esta pizza casera?
    2. 2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer esta receta?
    3. 3. ¿Cuál es la temperatura de cocción recomendada?
    4. 4. ¿Puedo agregar otros ingredientes además del huevo?

Mezcla la harina, la levadura y la sal en un recipiente

Para empezar a preparar la pizza casera con huevo, lo primero que debes hacer es mezclar la harina, la levadura y la sal en un recipiente. Puedes utilizar un tazón grande para facilitar el proceso.

Agrega el agua y el aceite de oliva a la mezcla

Para empezar a preparar la pizza casera con huevo, es necesario agregar el agua y el aceite de oliva a la mezcla. Estos ingredientes son fundamentales para lograr la consistencia y sabor adecuados en la masa.

Mezcla los ingredientes secos

En un recipiente aparte, mezcla los ingredientes secos que serán la base de la masa. Estos incluyen la harina, la sal y la levadura. Es importante tamizar la harina para evitar grumos y obtener una masa suave y homogénea.

Agrega los ingredientes líquidos

Una vez que los ingredientes secos estén bien mezclados, añade la mezcla de agua y aceite de oliva. Es recomendable agregarlos poco a poco y mezclar con una cuchara de madera hasta que la masa comience a formarse. Si es necesario, puedes agregar un poco más de agua para lograr la consistencia deseada.

Amasa la masa

Una vez que la masa empiece a formarse, es momento de amasarla. Esto se puede hacer sobre una superficie enharinada o en un recipiente grande. Amasa la masa durante aproximadamente 5-10 minutos, hasta que esté suave y elástica.

Deja reposar la masa

Después de amasar, deja reposar la masa en un recipiente ligeramente engrasado y cubierto con un paño húmedo. El reposo permitirá que la levadura fermente y la masa aumente su volumen. Deja reposar durante al menos 30 minutos, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Divide y estira la masa

Una vez que la masa haya reposado, divídela en porciones más pequeñas y estíralas sobre una superficie enharinada. El tamaño y grosor dependerá de tus preferencias personales. Si te gusta una pizza más delgada y crujiente, estírala más fina. Si prefieres una pizza más gruesa y esponjosa, déjala un poco más gruesa.

Agrega los ingredientes y hornea

Finalmente, agrega tus ingredientes favoritos a la masa estirada, incluyendo el huevo. Recuerda que puedes agregar tantos ingredientes como desees, pero es importante no sobrecargar la pizza para evitar que se humedezca y se vuelva difícil de comer. Luego, hornea la pizza en un horno precalentado a 200°C durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que esté dorada y los ingredientes estén cocidos.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con huevo en tan solo 30 minutos. ¡Buen provecho!

Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica

Para empezar a preparar nuestra deliciosa pizza casera con huevo, lo primero que debemos hacer es amasar la masa. Para ello, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 200 ml de agua tibia
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

En un recipiente grande, vamos a mezclar la harina, la sal y el azúcar. Luego, en otro recipiente aparte, vamos a disolver la levadura fresca en el agua tibia. Una vez disuelta, vamos a verter esta mezcla en el recipiente con la harina y vamos a comenzar a amasar.

Es importante amasar la masa durante unos minutos, aproximadamente 5 o 10 minutos, hasta que esté suave y elástica. Si la masa está muy pegajosa, podemos añadir un poco más de harina. Por otro lado, si está muy seca, podemos agregar un poco más de agua.

Una vez que la masa esté lista, vamos a formar una bola y la vamos a dejar reposar en un recipiente, cubierta con un paño húmedo, durante al menos 30 minutos. Durante este tiempo, la masa va a fermentar y duplicar su tamaño.

Estira la masa y añade los ingredientes de tu elección

Continúa escribiendo el contenido solo para ese encabezado:

Cubre la masa con un paño y déjala reposar durante 10 minutos

Una vez que hayas preparado la masa para tu pizza casera, es importante darle tiempo para que repose. Esto permitirá que la levadura haga su trabajo y la masa adquiera una textura esponjosa y deliciosa.

Para lograrlo, simplemente cubre la masa con un paño limpio y déjala reposar en un lugar cálido durante al menos 10 minutos. Durante este tiempo, la levadura fermentará y hará que la masa crezca un poco más.

Es importante mencionar que este paso es fundamental para obtener una pizza de calidad. Si omites este tiempo de reposo, la masa puede quedar densa y poco sabrosa.

Añade los ingredientes de tu elección

Una vez que la masa ha reposado, es hora de comenzar a añadir los ingredientes. La belleza de hacer pizza casera es que puedes personalizarla según tus gustos y preferencias.

Empieza extendiendo la masa en una superficie enharinada hasta obtener el tamaño y grosor deseados. A continuación, puedes añadir la salsa de tomate, el queso rallado y cualquier otro ingrediente que desees. Puedes optar por pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, jamón, aceitunas, ¡lo que sea que te guste!

Recuerda que la clave para una buena pizza es no excederte con los ingredientes. Agrega lo suficiente para que cada bocado esté lleno de sabor, pero no tanto que la pizza se vuelva pesada y difícil de comer.

Hornea la pizza casera a 200°C durante 15-20 minutos

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, es hora de cocinar tu pizza casera en el horno. Precalienta el horno a 200°C y coloca la pizza en una bandeja para hornear.

El tiempo de cocción puede variar según el grosor de la masa y los ingredientes que hayas elegido. En general, una pizza casera tarda entre 15 y 20 minutos en hornearse a 200°C. Sin embargo, te recomiendo que estés atento y compruebes regularmente para asegurarte de que la pizza esté cocida a tu gusto.

Una vez que la pizza esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante, ¡estará lista para disfrutar! Sácala del horno, déjala enfriar un poco y luego córtala en porciones.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera en solo 30 minutos. Acompáñala con una ensalada fresca o simplemente disfrútala por sí sola. ¡Buen provecho!

Precalienta el horno a 220°C

Antes de comenzar a preparar nuestra deliciosa pizza casera con huevo, es importante precalentar el horno a una temperatura de 220°C. Esto asegurará que la pizza se cocine de manera uniforme y quede crujiente por fuera.

Ingredientes necesarios

Para esta receta fácil de pizza casera con huevo, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 base de pizza prehecha o masa para pizza lista para usar
  • Tomate triturado o salsa de tomate
  • Mozzarella rallada
  • Queso parmesano rallado
  • Orégano
  • Sal y pimienta al gusto
  • Huevos
  • Ingredientes adicionales a tu elección: jamón, champiñones, aceitunas, etc.

Estos ingredientes son los básicos para una pizza casera, pero puedes agregar o quitar según tus preferencias.

Paso a paso para hacer la pizza casera con huevo

Ahora que tenemos todo listo, podemos comenzar a preparar nuestra pizza casera con huevo. Sigue estos pasos:

  1. Extiende la base de pizza prehecha o la masa para pizza sobre una bandeja apta para horno.
  2. Esparce una capa de tomate triturado o salsa de tomate sobre la base de pizza. Puedes agregar sal, pimienta y orégano al gusto.
  3. Cubre la salsa de tomate con una generosa cantidad de mozzarella rallada. Esto le dará a nuestra pizza ese delicioso sabor y textura cremosa.
  4. Ahora es el momento de agregar los ingredientes adicionales que hayas elegido. Puedes ser creativo y combinar tus ingredientes favoritos.
  5. Agrega el queso parmesano rallado por encima de todos los ingredientes. Esto le dará un toque extra de sabor.
  6. Finalmente, rompe los huevos sobre la pizza. Distribúyelos de manera uniforme para que cada porción tenga un huevo.
  7. Es hora de llevar nuestra pizza casera con huevo al horno precalentado. Cocina durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que la base esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

¡Y eso es todo! En solo 30 minutos tendrás una deliciosa pizza casera con huevo lista para disfrutar. Puedes cortarla en porciones y servirla caliente. ¡Buen provecho!

Extiende la masa en una forma redonda o rectangular

Para empezar a hacer nuestra pizza casera con huevo, lo primero que debemos hacer es extender la masa en una forma redonda o rectangular, según tus preferencias. Esto lo puedes hacer con la ayuda de un rodillo y un poco de harina para evitar que se pegue.

Coloca la masa en una bandeja para hornear y haz pequeños agujeros con un tenedor

Una vez que hayas preparado la masa para tu pizza casera, es momento de colocarla en una bandeja para hornear. Asegúrate de espolvorear un poco de harina en la superficie de trabajo y estirar la masa con un rodillo hasta obtener el tamaño deseado.

Una vez que la masa esté lista, colócala en la bandeja para hornear previamente engrasada. Para evitar que la masa se infle durante la cocción, haz pequeños agujeros en la superficie con un tenedor. Esto permitirá que el aire escape y evitará que la masa se hinche de manera descontrolada.

Elige tus ingredientes favoritos para la cobertura

La pizza casera te brinda la libertad de elegir los ingredientes que más te gusten. Puedes optar por los clásicos como el queso mozzarella, el pepperoni y la salsa de tomate. Pero también puedes experimentar con otros ingredientes como champiñones, pimientos, cebolla, jamón, aceitunas, entre otros.

Recuerda que la clave para una pizza deliciosa está en la calidad de los ingredientes. Elige ingredientes frescos y de buena calidad para obtener un sabor excepcional en cada bocado.

Esparce la salsa de tomate y agrega la cobertura

Una vez que hayas seleccionado tus ingredientes favoritos, esparce una generosa cantidad de salsa de tomate sobre la masa. Puedes utilizar una cuchara o la parte posterior de una cuchara para distribuir la salsa de manera uniforme.

Ahora es el momento de agregar la cobertura. Coloca los ingredientes que hayas elegido de manera equitativa sobre la salsa de tomate. Puedes esparcirlos de manera uniforme o crear patrones y diseños según tu preferencia.

Agrega el huevo y condimentos adicionales

Para darle un toque especial a tu pizza casera, puedes agregar huevos. Rompe los huevos en un tazón aparte y luego viértelos sobre la pizza. Puedes distribuirlos de manera uniforme o crear pequeños huecos donde colocar los huevos.

Además de los huevos, también puedes agregar condimentos adicionales para realzar el sabor de tu pizza. Puedes espolvorear un poco de orégano, albahaca fresca, chile en polvo o cualquier otro condimento que te guste.

Hornea la pizza a temperatura alta durante 15-20 minutos

Una vez que hayas terminado de agregar los ingredientes y condimentos, es hora de hornear la pizza. Precalienta el horno a una temperatura alta, alrededor de 220°C, y coloca la bandeja con la pizza en el horno.

Deja que la pizza se hornee durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. El tiempo de cocción puede variar según el tipo de horno, así que asegúrate de vigilar la pizza para evitar que se queme.

Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y déjala enfriar durante unos minutos antes de cortarla y disfrutarla. ¡Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con huevo en tan solo 30 minutos!

Extiende una fina capa de salsa de tomate sobre la masa

La salsa de tomate es uno de los ingredientes fundamentales en una pizza casera. Es importante extender una fina capa de salsa de tomate sobre la masa para crear una base de sabor deliciosa.

Ingredientes para la salsa de tomate:

  • 500 gramos de tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

1. Para preparar la salsa de tomate, primero debes quitar la piel de los tomates. Esto se puede hacer sumergiéndolos en agua hirviendo durante unos segundos y luego enfriándolos en agua fría.

2. Una vez pelados, corta los tomates en trozos pequeños y reserva.

3. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Añade los dientes de ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados.

4. Agrega los tomates a la sartén y sazona con sal y pimienta al gusto. Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 20 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que los tomates se hayan deshecho y la salsa tenga una consistencia espesa.

5. Una vez lista, deja enfriar la salsa antes de utilizarla sobre la masa de la pizza.

Recuerda que puedes ajustar los ingredientes y las cantidades de la salsa de tomate según tus preferencias personales. Si te gusta un sabor más intenso, puedes añadir hierbas como orégano, albahaca o tomillo durante la cocción.

¡Ahora estás listo para extender una fina capa de salsa de tomate sobre la masa y continuar con la preparación de tu pizza casera con huevo en solo 30 minutos!

Espolvorea queso rallado y tus ingredientes favoritos sobre la salsa de tomate

Si estás buscando una receta rápida y deliciosa para sorprender a tu familia o amigos, la pizza casera con huevo es una excelente opción. En solo 30 minutos podrás disfrutar de una pizza recién salida del horno, con una base crujiente y un huevo tierno en el centro.

Para comenzar, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de harina
  • 150 ml de agua tibia
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 150 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso rallado
  • Tus ingredientes favoritos para la pizza (jamón, champiñones, aceitunas, etc.)
  • 4 huevos

Para preparar la masa, en un bol grande mezcla la harina, la sal y el azúcar. Agrega el agua tibia y el aceite de oliva, y amasa hasta obtener una masa suave y elástica. Deja reposar durante 10 minutos.

Prepara una superficie enharinada y estira la masa con un rodillo hasta obtener el tamaño deseado de tu pizza. Coloca la masa en una bandeja para horno previamente engrasada.

Una vez que tengas la masa extendida, esparce la salsa de tomate de manera uniforme sobre la superficie. Espolvorea el queso rallado y distribuye tus ingredientes favoritos sobre la salsa de tomate.

Ahora viene el toque especial de esta receta: los huevos. Haz pequeños huecos en la pizza, uno por cada huevo que vayas a usar. Rompe un huevo en cada agujero y asegúrate de que la yema quede intacta.

Finalmente, lleva la pizza al horno precalentado a 200 grados Celsius y hornea durante aproximadamente 15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente, y los huevos estén cocidos a tu gusto.

Saca la pizza del horno, corta en porciones y sirve caliente. ¡Verás cómo disfrutan todos de esta deliciosa pizza casera con huevo en tan solo 30 minutos!

Haz un pequeño hueco en el centro de la pizza y coloca un huevo crudo en él

Para hacer una deliciosa pizza casera con huevo en solo 30 minutos, sigue estos sencillos pasos:

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura instantánea
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • 100 gramos de jamón
  • 4 huevos
  • Sal y pimienta al gusto

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura instantánea y la sal. Añade el agua tibia y el aceite de oliva. Mezcla bien hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 2: Amasa la masa durante unos minutos y luego déjala reposar durante 10 minutos en un lugar cálido y cubierta con un paño húmedo. Esto permitirá que la masa suba.

Paso 3: Precalienta el horno a 220 grados Celsius.

Paso 4: Divide la masa en 4 partes iguales y forma bolas con cada una de ellas. Estira cada bola de masa en forma de círculo de aproximadamente 0.5 cm de grosor.

Paso 5: Coloca las bases de pizza en la bandeja del horno y extiende una capa de salsa de tomate sobre cada una de ellas.

Paso 6: Espolvorea el queso mozzarella rallado sobre las bases de pizza y añade el jamón en trozos.

Paso 7: Haz un pequeño hueco en el centro de cada pizza y coloca un huevo crudo en él. Esto le dará a la pizza un toque especial.

Paso 8: Salpimienta las pizzas al gusto y mételas en el horno precalentado durante unos 15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

Paso 9: Sirve las pizzas caseras con huevo caliente y disfruta de una comida deliciosa y rápida.

¡Espero que disfrutes de esta receta fácil de pizza casera con huevo en solo 30 minutos!

Hornea la pizza durante 12-15 minutos o hasta que la corteza esté dorada

Una vez que hayas terminado de preparar la masa y de agregar todos los ingredientes a tu pizza casera, es hora de hornearla. El tiempo de cocción puede variar dependiendo de tu horno, pero generalmente deberás hornearla durante 12-15 minutos o hasta que la corteza esté dorada y crujiente.

Recuerda precalentar el horno a una temperatura alta, alrededor de 220°C, antes de colocar la pizza adentro. Esto ayudará a que la corteza se cocine de manera uniforme y obtenga ese delicioso sabor a horno.

Una vez que el horno esté caliente y listo, coloca la pizza en una bandeja para hornear o directamente sobre la rejilla del horno. Asegúrate de que esté bien equilibrada para evitar que los ingredientes se deslicen hacia un lado.

Si deseas obtener una corteza más crujiente, puedes colocar la bandeja para hornear o la piedra para pizza en la parte inferior del horno. Esto permitirá que la base de la pizza se cocine más directamente y se vuelva más crujiente.

Es importante estar atento durante el tiempo de cocción para evitar que la pizza se queme. Revisa regularmente el horno y, cuando veas que la corteza está dorada y los ingredientes están burbujeando, es el momento de sacarla.

Usa guantes de cocina para proteger tus manos al sacar la pizza caliente del horno. Colócala sobre una tabla de cortar y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y servirla.

Disfruta de tu deliciosa pizza casera con huevo y sorprende a tus amigos y familiares con esta receta fácil y rápida. ¡Buen provecho!

Retira del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones

La pizza casera es una opción deliciosa y versátil para disfrutar en cualquier momento. En esta receta, te enseñaremos a preparar una pizza casera con un toque especial: ¡un huevo en el centro! Además, lo mejor de todo es que podrás tenerla lista en tan solo 30 minutos.

Para empezar, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 base de pizza prehecha
  • 1 huevo
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado
  • 100 gramos de jamón
  • 1/2 taza de salsa de tomate
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, precalienta el horno a 200 grados Celsius.

A continuación, esparce la salsa de tomate sobre la base de pizza. Puedes agregar sal, pimienta y otras especias al gusto para darle más sabor.

Luego, distribuye el queso mozzarella rallado de manera uniforme sobre la salsa de tomate. Asegúrate de cubrir toda la superficie de la pizza.

Ahora, coloca el jamón en trozos sobre el queso. Puedes utilizar jamón cocido o jamón serrano, según tus preferencias.

En el centro de la pizza, haz un pequeño hueco y coloca el huevo. Si prefieres, puedes batir el huevo antes de colocarlo para que se distribuya mejor.

Por último, rocía un poco de aceite de oliva sobre la pizza para que quede más dorada y crujiente.

Lleva la pizza al horno precalentado y déjala cocinar durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que el queso esté derretido y ligeramente dorado.

Retira del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones. Este tiempo de reposo permitirá que los sabores se asienten y que la pizza sea más fácil de manipular.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con huevo en tan solo 30 minutos. Esta receta es perfecta para una cena rápida o para sorprender a tus invitados con una opción diferente y sabrosa.

Recuerda que puedes personalizar la pizza a tu gusto, agregando otros ingredientes como champiñones, aceitunas o cebolla. ¡Experimenta y disfruta de tu propia creación!

¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera con huevo en solo 30 minutos!

Si eres amante de la pizza y te encanta experimentar en la cocina, esta receta de pizza casera con huevo es perfecta para ti. Con ingredientes simples y un tiempo de preparación de solo 30 minutos, podrás disfrutar de una pizza deliciosa y personalizada. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacerla!

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina
  • 150 ml de agua tibia
  • 20 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gramos de salsa de tomate
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado
  • 4 huevos
  • Orégano al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. En un bol grande, mezcla la harina y la sal.
  2. En otro recipiente, disuelve la levadura fresca en el agua tibia.
  3. Vierte la levadura disuelta en el bol con la harina y mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.
  4. Agrega el aceite de oliva y amasa la masa durante unos minutos, hasta que esté suave y elástica.
  5. Cubre la masa con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante 15 minutos.
  6. Prepara el horno, precalentándolo a 220 grados Celsius.
  7. Divide la masa en dos partes y estira cada una de ellas sobre una superficie enharinada para formar las bases de las pizzas.
  8. Coloca las bases de pizza en una bandeja para horno y extiende la salsa de tomate sobre ellas.
  9. Esparce el queso mozzarella rallado sobre la salsa de tomate.
  10. Casca los huevos y colócalos cuidadosamente sobre el queso.
  11. Condimenta con sal, pimienta y orégano al gusto.
  12. Lleva las pizzas al horno precalentado y hornea durante aproximadamente 15 minutos, o hasta que el queso esté derretido y los huevos estén cocidos a tu gusto.
  13. ¡Saca las pizzas del horno, córtalas en porciones y sirve caliente!

Esta receta de pizza casera con huevo es perfecta para una cena rápida y deliciosa. Puedes personalizarla añadiendo tus ingredientes favoritos, como jamón, champiñones o aceitunas. ¡No olvides disfrutarla con tus seres queridos y acompañarla con una refrescante bebida!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer esta pizza casera?

En solo 30 minutos tendrás lista tu pizza casera con huevo.

2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer esta receta?

Necesitarás masa de pizza, salsa de tomate, queso mozzarella, huevos y tus ingredientes favoritos para el topping.

3. ¿Cuál es la temperatura de cocción recomendada?

Se recomienda precalentar el horno a 220°C y hornear la pizza durante 10-15 minutos.

4. ¿Puedo agregar otros ingredientes además del huevo?

Sí, puedes agregar tus ingredientes favoritos como jamón, champiñones, pimientos, etc. antes de agregar el huevo.

Relacionado:   Cómo hacer un delicioso puré de patatas al estilo Mercadona

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir