Receta de pizza casera para 2 personas: ¡aprende a hacerla!

La pizza es uno de los platillos más populares y deliciosos en todo el mundo. Su origen se remonta a la antigua Roma, pero ha evolucionado a lo largo de los años y se ha convertido en una comida muy versátil que puede adaptarse a diferentes gustos y preferencias. Aunque es común pedir pizza a domicilio o comprarla en un restaurante, hacerla en casa puede ser una experiencia divertida y gratificante.

Te presentaremos una receta de pizza casera para 2 personas. Te explicaremos paso a paso cómo hacer la masa y la salsa, así como las diferentes opciones de ingredientes que puedes utilizar para personalizar tu pizza. Además, te daremos algunos consejos y trucos para lograr una pizza perfecta y sabrosa. ¡No te lo pierdas!

📖 Índice de contenidos
  1. Prepara la masa de pizza con harina, levadura, agua, sal y aceite
    1. Prepara el tomate y los ingredientes para el relleno
  2. Amasa la masa hasta que esté suave y elástica
  3. Prepara los ingredientes para tu pizza casera
  4. Arma y hornea tu pizza casera
  5. Deja reposar la masa durante una hora para que suba
  6. Prepara la salsa de tomate casera
  7. Arma y hornea la pizza
  8. Extiende la masa en forma de círculo sobre una bandeja de horno
  9. Agrega tus ingredientes favoritos
  10. Hornea la pizza casera
  11. Sirve y disfruta
  12. Prepara la salsa de tomate con tomates frescos, ajo, aceite de oliva, sal y especias
  13. Extiende la salsa de tomate sobre la masa
  14. Agrega los ingredientes de tu elección: queso, jamón, champiñones, etc
    1. Ingredientes necesarios:
  15. Hornea la pizza a 200 grados Celsius durante 15-20 minutos
    1. Consejos adicionales para hornear la pizza
    2. ¡Disfruta tu pizza casera!
  16. Retira la pizza del horno y deja que se enfríe un poco antes de cortarla
  17. ¡Disfruta de tu pizza casera recién hecha!
    1. Ingredientes necesarios
    2. Pasos para hacer la pizza casera
  18. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la masa de pizza?
    2. 2. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar la pizza en el horno?
    3. 3. ¿Qué ingredientes básicos necesito para hacer una pizza casera?
    4. 4. ¿Puedo congelar la pizza casera sobrante?

Prepara la masa de pizza con harina, levadura, agua, sal y aceite

Para empezar a preparar una deliciosa pizza casera para 2 personas, lo primero que necesitarás es la masa. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Harina: 250 gramos.
  • Levadura: 5 gramos.
  • Agua: 150 ml.
  • Sal: 5 gramos.
  • Aceite: 2 cucharadas.

En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura y la sal. Añade el agua poco a poco mientras mezclas con las manos hasta obtener una masa homogénea. A continuación, agrega el aceite y sigue amasando durante unos minutos hasta que la masa esté suave y elástica.

Una vez que hayas obtenido la consistencia deseada, forma una bola con la masa y déjala reposar en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante al menos una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Prepara el tomate y los ingredientes para el relleno

Mientras la masa reposa, puedes ir preparando el tomate y los ingredientes para el relleno de la pizza. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Tomate: 2 tomates maduros.
  • Queso: 150 gramos de mozzarella rallada.
  • Jamón: 100 gramos de jamón cocido en lonchas.
  • Orégano: al gusto.

Pela los tomates y tritúralos en una batidora hasta obtener una salsa de tomate. Reserva.

Cuando la masa haya reposado el tiempo necesario, precalienta el horno a 220 grados Celsius. Espolvorea harina sobre una superficie plana y extiende la masa con un rodillo hasta obtener el grosor deseado. Coloca la masa extendida sobre una bandeja de horno previamente engrasada.

Vierte la salsa de tomate sobre la masa extendida y distribuye el queso rallado, el jamón y el orégano por encima. Puedes añadir otros ingredientes según tus gustos, como champiñones, aceitunas o pimientos.

Una vez que hayas añadido todos los ingredientes, lleva la pizza al horno precalentado y hornea durante unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso haya derretido.

Saca la pizza del horno, córtala en porciones y ¡ya está lista para disfrutar! Sirve caliente y acompaña con una ensalada fresca.

Amasa la masa hasta que esté suave y elástica

Para preparar una deliciosa pizza casera para 2 personas, lo primero que debes hacer es amasar la masa. Para esto, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 200 ml de agua tibia

En un bowl grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Añade la levadura seca y mezcla nuevamente. Luego, poco a poco, agrega el agua tibia mientras amasas la masa con tus manos.

Amasa durante unos 10 minutos, hasta que la masa esté suave y elástica. Si es necesario, agrega un poco más de harina o agua para obtener la consistencia adecuada. Una vez lista, forma una bola con la masa y déjala reposar en el bowl cubierta con un paño húmedo durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.

Prepara los ingredientes para tu pizza casera

Continúa escribiendo el contenido solo para ese encabezado:

Mientras la masa reposa, aprovecha para preparar los ingredientes para tu pizza casera. Puedes utilizar los siguientes:

  • 200 gramos de salsa de tomate
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado
  • 50 gramos de jamón
  • 50 gramos de champiñones
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • Aceitunas negras al gusto
  • Orégano y aceite de oliva

Corta el jamón, los champiñones, el pimiento rojo, la cebolla y las aceitunas en rodajas finas. Reserva todos los ingredientes por separado.

Una vez que la masa ha duplicado su tamaño, colócala en una superficie enharinada y divídela en dos partes iguales. Con un rodillo, estira cada porción de masa hasta obtener el grosor deseado para tu pizza.

Arma y hornea tu pizza casera

Continúa escribiendo el contenido solo para ese encabezado:

Ahora es el momento de armar y hornear tu pizza casera. Sigue estos pasos:

  1. Coloca una de las porciones de masa en una bandeja para horno previamente engrasada o cubierta con papel de hornear.
  2. Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa, dejando un borde libre alrededor.
  3. Esparce el queso mozzarella rallado sobre la salsa de tomate.
  4. Añade las rodajas de jamón, champiñones, pimiento rojo, cebolla y aceitunas negras al gusto.
  5. Espolvorea un poco de orégano sobre la pizza y rocía con un chorrito de aceite de oliva.
  6. Repite los pasos anteriores con la segunda porción de masa y los ingredientes restantes.
  7. Prende el horno a 220°C y hornea las pizzas durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso derretido.

Una vez que las pizzas estén listas, retíralas del horno y déjalas enfriar durante unos minutos antes de cortarlas y disfrutarlas. ¡Buen provecho!

Deja reposar la masa durante una hora para que suba

La masa de la pizza es uno de los elementos más importantes para lograr una pizza casera perfecta. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 150 ml de agua tibia
  • 5 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. En otro recipiente pequeño, disuelve la levadura en el agua tibia y déjala reposar durante unos minutos hasta que se active.

Vierte la levadura activada en el recipiente grande con la harina y comienza a amasar hasta que los ingredientes estén bien integrados. Amasa durante aproximadamente 10 minutos, hasta obtener una masa suave y elástica.

Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Prepara la salsa de tomate casera

La salsa de tomate es otro elemento clave para una deliciosa pizza casera. Para prepararla, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 400 gramos de tomates pelados en lata
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto

En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva y añade el ajo picado. Cocina durante unos minutos hasta que esté dorado.

Añade los tomates pelados en lata a la sartén y mézclalos con el ajo. Agrega el orégano, el azúcar, la sal y la pimienta. Cocina a fuego medio durante 15-20 minutos, hasta que la salsa espese ligeramente.

Retira la salsa del fuego y tritúrala con una batidora de mano hasta obtener una consistencia suave.

Arma y hornea la pizza

Una vez que la masa ha reposado y la salsa de tomate está lista, es hora de armar y hornear la pizza. Necesitarás los siguientes ingredientes adicionales:

  • Queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales a tu elección: pepperoni, champiñones, jamón, etc.

Precalienta el horno a 220 grados Celsius.

Divide la masa en dos partes iguales y estira cada una en forma circular sobre una superficie enharinada. Coloca la masa estirada en una bandeja para hornear.

Unta una capa generosa de salsa de tomate sobre cada base de pizza. Espolvorea queso mozzarella rallado por encima y agrega los ingredientes adicionales de tu elección.

Hornea las pizzas durante 12-15 minutos, o hasta que los bordes estén dorados y el queso esté derretido y burbujeante.

Saca las pizzas del horno y déjalas reposar durante unos minutos antes de cortarlas y disfrutar de tu deliciosa pizza casera para dos personas.

Extiende la masa en forma de círculo sobre una bandeja de horno

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, es momento de comenzar con la preparación de la pizza casera. El primer paso es extender la masa en forma de círculo sobre una bandeja de horno.

Puedes utilizar tus manos o un rodillo para estirar la masa. Asegúrate de enharinar la superficie de trabajo para evitar que la masa se pegue. Ve estirando la masa poco a poco, girándola de vez en cuando para que quede uniforme.

Si quieres una masa más fina, puedes estirarla más. Si prefieres una masa más gruesa, déjala un poco más alta. Recuerda que el grosor de la masa puede afectar el tiempo de cocción, así que tenlo en cuenta.

Agrega tus ingredientes favoritos

Una vez que tengas la masa extendida en la bandeja de horno, es momento de agregar los ingredientes. Aquí tienes total libertad para elegir tus favoritos y combinarlos a tu gusto.

Puedes comenzar extendiendo una capa de salsa de tomate sobre la masa. Luego, puedes agregar queso mozzarella rallado en toda la superficie. Puedes ser generoso con el queso si te gusta que esté bien cubierta la pizza.

Ahora es momento de agregar los ingredientes extras. Puedes añadir pepperoni, champiñones, jamón, cebolla, pimientos, aceitunas, ¡lo que más te guste! Recuerda cortar los ingredientes en trozos pequeños para que se distribuyan de manera uniforme.

Hornea la pizza casera

Una vez que hayas agregado todos tus ingredientes, es momento de hornear la pizza casera. Precalienta el horno a una temperatura alta, alrededor de 220 grados Celsius.

Coloca la bandeja con la pizza en el horno y déjala cocinar durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente y el queso esté derretido y burbujeante.

Recuerda que los tiempos de cocción pueden variar dependiendo del horno, así que mantén un ojo en la pizza para asegurarte de que no se queme.

Sirve y disfruta

Una vez que la pizza casera esté lista, sácala del horno y déjala enfriar durante unos minutos antes de cortarla y servirla. Puedes espolvorear un poco de orégano o pimentón por encima para darle un toque extra de sabor.

Sirve la pizza casera caliente y ¡disfruta de tu deliciosa creación! Puedes acompañarla con una ensalada fresca o simplemente disfrutarla por sí sola. ¡Buen provecho!

Prepara la salsa de tomate con tomates frescos, ajo, aceite de oliva, sal y especias

Para empezar a preparar tu deliciosa pizza casera, lo primero que necesitas es una salsa de tomate casera. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 tomates frescos
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Especias como orégano, albahaca y pimienta

Para hacer la salsa de tomate, sigue los siguientes pasos:

  1. Pela los tomates y córtalos en trozos pequeños.
  2. Pica los dientes de ajo finamente.
  3. En una sartén, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  4. Agrega los tomates y el ajo picado a la sartén.
  5. Añade sal al gusto y las especias que prefieras.
  6. Cocina a fuego lento durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando.
  7. Una vez que los tomates estén bien cocidos, retira del fuego y deja enfriar.
  8. Una vez enfriada, puedes utilizar la salsa de tomate para tu pizza casera.

¡Recuerda que esta salsa de tomate casera le dará un sabor único a tu pizza!

Extiende la salsa de tomate sobre la masa

Una de las partes más importantes de una buena pizza casera es la salsa de tomate. Para comenzar, extiende una generosa capa de salsa de tomate sobre la masa. Asegúrate de que esté bien distribuida y cubra toda la superficie.

Agrega los ingredientes de tu elección: queso, jamón, champiñones, etc

Si eres amante de la pizza, seguramente te encantará aprender a hacer tu propia pizza casera. Es una excelente opción para disfrutar de una deliciosa comida en casa, especialmente si estás buscando una receta rápida y fácil para dos personas. ¡No necesitas ser un experto en la cocina para lograrlo!

Ingredientes necesarios:

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 150 ml de agua tibia
  • 5 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Tomate triturado
  • Mozzarella rallada
  • Toppings de tu elección: jamón, champiñones, aceitunas, etc.

1. En un recipiente, mezcla la harina, la sal y la levadura fresca desmenuzada. Añade el agua tibia y el aceite de oliva. Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.

2. Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica. Si es necesario, agrega un poco más de harina para evitar que se pegue.

3. Cubre la masa con un paño limpio y déjala reposar en un lugar cálido durante al menos 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.

4. Precalienta el horno a 220 grados Celsius.

5. Divide la masa en dos partes y estírala en forma redonda sobre una superficie enharinada. Si prefieres una base más delgada, estírala más. Si te gusta más gruesa, déjala más gruesa.

6. Coloca la base de pizza en una bandeja para horno o en una piedra para pizza previamente calentada.

7. Extiende una capa de tomate triturado sobre la base de pizza y espolvorea con mozzarella rallada.

8. Añade tus toppings favoritos: jamón, champiñones, aceitunas, etc.

9. Hornea la pizza en el horno precalentado durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que la base esté dorada y crujiente.

10. ¡Saca la pizza del horno y disfruta de tu deliciosa creación casera!

Ahora que tienes esta receta sencilla, puedes experimentar con diferentes ingredientes y sabores para crear tu propia pizza casera perfecta. ¡No olvides compartir esta receta con tus amigos y familiares para que también puedan disfrutar de una pizza casera deliciosa!

Hornea la pizza a 200 grados Celsius durante 15-20 minutos

Una vez que hayas preparado tu deliciosa pizza casera, es hora de hornearla y disfrutarla. El paso final es colocarla en el horno precalentado a 200 grados Celsius durante 15-20 minutos.

El tiempo de cocción puede variar según el tipo de horno, por lo que es importante estar atento y verificar regularmente para asegurarte de que la pizza esté dorada y crujiente.

Una vez que la pizza esté lista, ¡sácala cuidadosamente del horno y prepárate para disfrutarla!

Consejos adicionales para hornear la pizza

Aquí hay algunos consejos adicionales que te ayudarán a obtener una pizza perfectamente horneada:

  • Utiliza una bandeja para pizza o una piedra para pizza para obtener una base crujiente.
  • Si no tienes una bandeja o piedra para pizza, puedes utilizar una bandeja para hornear previamente calentada.
  • Antes de colocar la pizza en el horno, espolvorea un poco de harina de maíz en la bandeja o piedra para evitar que se pegue.
  • Si te gusta la pizza más crujiente, puedes hornearla directamente sobre la rejilla del horno en lugar de utilizar una bandeja o piedra.

Recuerda que estos consejos son solo sugerencias y puedes adaptarlos según tus preferencias y los utensilios de cocina que tengas a tu disposición.

¡Disfruta tu pizza casera!

Ahora que sabes cómo hornear tu pizza casera, ¡es hora de disfrutarla! Sirve tu pizza caliente y acompáñala con tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, aceitunas, pimientos, etc.

Recuerda que la pizza casera es una opción versátil, por lo que puedes experimentar con diferentes ingredientes y combinaciones para crear la pizza perfecta para ti y tus seres queridos.

¡No olvides compartir este delicioso platillo con tus amigos y familiares para que también puedan disfrutar de la experiencia de hacer su propia pizza casera!

Retira la pizza del horno y deja que se enfríe un poco antes de cortarla

Una vez que la pizza esté lista y bien dorada, es hora de retirarla del horno. Es importante tener cuidado, ya que estará muy caliente. Utiliza guantes de cocina para proteger tus manos.

Coloca la pizza en una tabla de cortar o una bandeja resistente al calor. Deja que se enfríe durante unos minutos antes de cortarla. Esto permitirá que los ingredientes se asienten y evita que te quemes al cortarla.

Si cortas la pizza inmediatamente después de sacarla del horno, los ingredientes calientes se esparcirán y podrías quemarte. Además, la masa todavía estará muy blanda y es más difícil de cortar de manera uniforme.

Una vez que la pizza se haya enfriado un poco, toma un cuchillo afilado o una cortadora de pizza y comienza a cortarla en porciones. Puedes hacer porciones rectangulares o triangulares, dependiendo de tus preferencias.

Asegúrate de cortar a través de la masa y los ingredientes hasta la tabla de cortar. Si solo haces un corte superficial, la pizza no se separará correctamente y será difícil de comer.

Si deseas que las porciones sean del mismo tamaño, puedes medir y marcar la pizza con un cuchillo antes de cortarla. Esto te ayudará a obtener porciones uniformes y evitará que algunas sean más grandes o más pequeñas que otras.

Una vez que hayas terminado de cortar la pizza, ¡estará lista para ser servida! Puedes utilizar una espátula o una pala de pizza para transferir cada porción a los platos de los comensales.

Recuerda que la pizza estará caliente, así que ten cuidado al manipularla. Puedes utilizar pinzas o una espátula grande para sostener las porciones mientras las transfieres.

¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera para 2 personas!

¡Disfruta de tu pizza casera recién hecha!

Si eres un amante de la pizza, seguramente te has preguntado en más de una ocasión si serías capaz de hacerla en casa. ¡La respuesta es sí! En este artículo te enseñaremos una receta fácil y deliciosa de pizza casera para 2 personas. Sigue leyendo y descubre cómo convertirte en un verdadero chef pizzero en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes necesarios

  • 250 gramos de harina
  • 150 ml de agua tibia
  • 5 gramos de levadura
  • 5 gramos de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 200 gramos de salsa de tomate
  • 150 gramos de queso mozzarella
  • 100 gramos de pepperoni
  • Orégano al gusto

Como puedes ver, los ingredientes son bastante sencillos y fáciles de encontrar en cualquier supermercado. Asegúrate de tener todo listo antes de comenzar con la preparación.

Pasos para hacer la pizza casera

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura y la sal. Haz un hueco en el centro y añade el agua tibia y el aceite de oliva. Mezcla todo hasta obtener una masa homogénea.
  2. Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante aproximadamente 10 minutos, hasta que esté suave y elástica.
  3. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante al menos una hora, o hasta que duplique su tamaño.
  4. Una vez que la masa haya reposado, precalienta el horno a 220 grados Celsius.
  5. Divide la masa en dos partes iguales y estira cada una sobre una superficie enharinada hasta obtener la forma deseada.
  6. Coloca las bases de pizza en una bandeja para horno y añade la salsa de tomate, el queso mozzarella y el pepperoni.
  7. Esparce el orégano por encima y hornea las pizzas durante 12-15 minutos, o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.
  8. Retira las pizzas del horno y déjalas enfriar durante unos minutos antes de cortarlas y servirlas.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera hecha por ti mismo. Puedes experimentar con diferentes ingredientes y sabores para crear tus propias combinaciones. No olvides acompañar tu pizza con una ensalada fresca o tu bebida favorita. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la masa de pizza?

La masa de pizza necesita reposar al menos una hora, pero el tiempo total de preparación es de aproximadamente 2 horas.

2. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar la pizza en el horno?

El tiempo de cocción de la pizza en el horno varía, pero generalmente toma alrededor de 10-15 minutos a 220°C.

3. ¿Qué ingredientes básicos necesito para hacer una pizza casera?

Los ingredientes básicos para hacer una pizza casera son harina, agua, levadura, sal, aceite de oliva, salsa de tomate, queso y los ingredientes deseados para el topping.

4. ¿Puedo congelar la pizza casera sobrante?

Sí, puedes congelar la pizza casera sobrante. Solo asegúrate de envolverla bien en papel film o en una bolsa hermética para mantenerla fresca.

Relacionado:   Descubre el orden perfecto de los ingredientes en la pizza napolitana

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir