Receta de masa para pizza para grandes cantidades: ¡fácil y deliciosa!

La pizza es uno de los platillos más populares y versátiles en todo el mundo. Su deliciosa combinación de masa crujiente, salsa de tomate y una variedad de ingredientes hace que sea una opción perfecta para cualquier ocasión. Si estás planeando una fiesta o simplemente tienes muchos invitados, puede resultar un poco complicado preparar suficiente masa para hacer pizzas en grandes cantidades. Afortunadamente, tenemos la receta perfecta para ti.

Te enseñaremos cómo hacer una deliciosa masa para pizza en grandes cantidades de manera fácil y rápida. Te daremos los ingredientes necesarios y los pasos a seguir para obtener una masa suave y esponjosa que hará las delicias de todos tus invitados. Ya no tendrás que preocuparte por quedarte sin pizza en tus reuniones, sigue nuestra receta y sorprende a todos con tus habilidades culinarias.

📖 Índice de contenidos
  1. Utiliza una receta básica de masa para pizza
    1. Ingredientes:
  2. Asegúrate de tener suficiente harina y levadura para la cantidad deseada
  3. Preparación de la masa de pizza
  4. Mezcla los ingredientes en un recipiente grande
  5. Amasa la masa hasta obtener una consistencia suave
  6. Deja reposar la masa durante una hora
  7. Divide la masa en porciones individuales
  8. Estira cada porción de masa en forma circular
  9. Agrega tus ingredientes favoritos y hornea
  10. Amasa la masa hasta que esté suave y elástica
    1. Ingredientes
  11. Divide la masa en porciones más pequeñas y forma bolas
    1. Tips:
  12. Deja reposar las bolas de masa durante al menos una hora
  13. Estira cada bola de masa en forma de pizza
    1. Consejos para estirar la masa de pizza
  14. Agrega tus ingredientes favoritos
  15. Hornea las pizzas hasta que estén doradas y crujientes
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  16. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera en grandes cantidades!
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  17. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuántas pizzas puedo hacer con esta receta?
    2. 2. ¿Cuánto tiempo tarda en fermentar la masa?
    3. 3. ¿Puedo congelar la masa sobrante?
    4. 4. ¿Cuánto tiempo se tarda en hornear la pizza?

Utiliza una receta básica de masa para pizza

Si estás buscando una receta de masa para pizza que sea fácil de hacer y que te rinda para grandes cantidades, estás en el lugar correcto. Aquí te compartiremos una receta básica que podrás adaptar a tus gustos y necesidades.

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de harina de trigo
  • 20 gramos de levadura fresca
  • 600 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Para empezar, disuelve la levadura fresca en el agua tibia y agrega una cucharada de azúcar. Deja reposar la mezcla durante 10 minutos o hasta que empiece a burbujear.

Mientras tanto, en un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y la otra cucharada de azúcar. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura disuelta junto con el aceite de oliva. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante aproximadamente 10 minutos, o hasta que esté suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina. Si está muy seca, agrega un poco más de agua.

Forma una bola con la masa y colócala en un recipiente ligeramente engrasado con aceite. Cubre el recipiente con un paño húmedo o papel film y deja reposar la masa en un lugar cálido durante al menos 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Una vez que la masa haya fermentado, divídela en porciones del tamaño deseado y dales forma de bola. Cubre las bolas de masa con un paño húmedo y déjalas reposar durante otros 30 minutos antes de usarlas.

¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa masa para pizza lista para ser estirada, cubierta con tus ingredientes favoritos y horneada a la perfección. ¡Disfruta de tu pizza casera!

Asegúrate de tener suficiente harina y levadura para la cantidad deseada

Si estás planeando hacer pizza para una gran cantidad de personas, es importante asegurarte de tener suficiente harina y levadura. Estos dos ingredientes son esenciales para lograr una masa perfecta y esponjosa.

Para una receta de masa de pizza para grandes cantidades, necesitarás:

  • Harina: Deberás tener al menos 5 kilogramos de harina. Puedes utilizar harina de trigo común o harina de pan, dependiendo de tus preferencias.
  • Levadura: Necesitarás al menos 50 gramos de levadura fresca o 20 gramos de levadura seca. La levadura es la responsable de hacer que la masa crezca y se vuelva esponjosa.

Recuerda que estos son los ingredientes básicos para la masa de pizza, pero puedes agregar otros ingredientes como sal, agua y aceite de oliva para darle más sabor y textura a la masa.

Preparación de la masa de pizza

Una vez que tengas todos los ingredientes, es hora de empezar a preparar la masa. Sigue estos pasos:

  1. Disolver la levadura: En un recipiente grande, disuelve la levadura en agua tibia. Agrega una cucharadita de azúcar para ayudar a activar la levadura. Deja reposar durante 5 minutos hasta que la levadura esté burbujeante.
  2. Mezclar los ingredientes: En otro recipiente grande, mezcla la harina con la sal. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura disuelta y el aceite de oliva. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y elástica.
  3. Amasar: Transfiere la masa a una superficie enharinada y amasa durante al menos 10 minutos. Esto ayudará a desarrollar el gluten y a conseguir una masa más elástica.
  4. Dejar reposar: Coloca la masa en un recipiente grande, cubre con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante al menos 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Una vez que la masa haya reposado, estará lista para ser utilizada. Puedes dividirla en porciones más pequeñas según el tamaño de las pizzas que quieras hacer, y luego estirarla y agregar tus ingredientes favoritos.

¡Disfruta de una deliciosa pizza casera hecha con una masa perfecta!

Mezcla los ingredientes en un recipiente grande

Para preparar esta receta de masa para pizza para grandes cantidades, necesitarás mezclar los siguientes ingredientes en un recipiente grande:

  • 1 kilogramo de harina de trigo
  • 1 sobre de levadura para pan
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 850 ml de agua tibia

Asegúrate de que el recipiente sea lo suficientemente grande para poder mezclar y amasar todos los ingredientes fácilmente.

Amasa la masa hasta obtener una consistencia suave

Una vez que hayas mezclado todos los ingredientes en el recipiente, llega el momento de amasar la masa. Es importante amasarla hasta obtener una consistencia suave y elástica. Esto puede tomar alrededor de 10-15 minutos.

Deja reposar la masa durante una hora

Una vez que hayas amasado la masa, cubre el recipiente con un paño limpio o papel film y déjala reposar durante aproximadamente una hora. Durante este tiempo, la masa deberá duplicar su tamaño.

Divide la masa en porciones individuales

Después de que la masa haya reposado y haya duplicado su tamaño, es hora de dividirla en porciones individuales. Esto dependerá del tamaño de las pizzas que desees hacer. Puedes dividirla en porciones de 200 gramos para pizzas individuales o en porciones más grandes si prefieres hacer pizzas más grandes.

Estira cada porción de masa en forma circular

Una vez que hayas dividido la masa en porciones individuales, toma una porción y estírala con las manos o con un rodillo hasta obtener una forma circular. Asegúrate de estirarla de manera uniforme para que la pizza quede bien cocida.

Agrega tus ingredientes favoritos y hornea

Una vez que hayas estirado cada porción de masa, agrega tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso, vegetales, carnes, etc. Luego, hornea las pizzas a una temperatura de 220°C durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que estén doradas y crujientes.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera hecha con esta receta de masa para pizza para grandes cantidades.

Amasa la masa hasta que esté suave y elástica

Una buena pizza comienza con una masa perfecta. Si estás buscando una receta de masa para pizza que sea fácil de hacer y que rinda para grandes cantidades, estás en el lugar correcto. Con esta receta, podrás hacer una deliciosa pizza casera para compartir con toda la familia o para una fiesta con amigos.

Ingredientes

  • 1 kilogramo de harina de trigo
  • 20 gramos de levadura fresca
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 600 ml de agua tibia

Para empezar, necesitarás una superficie limpia y amplia donde puedas amasar la masa. En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Haz un hueco en el centro y desmenuza la levadura fresca. Agrega el agua tibia poco a poco, mientras mezclas con tus manos hasta obtener una masa pegajosa.

Una vez que todos los ingredientes estén bien incorporados, transfiere la masa a la superficie de trabajo previamente enharinada. Amasa la masa durante unos 10 minutos hasta que esté suave y elástica. Puedes agregar un poco más de harina si es necesario, pero ten cuidado de no añadir demasiada y que la masa quede seca.

Cuando la masa esté lista, forma una bola y colócala en un recipiente grande previamente engrasado. Cubre el recipiente con un paño húmedo o papel film y deja reposar en un lugar cálido durante al menos 1 hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Una vez que la masa haya levado, vuelve a amasarla ligeramente para quitar el aire. Divide la masa en porciones del tamaño deseado y dales forma redonda. Si no vas a utilizar toda la masa de una vez, puedes guardar las porciones restantes en bolsas de plástico bien selladas en el refrigerador por hasta 3 días, o congelarlas por hasta 1 mes.

¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa masa para pizza lista para ser utilizada. Puedes estirarla, añadir tus ingredientes favoritos y hornearla a alta temperatura hasta que esté dorada y crujiente. ¡Disfruta de tu pizza casera hecha con amor!

Divide la masa en porciones más pequeñas y forma bolas

Una vez que hayas preparado la masa para pizza en grandes cantidades, es hora de dividirla en porciones más pequeñas y formar bolas. Esto te facilitará el manejo y la preparación de la pizza.

Para hacerlo, puedes utilizar una báscula de cocina para asegurarte de que cada porción tenga el mismo peso. Así, todas las pizzas tendrán el mismo tamaño y se cocinarán de manera uniforme.

Después de pesar cada porción, toma una de ellas y comienza a darle forma de bola. Para hacerlo, simplemente dobla los bordes hacia el centro y presiona suavemente para sellar la masa. Repite este proceso con el resto de las porciones.

Recuerda que es importante trabajar la masa con las manos limpias y ligeramente enharinadas para evitar que se pegue. También puedes utilizar un poco de aceite de oliva para ayudar a que la masa sea más fácil de manejar.

Tips:

  • Si deseas hacer pizzas de diferentes tamaños, puedes variar el peso de cada porción. Por ejemplo, si quieres hacer pizzas individuales, puedes utilizar porciones de 200 gramos. Si prefieres pizzas más grandes, puedes usar porciones de 300 gramos o más.
  • Una vez que hayas formado las bolas de masa, puedes refrigerarlas hasta por 24 horas antes de usarlas. Esto ayuda a desarrollar más sabor y textura en la masa.
  • Si no vas a utilizar todas las porciones de masa de inmediato, puedes congelarlas envueltas en plástico o en bolsas herméticas. De esta manera, tendrás masa lista para usar en cualquier momento.

¡Y eso es todo! Ahora estás listo para utilizar estas porciones de masa para hacer pizzas deliciosas y abundantes. ¡Disfruta de tu cocina casera y saborea cada bocado!

Deja reposar las bolas de masa durante al menos una hora

Para preparar una deliciosa masa para pizza que sea suficiente para grandes cantidades, necesitarás seguir una receta sencilla pero efectiva. Una de las claves para obtener una masa perfecta es dejar reposar las bolas de masa durante al menos una hora antes de usarlas.

Este tiempo de reposo permite que la levadura haga su trabajo y que la masa se vuelva más elástica y fácil de trabajar. Además, esto ayuda a que la pizza tenga una textura más ligera y aireada en el interior, mientras que se mantiene crujiente por fuera.

Una vez que hayas preparado la masa, divídela en bolas del tamaño que desees para tus pizzas individuales. Es importante asegurarse de que cada bola tenga suficiente espacio para crecer, por lo que es recomendable dejar un espacio adecuado entre ellas.

Después de formar las bolas de masa, colócalas en una bandeja enharinada y cúbrelas con un paño húmedo. Esto ayudará a evitar que se sequen y formen una costra en la superficie. Asegúrate de dejar suficiente espacio entre las bolas para que puedan expandirse sin tocarse entre sí.

Una vez que las bolas de masa estén listas, déjalas reposar en un lugar cálido durante al menos una hora. Durante este tiempo, la levadura comenzará a fermentar y la masa se volverá más liviana y esponjosa.

Es importante tener en cuenta que el tiempo de reposo puede variar dependiendo de la temperatura ambiente. Si hace calor, es posible que la masa esté lista en menos tiempo, mientras que en climas más fríos puede tomar un poco más. La clave es asegurarse de que la masa haya duplicado su tamaño original y se sienta suave y elástica al tacto.

Estira cada bola de masa en forma de pizza

Una vez que hayas preparado la masa para pizza en grandes cantidades, es hora de estirar cada bola de masa en forma de pizza. Para ello, es importante tener en cuenta algunos consejos para obtener una base delgada y uniforme.

Consejos para estirar la masa de pizza

  • Prepara una superficie de trabajo: es recomendable espolvorear harina sobre una superficie lisa y limpia antes de comenzar a estirar la masa. Esto ayudará a evitar que se pegue.
  • Divide la masa en porciones: si estás preparando una gran cantidad de masa para pizza, es más fácil trabajar con porciones más pequeñas. Divide la masa en bolas del tamaño deseado y cúbrelas con un paño húmedo para evitar que se sequen.
  • Estira desde el centro hacia los bordes: coloca una bola de masa en la superficie de trabajo y comienza a estirarla con las manos. Empieza desde el centro y ve estirando hacia los bordes, girando la masa de vez en cuando para obtener una forma redonda y uniforme.
  • Utiliza un rodillo: si prefieres utilizar un rodillo para estirar la masa, asegúrate de espolvorear harina sobre la masa y el rodillo para evitar que se pegue. Aplica una presión suave y ve estirando la masa de manera uniforme.
  • Ajusta el grosor: dependiendo de tus preferencias, puedes ajustar el grosor de la masa estirándola más o menos. Recuerda que una masa más delgada se cocinará más rápido.

Una vez que hayas estirado cada bola de masa en forma de pizza, puedes agregar tus ingredientes favoritos y hornearlas en un horno precalentado a una temperatura alta. ¡Disfruta de tu pizza casera y deliciosa!

Agrega tus ingredientes favoritos

Si eres amante de la pizza y te gusta disfrutarla en grandes cantidades, esta receta de masa para pizza es perfecta para ti. Con ingredientes simples y un proceso sencillo, podrás preparar una deliciosa masa que servirá de base para tus pizzas favoritas.

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano los siguientes ingredientes:

  • 1 kilogramo de harina de trigo
  • 30 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 600 ml de agua tibia

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, sigue estos sencillos pasos:

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar.
  2. Desmenuza la levadura fresca y agrégala a la mezcla de harina.
  3. Añade el agua tibia poco a poco y comienza a amasar hasta obtener una masa homogénea y elástica.
  4. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa durante al menos una hora, hasta que duplique su tamaño.
  5. Divide la masa en porciones más pequeñas, dependiendo del tamaño de las pizzas que desees hacer.
  6. Estira cada porción de masa con un rodillo hasta obtener el grosor deseado.
  7. Ahora estás listo para añadir tus ingredientes favoritos y hornear tu pizza a la perfección.

Como ves, preparar una masa para pizza en grandes cantidades no tiene por qué ser complicado. Con esta receta, podrás disfrutar de pizzas caseras deliciosas y compartir momentos especiales con tus seres queridos.

Hornea las pizzas hasta que estén doradas y crujientes

Una de las mejores cosas de hacer pizza casera es que puedes personalizarla según tus preferencias y necesidades. Si necesitas hacer una gran cantidad de pizzas para una fiesta o reunión, esta receta de masa para pizza es perfecta para ti.

La masa para pizza es el elemento clave de una buena pizza, y esta receta te dará una masa ligera, esponjosa y llena de sabor. Además, es muy fácil de hacer y no requiere mucho tiempo de preparación.

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura seca
  • 800 ml de agua tibia

Preparación:

  1. En un tazón grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar.
  2. En otro tazón pequeño, disuelve la levadura seca en el agua tibia y deja reposar durante 5 minutos hasta que esté espumosa.
  3. Haz un hueco en el centro de la mezcla de harina y vierte la levadura disuelta. Mezcla bien hasta obtener una masa suave.
  4. Amasa la masa durante unos 5-7 minutos hasta que esté elástica y suave.
  5. Cubre el tazón con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.
  6. Una vez que la masa haya subido, puedes dividirla en porciones más pequeñas según el tamaño de las pizzas que desees hacer.
  7. Estira cada porción de masa en una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado.
  8. Agrega tus ingredientes favoritos y hornea las pizzas en un horno precalentado a 220°C durante aproximadamente 10-15 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de deliciosas pizzas caseras hechas con una masa perfecta. Puedes experimentar con diferentes ingredientes y coberturas para crear tus propias combinaciones únicas.

Recuerda que la clave para una pizza deliciosa es una buena masa, así que no escatimes en ingredientes de calidad y sigue esta receta paso a paso. ¡Buen provecho!

¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera en grandes cantidades!

Si estás pensando en organizar una fiesta o simplemente quieres disfrutar de una deliciosa pizza casera en grandes cantidades, esta receta de masa para pizza es perfecta para ti. Con ingredientes simples y un proceso sencillo, podrás preparar una masa que te permitirá hacer varias pizzas para compartir con tus amigos y familiares.

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de harina de trigo
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 600 ml de agua tibia
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar.
  2. En otro recipiente, disuelve la levadura fresca en el agua tibia y deja reposar durante 5 minutos hasta que se active.
  3. Vierte la levadura activada sobre la mezcla de harina y comienza a amasar hasta obtener una masa homogénea. Si la masa está muy pegajosa, puedes agregar un poco más de harina.
  4. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora o hasta que duplique su tamaño.
  5. Una vez que la masa haya fermentado, divídela en varias porciones según el tamaño de las pizzas que desees hacer. Puedes hacer mini pizzas individuales o pizzas grandes para compartir.
  6. Con cada porción de masa, estira y moldea según tu preferencia. Puedes hacer pizzas redondas, cuadradas o en forma de rectángulo.
  7. Coloca las bases de pizza en bandejas para hornear previamente engrasadas o cubiertas con papel para hornear.
  8. Antes de agregar los ingredientes, puedes prehornear la masa durante unos minutos para que se cocine un poco y quede más crujiente.
  9. Añade tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, pepperoni, aceitunas, etc. ¡Deja volar tu imaginación!
  10. Lleva las pizzas al horno precalentado a 220 grados Celsius y hornea durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que los bordes estén dorados y el queso esté derretido y burbujeante.
  11. Saca las pizzas del horno, córtalas en porciones y ¡listo! Ya puedes disfrutar de tu deliciosa pizza casera en grandes cantidades.

Esta receta de masa para pizza es perfecta para cualquier ocasión en la que quieras deleitar a tus invitados con una comida casera y deliciosa. Puedes personalizar cada pizza con tus ingredientes favoritos y sorprender a todos con tus habilidades culinarias. ¡A disfrutar!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuántas pizzas puedo hacer con esta receta?

Esta receta te permitirá hacer alrededor de 8-10 pizzas medianas.

2. ¿Cuánto tiempo tarda en fermentar la masa?

La masa debe fermentar durante al menos 1 hora, pero puedes dejarla reposar hasta por 24 horas para obtener una mejor textura y sabor.

3. ¿Puedo congelar la masa sobrante?

Sí, puedes congelar la masa sobrante. Solo asegúrate de envolverla en papel film o guardarla en una bolsa hermética antes de congelarla.

4. ¿Cuánto tiempo se tarda en hornear la pizza?

El tiempo de cocción puede variar dependiendo de tu horno, pero en general, la pizza tarda entre 10-15 minutos en hornearse a una temperatura de 220-250°C.

Relacionado:   Recetas con masa de pizza: ¡saca el chef que llevas dentro!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir