¿Qué comer después de una extracción dental? Recetas y consejos

Cuando nos sometemos a una extracción dental, es común que experimentemos dolor, inflamación y sensibilidad en la zona afectada. Además, es necesario tomar ciertos cuidados alimenticios para facilitar la recuperación y evitar cualquier complicación. Te daremos consejos sobre qué comer después de una extracción dental y te compartiremos algunas recetas fáciles y nutritivas para que sigas una dieta adecuada durante tu proceso de recuperación.

En primer lugar, es importante destacar la importancia de seguir las indicaciones de tu dentista o cirujano dental después de una extracción. Ellos te darán instrucciones específicas sobre los alimentos que puedes consumir y los que debes evitar. Sin embargo, existen algunas recomendaciones generales que pueden ser de utilidad. En general, es aconsejable optar por alimentos blandos, fríos o a temperatura ambiente, ya que los alimentos calientes pueden aumentar la inflamación y causar molestias. También es necesario evitar alimentos duros, pegajosos o pequeños que puedan quedar atrapados en la zona de la extracción y dificultar la cicatrización. Te ofreceremos algunas ideas de recetas que cumplen con estos requisitos y te ayudarán a mantener una alimentación equilibrada mientras te recuperas de tu extracción dental.

📖 Índice de contenidos
  1. Evitar alimentos calientes o muy fríos
    1. Recetas recomendadas
    2. Consejos adicionales
  2. Optar por alimentos blandos y fáciles de masticar
    1. Recetas sugeridas
    2. Consejos adicionales
  3. Consumir alimentos ricos en vitamina C para ayudar en la cicatrización
    1. Alimentos ricos en vitamina C
  4. Beber líquidos fríos para aliviar la inflamación
    1. Recetas de líquidos fríos para después de una extracción dental
    2. Consejos adicionales
  5. Evitar alimentos duros o crujientes que puedan dañar la zona afectada
    1. Recetas recomendadas
  6. Tomar analgésicos recetados por el dentista para el dolor
  7. Consumir alimentos ricos en proteínas para ayudar en la reparación de los tejidos
  8. Evitar bebidas alcohólicas y tabaco ya que pueden retrasar la curación
    1. Alimentos suaves y fáciles de masticar
    2. Alimentos ricos en nutrientes
  9. Tomar suficiente agua para mantenerse hidratado y favorecer la curación
    1. Evitar alimentos calientes y picantes
    2. Optar por alimentos fríos y suaves
    3. Incorporar alimentos ricos en nutrientes
    4. Evitar alimentos pegajosos y fibrosos
    5. Masticar con cuidado y evitar la zona de la extracción
    6. Seguir las indicaciones del dentista
  10. Evitar bebidas gaseosas o con cafeína que puedan irritar la zona afectada
    1. Recetas suaves y nutritivas para después de una extracción dental
  11. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Qué debo comer después de una extracción dental?
    2. 2. ¿Puedo comer alimentos calientes después de una extracción dental?
    3. 3. ¿Cuánto tiempo debo esperar para comer después de una extracción dental?
    4. 4. ¿Qué bebidas puedo tomar después de una extracción dental?

Evitar alimentos calientes o muy fríos

Después de una extracción dental, es importante tener cuidado con los alimentos que consumimos para evitar molestias o complicaciones. Uno de los principales consejos es evitar alimentos calientes o muy fríos, ya que pueden causar dolor o sensibilidad en la zona afectada.

Recetas recomendadas

A continuación, te presentamos algunas recetas que son ideales para consumir después de una extracción dental:

  • Sopa de verduras: una sopa tibia y suave es una excelente opción, ya que no requiere mucho esfuerzo para masticar. Puedes agregar verduras como zanahorias, calabacines y papas para obtener nutrientes adicionales.
  • Puré de papas: este platillo clásico es fácil de comer y muy reconfortante. Puedes utilizar papas hervidas y machacarlas con un poco de mantequilla y sal. Si lo deseas, también puedes agregar queso rallado para darle un toque extra de sabor.
  • Smoothies: los batidos o smoothies son una excelente opción para consumir frutas y vegetales sin necesidad de masticar. Puedes combinar ingredientes como plátanos, fresas, espinacas y leche para obtener una bebida nutritiva y refrescante.

Consejos adicionales

Además de las recetas mencionadas, aquí tienes algunos consejos adicionales para tener en cuenta:

  1. Evita alimentos duros o crujientes: como las nueces, las galletas o las palomitas de maíz, ya que pueden causar irritación o dañar el área de la extracción.
  2. Opta por alimentos blandos: como el yogurt, el pudín, las gelatinas o los huevos revueltos, que son fáciles de consumir y no requieren mucho esfuerzo para masticar.
  3. Evita bebidas alcohólicas o carbonatadas: ya que pueden interferir con el proceso de cicatrización y causar molestias.
  4. Mantén una buena higiene bucal: cepilla tus dientes suavemente, evita enjuagues bucales fuertes y utiliza enjuagues de agua salada tibia para ayudar en la limpieza y desinfección.

Recuerda que cada persona puede tener diferentes necesidades dietéticas y que es importante consultar con tu dentista o médico antes de realizar cambios en tu dieta después de una extracción dental.

Optar por alimentos blandos y fáciles de masticar

Después de someterse a una extracción dental, es importante tener cuidado con los alimentos que se consumen para evitar molestias y complicaciones. La elección de alimentos blandos y fáciles de masticar es fundamental durante los primeros días para facilitar la cicatrización y prevenir posibles infecciones.

Una opción segura y recomendada es optar por alimentos suaves que no requieran mucho esfuerzo al masticarlos. Ejemplos de estos alimentos incluyen purés, sopas, yogur, helado, batidos y pudines. Estos alimentos proporcionan los nutrientes necesarios sin poner en riesgo la zona afectada por la extracción dental.

Recetas sugeridas

A continuación, se presentan algunas recetas que son ideales para consumir después de una extracción dental:

  • Sopa de verduras: Esta sopa es suave y fácil de masticar. Puedes agregar verduras como zanahorias, calabacines y patatas. También es recomendable cocinar las verduras hasta que estén tiernas y luego triturar la sopa para obtener una textura más suave.
  • Puré de papas: Este plato es muy fácil de hacer y brinda una textura suave y cremosa. Solo necesitas cocinar las papas y luego machacarlas con un poco de leche y mantequilla. Puedes sazonar con sal y pimienta al gusto.
  • Batido de frutas: Los batidos son una excelente opción para obtener los nutrientes necesarios después de una extracción dental. Puedes combinar frutas como plátanos, fresas y piña con un poco de leche o yogur. Agrega un poco de hielo para obtener una textura más refrescante.

Recuerda que es importante evitar alimentos duros, crujientes o pegajosos, ya que pueden causar dolor y dificultar la cicatrización. Además, es fundamental seguir las indicaciones del dentista y mantener una buena higiene oral para garantizar una pronta recuperación.

Consejos adicionales

Además de elegir alimentos blandos, hay algunos consejos adicionales que pueden ayudarte durante la recuperación después de una extracción dental:

  1. Evitar bebidas calientes: Las bebidas calientes pueden irritar la zona afectada, por lo que es recomendable optar por bebidas frías o a temperatura ambiente.
  2. No utilizar pajitas: El uso de pajitas puede generar succión y presión en la zona de la extracción, lo que puede retrasar la cicatrización. Es mejor beber directamente del vaso.
  3. No fumar: El tabaco puede retrasar la cicatrización y aumentar el riesgo de complicaciones. Es importante evitar fumar durante el proceso de recuperación.
  4. Mantener una buena higiene oral: A pesar de la sensibilidad en la zona de la extracción, es fundamental mantener una buena higiene oral. Realiza enjuagues suaves con agua salada tibia y cepilla los dientes con cuidado y suavidad.

Siguiendo estas recomendaciones y eligiendo los alimentos adecuados, podrás tener una recuperación más rápida y sin complicaciones después de una extracción dental.

Consumir alimentos ricos en vitamina C para ayudar en la cicatrización

Después de una extracción dental, es importante cuidar de manera adecuada la herida para favorecer la cicatrización y evitar complicaciones. Una buena alimentación juega un papel fundamental en este proceso y puede acelerar la recuperación.

Uno de los nutrientes más importantes para la cicatrización es la vitamina C. Esta vitamina participa en la formación de colágeno, una proteína esencial para la reparación de tejidos. Por lo tanto, es recomendable consumir alimentos ricos en vitamina C para ayudar en el proceso de cicatrización.

Alimentos ricos en vitamina C

Existen numerosos alimentos que son excelentes fuentes de vitamina C. Algunas opciones recomendadas son:

  • Naranjas: Las naranjas son una de las frutas más conocidas por su alto contenido de vitamina C. Además, su jugo es refrescante y puede ser una buena opción para hidratarse después de una extracción dental.
  • Kiwi: El kiwi es otra fruta rica en vitamina C. Además, es rico en fibra, lo que puede ayudar a regular el tránsito intestinal, evitando esfuerzos al ir al baño.
  • Fresas: Las fresas no solo son deliciosas, sino que también son una excelente fuente de vitamina C. Además, su textura suave puede ser beneficiosa para evitar irritaciones en la herida.
  • Pimientos: Los pimientos, especialmente los de colores vivos como el rojo y el amarillo, son ricos en vitamina C. Pueden ser consumidos crudos en ensaladas o cocidos en diferentes preparaciones.

Es importante mencionar que estos alimentos deben ser consumidos con precaución después de una extracción dental. Es recomendable evitar masticar de manera brusca o comer alimentos calientes que puedan irritar la herida. Es preferible optar por opciones suaves y fáciles de comer, como purés, sopas o batidos.

Además de consumir alimentos ricos en vitamina C, es fundamental mantener una buena higiene bucal después de una extracción dental. Esto incluye cepillarse cuidadosamente los dientes, evitando la zona de la herida, y enjuagar la boca con agua tibia y sal para mantenerla limpia y libre de bacterias.

Consumir alimentos ricos en vitamina C puede favorecer la cicatrización después de una extracción dental. Sin embargo, es importante seguir las indicaciones del dentista y tener precaución al comer, optando por opciones suaves y fáciles de consumir. Además, es fundamental mantener una buena higiene bucal para evitar complicaciones.

Beber líquidos fríos para aliviar la inflamación

Después de una extracción dental, es normal que sientas inflamación y molestias en la zona afectada. Para aliviar estos síntomas, es recomendable comenzar por consumir líquidos fríos. Estos ayudarán a reducir la hinchazón y a aliviar el dolor.

Es importante mencionar que los líquidos deben ser fríos pero no helados, ya que el frío extremo puede causar sensibilidad y empeorar la inflamación. Puedes optar por agua fría, jugos naturales o caldos fríos.

Recetas de líquidos fríos para después de una extracción dental

A continuación, te presento algunas recetas de líquidos fríos que puedes preparar en casa para aliviar la inflamación:

  • Smoothies de frutas: Mezcla frutas frescas como plátano, fresas, piña o mango con yogur natural y un poco de hielo. Los smoothies son una excelente opción para obtener nutrientes y mantener una dieta equilibrada después de una extracción dental.
  • Agua de coco: Esta bebida natural es refrescante y contiene electrolitos que ayudan a rehidratar el cuerpo. Además, el agua de coco tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la hinchazón.
  • Caldo de pollo frío: El caldo de pollo es reconfortante y fácil de digerir. Puedes prepararlo con pollo, verduras y especias, y luego enfriarlo en el refrigerador antes de consumirlo.

Recuerda que es importante no utilizar pajitas o sorbetes para beber líquidos después de una extracción dental, ya que esto puede generar succión y causar complicaciones.

Consejos adicionales

Además de consumir líquidos fríos, existen otros consejos que pueden ayudarte a tener una buena recuperación después de una extracción dental:

  1. Evita alimentos calientes o picantes: Estos pueden irritar la zona afectada y aumentar el dolor.
  2. Opta por alimentos blandos: Durante los primeros días, elige alimentos suaves y fáciles de masticar, como purés, sopas o yogur.
  3. Mantén una buena higiene bucal: Aunque debes evitar cepillar la zona de extracción, es importante que sigas cepillando el resto de tus dientes con suavidad y utilizando enjuague bucal para mantener una buena higiene oral.
  4. Descansa lo suficiente: El descanso es fundamental para una buena recuperación. Evita hacer esfuerzos físicos intensos y procura dormir lo necesario.

Recuerda que cada recuperación es diferente, por lo que es importante seguir las indicaciones de tu dentista y consultar cualquier duda o preocupación que tengas.

Evitar alimentos duros o crujientes que puedan dañar la zona afectada

Después de una extracción dental, es importante cuidar la zona afectada para promover una adecuada cicatrización y evitar complicaciones. Una de las formas de hacerlo es a través de una alimentación adecuada que no ponga en riesgo la herida y permita una recuperación más rápida.

Uno de los consejos más importantes a tener en cuenta es evitar alimentos duros o crujientes que puedan causar daño a la zona afectada. Esto incluye evitar alimentos como nueces, semillas, galletas duras, palomitas de maíz, caramelos duros, entre otros. Estos alimentos pueden causar irritación, dolor e incluso pueden desprenderse pequeños trozos que se puedan alojar en la herida.

Es recomendable optar por alimentos blandos y fáciles de masticar, como purés, sopas, yogur, compotas y batidos. Estos alimentos no ejercen presión sobre la zona de la extracción y no causan molestias al masticar. Además, son una excelente opción para mantenerse hidratado y obtener los nutrientes necesarios durante la recuperación.

Recetas recomendadas

A continuación, te presentamos algunas recetas que son ideales para consumir después de una extracción dental:

  • Puré de verduras: una opción suave y nutritiva que puedes preparar con verduras como zanahorias, calabacín y patatas. Puedes añadir un poco de caldo de pollo para darle sabor.
  • Sopa de pollo: una clásica opción reconfortante que no requiere mucha masticación. Puedes agregar vegetales como zanahorias y apio para enriquecerla.
  • Yogur con frutas: una opción refrescante y suave que te proporcionará nutrientes y energía. Puedes añadir frutas como plátano, fresas o mango para darle sabor.
  • Smoothie de frutas: una opción fácil de preparar y que no requiere masticación. Puedes combinar frutas como piña, mango y espinacas para obtener un batido nutritivo.

Recuerda que es importante seguir las recomendaciones de tu dentista o cirujano oral en cuanto a la alimentación después de una extracción dental. Además, es fundamental mantener una buena higiene bucal, evitando cepillar la zona de la extracción y enjuagando suavemente con agua tibia y sal.

Si experimentas un dolor intenso, sangrado excesivo o cualquier otra complicación, no dudes en contactar a tu dentista de inmediato.

Tomar analgésicos recetados por el dentista para el dolor

Después de someterte a una extracción dental, es común experimentar dolor y malestar en la zona afectada. Para aliviar estos síntomas, es importante seguir las indicaciones de tu dentista y tomar los analgésicos recetados. No te saltes ninguna dosis y asegúrate de seguir el horario indicado para obtener un alivio efectivo.

Consumir alimentos ricos en proteínas para ayudar en la reparación de los tejidos

Después de una extracción dental, es importante cuidar de nuestra alimentación para facilitar la recuperación y evitar complicaciones. Uno de los aspectos clave es consumir alimentos ricos en proteínas, ya que estas son fundamentales para ayudar en la reparación de los tejidos.

Las proteínas son los bloques de construcción de los tejidos del cuerpo, incluyendo los de la boca. Por lo tanto, consumir suficiente cantidad de proteínas después de una extracción dental ayudará a acelerar el proceso de curación y reducir el riesgo de infecciones.

Algunas fuentes de proteínas recomendadas para incluir en nuestra dieta después de una extracción dental son:

  • Carnes magras, como pollo o pavo.
  • Pescados y mariscos.
  • Huevos.
  • Legumbres, como lentejas o garbanzos.
  • Productos lácteos bajos en grasa, como yogur o queso cottage.

Además de ser ricas en proteínas, estas opciones también proporcionan otros nutrientes importantes para la salud bucal, como el calcio y la vitamina D.

Es importante mencionar que después de una extracción dental, es normal que se presente cierta incomodidad o dolor al masticar. Por ello, se recomienda optar por alimentos blandos o líquidos durante los primeros días, para evitar ejercer demasiada presión sobre el área afectada.

Algunas ideas de recetas blandas y nutritivas que se pueden consumir después de una extracción dental son:

  1. Sopas o caldos de verduras.
  2. Puré de papas o puré de zanahorias.
  3. Batidos de frutas con yogur.
  4. Gelatinas sin azúcar.
  5. Puré de manzana.

Estas opciones son fáciles de consumir y proporcionan los nutrientes necesarios para una buena recuperación. Además, se pueden adaptar según las preferencias y necesidades individuales.

Recuerda que cada persona puede tener diferentes requerimientos nutricionales, por lo que es importante consultar con el dentista o nutricionista para recibir recomendaciones personalizadas.

Después de una extracción dental es importante consumir alimentos ricos en proteínas para ayudar en la reparación de los tejidos. También se recomienda optar por alimentos blandos o líquidos durante los primeros días para evitar molestias adicionales. Siguiendo estas recomendaciones y consultando con profesionales de la salud, podremos asegurar una buena recuperación y bienestar bucal.

Evitar bebidas alcohólicas y tabaco ya que pueden retrasar la curación

Después de someterte a una extracción dental, es importante cuidar adecuadamente de tu boca para promover una rápida y adecuada curación. Una parte fundamental de este cuidado es la alimentación. La elección de los alimentos correctos puede ayudar a prevenir complicaciones y acelerar la cicatrización de la herida.

Es recomendable evitar bebidas alcohólicas y tabaco durante el proceso de recuperación, ya que pueden retrasar la curación y aumentar el riesgo de infecciones. Estos productos pueden irritar la herida y dificultar el proceso de cicatrización.

Alimentos suaves y fáciles de masticar

Después de una extracción dental, es común experimentar dolor e incomodidad al masticar. Por lo tanto, es mejor optar por alimentos suaves y fáciles de masticar durante los primeros días.

  • Sopas y caldos: una buena opción es consumir sopas y caldos suaves, como el caldo de pollo o la sopa de verduras. Estas preparaciones son fáciles de digerir y proporcionan nutrientes esenciales.
  • Purés: los purés de vegetales o frutas son una excelente opción ya que no requieren mucha masticación. Puedes optar por puré de zanahorias, papas, manzanas, entre otros.
  • Yogur: el yogur es una fuente de proteínas y calcio, que son importantes para la cicatrización. Elige yogures sin trozos o con textura suave para evitar irritar la herida.
  • Smoothies: los smoothies son una forma deliciosa de consumir una variedad de nutrientes. Puedes combinar frutas, yogur y leche para obtener una bebida suave y saludable.

Alimentos ricos en nutrientes

Además de optar por alimentos suaves, es importante asegurarse de consumir alimentos ricos en nutrientes para favorecer la recuperación. Algunos alimentos que debes incluir en tu dieta son:

  1. Proteínas: las proteínas son fundamentales para la cicatrización. Puedes consumir carnes magras, pescado, huevos, legumbres y lácteos.
  2. Vitaminas y minerales: asegúrate de obtener suficientes vitaminas y minerales, especialmente vitamina C, vitamina A, calcio y hierro. Estos nutrientes se encuentran en frutas, verduras, lácteos y alimentos fortificados.
  3. Grasas saludables: las grasas saludables son importantes para la salud general. Puedes obtenerlas de aceite de oliva, aguacate, nueces y pescados grasos.
  4. Fibra: la fibra es esencial para mantener una buena salud intestinal. Puedes consumir alimentos como cereales integrales, frutas y verduras para obtener suficiente fibra.

Recuerda seguir las indicaciones de tu dentista y adaptar tu dieta a tus necesidades y tolerancia personal. Presta atención a cualquier síntoma de malestar o dificultad al comer y consulta a un profesional si tienes dudas o preocupaciones.

Tomar suficiente agua para mantenerse hidratado y favorecer la curación

Después de una extracción dental, es importante cuidar de nuestra alimentación para facilitar la recuperación y evitar cualquier complicación. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es mantenerse hidratado, por lo que se recomienda tomar suficiente agua a lo largo del día.

Evitar alimentos calientes y picantes

Los alimentos calientes y picantes pueden irritar la zona de la extracción y causar molestias. Por ello, es recomendable evitar consumir este tipo de alimentos durante los primeros días después de la cirugía dental.

Optar por alimentos fríos y suaves

Para evitar irritaciones y proporcionar alivio, se recomienda consumir alimentos fríos y suaves. Estos pueden incluir helados, yogur, puré de manzana, sopas frías, batidos o pudines. Además, es importante evitar alimentos que sean muy duros o difíciles de masticar, ya que podrían dañar la zona de la extracción y retrasar la curación.

Incorporar alimentos ricos en nutrientes

Para favorecer la recuperación y fortalecer el sistema inmunológico, es importante incorporar alimentos que sean ricos en nutrientes. Estos pueden incluir frutas y verduras, como plátanos, manzanas, zanahorias y espinacas, que son fáciles de consumir y proporcionan vitaminas y minerales esenciales.

Evitar alimentos pegajosos y fibrosos

Los alimentos pegajosos y fibrosos, como caramelos o carnes fibrosas, pueden quedar atrapados en la zona de la extracción y dificultar la cicatrización. Por esta razón, es recomendable evitar este tipo de alimentos durante el proceso de recuperación.

Masticar con cuidado y evitar la zona de la extracción

Aunque es importante mantener una alimentación adecuada, es fundamental masticar con cuidado y evitar la zona de la extracción dental para evitar cualquier tipo de daño o molestia adicional. Se recomienda masticar por el lado opuesto de la extracción y evitar aplicar demasiada presión en la mandíbula.

Seguir las indicaciones del dentista

Por último, es fundamental seguir las indicaciones y recomendaciones del dentista en cuanto a la alimentación posterior a una extracción dental. Cada caso puede ser diferente, por lo que es importante consultar con el profesional para obtener una guía específica y personalizada.

Evitar bebidas gaseosas o con cafeína que puedan irritar la zona afectada

Después de una extracción dental, es importante cuidar adecuadamente la zona afectada para favorecer la cicatrización y evitar complicaciones. Una de las recomendaciones más importantes es mantener una alimentación suave y fácil de masticar durante los primeros días.

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es evitar las bebidas gaseosas o con cafeína. Estas bebidas pueden irritar la zona afectada y retrasar el proceso de cicatrización. Es mejor optar por agua, infusiones suaves o jugos naturales sin azúcar añadida.

Recetas suaves y nutritivas para después de una extracción dental

A continuación, te presentamos algunas recetas suaves y nutritivas que puedes disfrutar después de una extracción dental:

  • Puré de papas: Este plato es suave, fácil de masticar y muy nutritivo. Puedes prepararlo con papas hervidas y agregar un poco de mantequilla y leche para darle cremosidad. Si lo prefieres, también puedes agregar un poco de queso rallado para darle un toque extra de sabor.
  • Sopa de pollo: La sopa de pollo es un clásico reconfortante que es perfecto para después de una extracción dental. Puedes prepararla con caldo de pollo casero, verduras picadas finamente y trozos pequeños de pollo desmenuzado. Recuerda cocinarla hasta que las verduras estén bien tiernas para facilitar la masticación.
  • Batidos de frutas: Los batidos de frutas son una excelente opción para obtener los nutrientes necesarios de una manera suave y refrescante. Puedes combinar diferentes frutas como plátano, fresas, mango o papaya con un poco de leche o yogur. Si lo prefieres, también puedes agregar un poco de avena para obtener un batido más sustancioso.

Recuerda que es importante evitar alimentos duros, pegajosos o con bordes afilados que puedan causar molestias o dañar la zona afectada. Además, es fundamental seguir las indicaciones de tu dentista y mantener una buena higiene bucal para asegurar una pronta recuperación.

Después de una extracción dental es necesario cuidar adecuadamente la alimentación para favorecer la cicatrización. Evitar bebidas gaseosas o con cafeína y optar por recetas suaves y nutritivas como puré de papas, sopa de pollo y batidos de frutas es fundamental para asegurar una buena recuperación.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué debo comer después de una extracción dental?

Después de una extracción dental se recomienda comer alimentos suaves y fríos como purés, yogur, helado y sopas.

2. ¿Puedo comer alimentos calientes después de una extracción dental?

No se recomienda consumir alimentos calientes después de una extracción dental ya que pueden irritar la herida y retrasar la cicatrización.

3. ¿Cuánto tiempo debo esperar para comer después de una extracción dental?

Se recomienda esperar al menos una hora después de la extracción dental para comenzar a comer, y optar por alimentos suaves.

4. ¿Qué bebidas puedo tomar después de una extracción dental?

Después de una extracción dental se recomienda beber agua, jugos naturales no ácidos y bebidas frías como té helado o agua con hielo.

Relacionado:   Pizza casera: ¿Por qué no se eleva la masa? Descubre las soluciones

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir