Deliciosa receta: cómo hacer una pizza casera con masa hecha en casa

La pizza es uno de los platillos favoritos de muchas personas alrededor del mundo. Ya sea en una reunión con amigos, una noche de películas en casa o simplemente como una comida rápida y sabrosa, la pizza siempre es una excelente opción. Sin embargo, muchas veces nos limitamos a pedir una pizza a domicilio, sin considerar la posibilidad de hacerla nosotros mismos. Te enseñaremos cómo hacer una pizza casera con masa hecha en casa, para que puedas disfrutar de una pizza deliciosa y personalizada en la comodidad de tu hogar.

Aprenderás el paso a paso para hacer una masa de pizza casera y también te daremos algunas ideas para los ingredientes y toppings más populares. Además, te daremos algunos consejos para lograr una pizza perfecta, desde el momento en que empiezas a amasar hasta que la sacas del horno. No importa si eres principiante en la cocina o si ya tienes experiencia, esta receta es muy fácil de seguir y te garantiza una pizza deliciosa y de calidad. Así que ponte el delantal, prepara los ingredientes y descubre cómo hacer una pizza casera con masa hecha en casa.

📖 Índice de contenidos
  1. Mezcla los ingredientes para la masa en un tazón grande
  2. Extiende la masa y añade los ingredientes de tu elección
  3. Amasa la mezcla hasta que quede suave y elástica
    1. Prepara los ingredientes para tu pizza
    2. Estira la masa y añade los ingredientes
  4. Deja reposar la masa durante una hora para que se eleve
  5. Divide la masa en porciones y extiéndelas en forma redonda sobre una superficie enharinada
  6. Agrega salsa de tomate y los ingredientes de tu elección sobre la masa
  7. Hornea la pizza en un horno precalentado a 220°C durante 10-12 minutos
    1. Paso 1: Preparar la masa
    2. Paso 2: Amasar la masa
    3. Paso 3: Dejar reposar la masa
    4. Paso 4: Estirar la masa
    5. Paso 5: Agregar la cobertura
    6. Paso 6: Hornear la pizza
  8. ¡Disfruta tu deliciosa pizza casera hecha desde cero!
    1. Ingredientes para la masa:
    2. Ingredientes para la pizza:
  9. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la masa de la pizza?
    2. 2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer la masa de la pizza?
    3. 3. ¿Necesito algún equipo especial para hacer la masa de la pizza?
    4. 4. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar la pizza en el horno?

Mezcla los ingredientes para la masa en un tazón grande

Para hacer una deliciosa pizza casera con masa hecha en casa, lo primero que debes hacer es mezclar los ingredientes para la masa en un tazón grande.

Los ingredientes necesarios son:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 7 gramos de levadura seca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

En el tazón, mezcla la harina, la levadura seca, el azúcar y la sal. Haz un hueco en el centro de la mezcla y añade el agua tibia y el aceite de oliva.

Mezcla todo con una cuchara de madera hasta que los ingredientes estén bien incorporados. Luego, amasa la masa con las manos durante unos minutos hasta que obtengas una masa suave y elástica.

Una vez que hayas amasado la masa, forma una bola y colócala en un tazón ligeramente engrasado con aceite. Cubre el tazón con un paño húmedo y deja que la masa repose en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Extiende la masa y añade los ingredientes de tu elección

Continúa escribiendo el contenido solo para ese encabezado:

Después de que la masa haya reposado y haya duplicado su tamaño, es hora de extenderla y añadir los ingredientes de tu elección.

En una superficie enharinada, coloca la masa y utiliza un rodillo para extenderla en forma de círculo o rectángulo, dependiendo de tus preferencias. Asegúrate de que la masa tenga el grosor deseado, ya sea delgado o más grueso.

Una vez que hayas extendido la masa, colócala en una bandeja para pizza previamente engrasada, o utiliza papel de hornear para evitar que la masa se pegue.

Ahora es el momento de añadir los ingredientes de tu elección. Puedes usar salsa de tomate, queso mozzarella, pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, aceitunas, o cualquier otro ingrediente que te guste en tu pizza.

Recuerda distribuir los ingredientes de manera uniforme sobre la masa, y no olvides agregar un toque de tu sazón especial.

Una vez que hayas añadido los ingredientes, lleva la pizza al horno precalentado a 200 grados Celsius durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente, y el queso esté derretido y burbujeante.

Saca la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y disfrutarla. ¡Y voilà! Ya tienes una deliciosa pizza casera con masa hecha en casa para disfrutar con tus seres queridos. ¡Buen provecho!

Amasa la mezcla hasta que quede suave y elástica

Para hacer una deliciosa pizza casera, lo primero que debes hacer es preparar la masa desde cero. Esto le dará a tu pizza un sabor y una consistencia únicos. Para comenzar, mezcla en un recipiente 500 gramos de harina, 1 cucharada de sal y 1 sobre de levadura seca.

Agrega 325 ml de agua tibia a la mezcla y comienza a amasar con tus manos hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo. Asegúrate de amasar durante al menos 10 minutos, hasta que la masa esté suave y elástica.

Una vez que la masa esté lista, cúbrela con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño.

Prepara los ingredientes para tu pizza

Mientras la masa reposa, aprovecha para preparar los ingredientes que utilizarás para tu pizza casera. Puedes elegir los ingredientes que más te gusten, como queso mozzarella rallado, salsa de tomate, jamon, pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla y cualquier otro ingrediente que desees añadir.

Puedes cortar los ingredientes en rodajas o en cubos, según tus preferencias. También puedes agregar especias como orégano, albahaca o chile en polvo para darle un toque extra de sabor.

Estira la masa y añade los ingredientes

Una vez que la masa haya reposado y haya duplicado su tamaño, es hora de estirarla. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y coloca la masa encima. Con las manos o con un rodillo, estira la masa hasta obtener el tamaño y la forma deseada para tu pizza.

Una vez que hayas estirado la masa, colócala en una bandeja para horno previamente engrasada. Asegúrate de que la masa esté bien extendida y que los bordes estén ligeramente levantados para crear el borde característico de la pizza.

Ahora, esparce la salsa de tomate sobre la masa extendida, asegurándote de cubrir toda la superficie. Luego, añade los ingredientes que has preparado previamente, distribuyéndolos de manera uniforme. No tengas miedo de añadir abundante queso mozzarella, ya que este se derretirá y dará a tu pizza un sabor irresistible.

Una vez que hayas añadido todos los ingredientes, precalienta el horno a 200 grados Celsius y coloca la bandeja con la pizza en el horno. Hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con masa hecha en casa. Sirve caliente y acompaña con una ensalada fresca o tu bebida favorita.

Deja reposar la masa durante una hora para que se eleve

Una de las claves para hacer una deliciosa pizza casera es contar con una masa hecha en casa. Aunque existen muchas recetas de masa de pizza, en esta ocasión te enseñaré una versión fácil y rápida que podrás hacer en tu propia cocina.

La primera etapa es dejar reposar la masa durante una hora para que se eleve adecuadamente. Esto hará que la pizza tenga una textura más suave y esponjosa.

Para empezar, necesitarás:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 taza de agua tibia

En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura seca, el azúcar y la sal. Luego, añade el agua tibia y mezcla todo hasta obtener una masa homogénea.

Amasa la masa durante unos minutos, hasta que se vuelva suave y elástica. Si es necesario, agrega un poco más de harina para evitar que se pegue a tus manos.

Una vez que la masa esté lista, colócala en un recipiente ligeramente engrasado y cúbrelo con un paño húmedo. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Una vez que la masa haya reposado y se haya elevado, estará lista para ser utilizada en tu pizza casera. Saca la masa del recipiente y colócala en una superficie enharinada.

Divide la masa en dos partes iguales y forma dos bolas. Estira cada bola con un rodillo hasta obtener el grosor deseado para tu pizza. Recuerda que si prefieres una pizza más delgada, deberás estirar la masa más fina.

Ahora que la masa está lista, puedes añadir tus ingredientes favoritos y hornearla a la temperatura recomendada para obtener una deliciosa pizza casera con una masa hecha en casa. ¡Disfruta de tu creación!

Divide la masa en porciones y extiéndelas en forma redonda sobre una superficie enharinada

Una vez que hayas preparado la masa para tu pizza casera, el siguiente paso es dividirla en porciones. Es recomendable hacer porciones del tamaño deseado de tus pizzas. Puedes hacer mini pizzas individuales o una pizza grande para compartir.

Cuando tengas las porciones, es importante enharinar una superficie plana y limpia. Esto evitará que la masa se pegue y facilitará su manipulación. Toma una porción de masa y colócala sobre la superficie enharinada.

Ahora, con las manos limpias, comienza a extender la masa en forma redonda. Puedes utilizar las palmas de tus manos o un rodillo de cocina para ayudarte en este proceso. Recuerda que la masa debe quedar delgada, pero no demasiado fina, para que tenga la consistencia perfecta al hornearse.

Agrega salsa de tomate y los ingredientes de tu elección sobre la masa

Ahora que ya tienes tu masa de pizza hecha en casa, es momento de agregarle los ingredientes que más te gusten. La salsa de tomate es un elemento clave en una pizza, ya que le brinda ese sabor característico y delicioso.

Puedes utilizar una salsa de tomate comprada en el supermercado o, si lo prefieres, hacer tu propia salsa casera. Para hacerla, necesitarás tomates frescos, cebolla, ajo, aceite de oliva, sal, pimienta y algunas hierbas como orégano y albahaca. Puedes cocinar los tomates junto con los demás ingredientes en una sartén hasta que se forme una salsa espesa y sabrosa.

Una vez que tengas la salsa de tomate lista, puedes agregarla sobre la masa de pizza. Extiéndela de manera uniforme usando una cuchara o una espátula. Recuerda dejar un borde sin salsa para que la pizza no se derrame al hornearse.

Ahora es el momento de agregar los ingredientes que más te gusten. Puedes optar por clásicos como el pepperoni, jamón, champiñones, cebolla y pimientos. También puedes experimentar con ingredientes más originales como espinacas, aceitunas, piña o incluso anchoas.

Recuerda que puedes combinar los ingredientes a tu gusto. Puedes hacer una pizza con varios tipos de queso, agregar aceitunas negras y tomate cherry para darle un toque mediterráneo o incluso probar con ingredientes exóticos como pollo tikka masala o carne de cerdo desmenuzada estilo barbacoa.

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, es hora de hornear tu pizza. Precalienta el horno a una temperatura alta, alrededor de 220°C. Coloca la pizza en una bandeja para hornear o directamente sobre una piedra para pizza si tienes una. Hornea la pizza durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que la masa esté dorada y los ingredientes estén bien cocidos.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con masa hecha en casa y los ingredientes de tu elección. ¡Buen provecho!

Hornea la pizza en un horno precalentado a 220°C durante 10-12 minutos

Para disfrutar de una deliciosa pizza casera con una masa hecha en casa, necesitarás seguir algunos pasos sencillos. En primer lugar, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios a mano: harina, levadura, agua, sal, aceite de oliva y tus ingredientes favoritos para la cobertura.

Paso 1: Preparar la masa

En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina con 10 gramos de levadura y 1 cucharadita de sal. Agrega 300 ml de agua tibia y 2 cucharadas de aceite de oliva. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 2: Amasar la masa

Coloca la masa en una superficie enharinada y amásala durante unos 10 minutos, hasta que esté suave y elástica. Puedes utilizar las palmas de tus manos para amasar y estirar la masa. Si la masa se pega demasiado, agrega un poco más de harina.

Paso 3: Dejar reposar la masa

Una vez que la masa esté bien amasada, forma una bola y colócala en un recipiente ligeramente engrasado con aceite de oliva. Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Paso 4: Estirar la masa

Después de que la masa haya reposado, es hora de estirarla. Coloca la masa en una superficie enharinada y utiliza un rodillo para estirarla hasta obtener el grosor deseado. Si prefieres una pizza más delgada, estírala más. Si te gusta más gruesa, déjala un poco más gruesa.

Paso 5: Agregar la cobertura

Una vez que hayas estirado la masa, colócala en una bandeja para horno previamente enharinada. Ahora es el momento de agregar tus ingredientes favoritos para la cobertura. Puedes usar salsa de tomate, queso, pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, aceitunas y cualquier otro ingrediente que desees.

Paso 6: Hornear la pizza

¡Ya casi has terminado! Precalienta el horno a 220°C. Una vez que esté precalentado, coloca la pizza en el horno y hornea durante 10-12 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. Vigila la pizza de cerca para evitar que se queme.

Una vez que la pizza esté lista, retírala del horno y déjala enfriar un poco antes de cortarla en porciones y disfrutar de tu pizza casera con masa hecha en casa. ¡Buen provecho!

¡Disfruta tu deliciosa pizza casera hecha desde cero!

Si eres amante de la pizza, seguramente has soñado con hacerla en casa y disfrutar de una deliciosa pizza casera hecha con una masa hecha por ti mismo. ¡No busques más! En este artículo te enseñaremos cómo hacer una pizza casera con masa hecha en casa, para que puedas saciar tus antojos y sorprender a tus seres queridos con una auténtica obra maestra culinaria.

Ingredientes para la masa:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 300 ml de agua tibia
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Paso 1: En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Haz un hueco en el centro y agrega la levadura desmenuzada y el agua tibia. Deja reposar durante 10 minutos, hasta que la levadura se active y se forme una espuma en la superficie.

Paso 2: Agrega el aceite de oliva a la mezcla y comienza a amasar. Puedes hacerlo a mano o utilizar una batidora con gancho amasador. Amasa durante aproximadamente 10 minutos, hasta obtener una masa suave y elástica.

Paso 3: Forma una bola con la masa y colócala en un recipiente ligeramente engrasado. Cubre con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante al menos una hora, o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Ingredientes para la pizza:

  • 200 gramos de salsa de tomate
  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • 100 gramos de pepperoni
  • Orégano al gusto
  • Aceite de oliva para pincelar

Paso 4: Precalienta el horno a 220°C.

Paso 5: Divide la masa en dos partes iguales. Estira una de las partes sobre una superficie enharinada hasta obtener el tamaño deseado para tu pizza. Transfiere la masa a una bandeja para horno previamente engrasada.

Paso 6: Extiende la salsa de tomate sobre la masa, dejando un borde sin cubrir. Espolvorea el queso mozzarella rallado sobre la salsa y coloca el pepperoni en la parte superior. Espolvorea con orégano al gusto.

Paso 7: Estira la segunda parte de la masa y colócala sobre la pizza, sellando los bordes. Pincela la superficie con aceite de oliva.

Paso 8: Hornea la pizza durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso esté derretido y burbujeante.

Paso 9: Retira la pizza del horno y déjala enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones y servirla caliente.

¡Y ahí lo tienes! Una deliciosa pizza casera con una masa hecha en casa que seguramente te dejará con ganas de repetir. Personaliza los ingredientes y experimenta con diferentes sabores para crear tu propia obra maestra culinaria. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la masa de la pizza?

Por lo general, se tarda alrededor de 1 hora en hacer la masa de la pizza desde cero.

2. ¿Qué ingredientes necesito para hacer la masa de la pizza?

Los ingredientes básicos para hacer la masa de la pizza son harina, agua, levadura, sal y aceite de oliva.

3. ¿Necesito algún equipo especial para hacer la masa de la pizza?

No, solo necesitarás un tazón grande, una cuchara de madera o una batidora de pie, y tus manos para amasar la masa.

4. ¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar la pizza en el horno?

El tiempo de cocción de la pizza en el horno puede variar dependiendo de la temperatura y el grosor de la masa, pero generalmente toma alrededor de 10-15 minutos.

Relacionado:   Pizza de jamón y queso: ingredientes deliciosos que te sorprenderán

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir