Deliciosa receta: cómo hacer masa de pizza al estilo Tagliatella

Si eres amante de la pizza, seguramente te has preguntado alguna vez cómo hacer la masa perfecta en casa. La masa es uno de los elementos fundamentales de una buena pizza, y su preparación puede marcar la diferencia entre una pizza mediocre y una auténtica delicia.

En este artículo te enseñaremos cómo hacer masa de pizza al estilo Tagliatella, una famosa cadena de restaurantes italianos conocida por su exquisita pizza. Aprenderás paso a paso cómo preparar una masa suave y esponjosa, con un ligero sabor a aceite de oliva que le dará un toque especial a tus pizzas caseras.

📖 Índice de contenidos
  1. Sigue esta receta para hacer una deliciosa masa de pizza al estilo Tagliatella
    1. Ingredientes:
  2. La masa de pizza es fácil de hacer en casa
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  3. Necesitarás harina, levadura, agua, sal y aceite de oliva
  4. Mezcla todos los ingredientes en un tazón grande
  5. Amasa la masa de pizza
  6. Deja que la masa repose y se eleve
  7. ¡La masa de pizza al estilo Tagliatella está lista para usar!
  8. Amasa la mezcla hasta que esté suave y elástica
  9. Deja reposar la masa para que fermente
  10. Divide la masa en porciones y estírala
  11. ¡Tu masa de pizza está lista para ser horneada!
  12. Deja reposar la masa durante una hora para que fermente
  13. Tips para estirar la masa y lograr una pizza perfecta
  14. Divide la masa en porciones y estírala en forma de pizza
  15. Agrega tus ingredientes favoritos y hornea en un horno precalentado
  16. Disfruta de una deliciosa pizza casera al estilo Tagliatella
  17. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuánto tiempo debo dejar reposar la masa de pizza?
    2. 2. ¿Qué harina debo usar para hacer la masa de pizza?
    3. 3. ¿Cómo puedo hacer que la masa de pizza quede crujiente?
    4. 4. ¿Puedo congelar la masa de pizza sobrante?

Sigue esta receta para hacer una deliciosa masa de pizza al estilo Tagliatella

Si eres amante de la pizza, seguramente has probado diferentes estilos y sabores. Pero si estás buscando una masa de pizza que sea excepcionalmente deliciosa, te recomendamos probar la receta al estilo Tagliatella. Esta masa es conocida por su textura ligera y crujiente, y es perfecta para hacer pizzas caseras de calidad.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 7 gramos de levadura seca
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal
  • 15 ml de aceite de oliva

Para empezar, mezcla la harina y la sal en un recipiente grande. En un recipiente aparte, disuelve la levadura en el agua tibia y déjala reposar durante unos minutos hasta que se active. Luego, vierte la levadura activada y el aceite de oliva en la mezcla de harina y sal.

Amasa la mezcla durante unos minutos hasta obtener una masa suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina. Por otro lado, si está demasiado seca, añade un poco más de agua tibia. Una vez que la masa tenga la consistencia adecuada, forma una bola y cubre el recipiente con un paño húmedo. Deja que la masa repose durante al menos una hora en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

Cuando la masa haya duplicado su tamaño, es el momento de trabajarla. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y coloca la masa encima. Divídela en porciones más pequeñas según el tamaño de las pizzas que quieras hacer. Luego, con la ayuda de un rodillo, estira cada porción de masa hasta obtener el grosor deseado.

Ahora, puedes añadir tus ingredientes favoritos sobre la masa estirada. No olvides que la pizza al estilo Tagliatella se caracteriza por su simplicidad y frescura, por lo que te recomendamos utilizar ingredientes de alta calidad como tomate fresco, mozzarella de búfala y albahaca.

Una vez que hayas añadido los ingredientes, precalienta el horno a la temperatura más alta. Transfiere la pizza a una bandeja de horno o a una piedra para pizza y hornea durante unos 10-12 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

¡Y voilà! Ahora tienes una deliciosa pizza al estilo Tagliatella lista para disfrutar. Sirve caliente y acompáñala con una ensalada fresca o una copa de vino tinto. ¡Buen provecho!

La masa de pizza es fácil de hacer en casa

Si eres amante de la pizza y te encanta experimentar en la cocina, no puedes dejar de probar esta deliciosa receta casera de masa de pizza al estilo Tagliatella. Con ingredientes simples y un poco de paciencia, podrás disfrutar de una masa crujiente y deliciosa, perfecta para tus pizzas caseras.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 300 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar.
  2. Agrega el agua tibia y el aceite de oliva a la mezcla seca. Mezcla todo con una cuchara de madera hasta que se forme una masa.
  3. Amasa la masa en una superficie ligeramente enharinada durante unos 10 minutos, hasta que esté suave y elástica.
  4. Coloca la masa en un recipiente engrasado y cúbrela con un paño húmedo. Deja que la masa repose en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.
  5. Precalienta el horno a 220 grados Celsius.
  6. Divide la masa en porciones y extiéndela con un rodillo sobre una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado.
  7. Coloca la masa extendida en una bandeja para hornear y agrega tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, jamón, champiñones, etc.
  8. Hornea la pizza durante unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.
  9. Saca la pizza del horno y deja que se enfríe ligeramente antes de cortarla en porciones y disfrutarla.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera con una masa al estilo Tagliatella. Acompaña tu pizza con una ensalada fresca y una buena compañía, ¡y tendrás una comida perfecta! No olvides experimentar con diferentes ingredientes y sabores para crear tus propias variaciones de esta deliciosa receta. ¡Buen provecho!

Necesitarás harina, levadura, agua, sal y aceite de oliva

Si eres amante de la pizza y quieres probar algo diferente, te encantará esta receta de masa de pizza al estilo Tagliatella. Con pocos ingredientes básicos como harina, levadura, agua, sal y aceite de oliva, podrás crear una base deliciosa y crujiente que será el lienzo perfecto para tus ingredientes favoritos.

Para empezar, necesitarás 500 gramos de harina de trigo tipo 00, que es la más recomendada para obtener una masa ligera y elástica. También necesitarás 7 gramos de levadura fresca desmenuzada, 300 ml de agua tibia para activar la levadura, 10 gramos de sal para realzar el sabor y 30 ml de aceite de oliva para darle un toque de aroma y suavidad.

En primer lugar, mezcla la levadura desmenuzada con el agua tibia en un recipiente y déjala reposar durante unos minutos hasta que empiece a burbujear. Esto indica que la levadura está activa y lista para ser utilizada.

En otro recipiente grande, tamiza la harina y añade la sal. Haz un hueco en el centro de la harina y vierte la levadura activada y el aceite de oliva. Mezcla los ingredientes con una cuchara o con tus manos hasta formar una masa pegajosa.

Una vez que hayas formado la masa, es hora de amasarla. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y vierte la masa en ella. Amasa la masa durante unos 10-15 minutos hasta que esté suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina, pero ten cuidado de no agregar demasiado y secarla.

Después de amasar la masa, colócala en un recipiente ligeramente engrasado con aceite de oliva y cúbrelo con un paño húmedo. Deja que la masa repose en un lugar cálido durante al menos una hora o hasta que haya duplicado su tamaño.

Cuando la masa haya levado, es el momento de darle forma. Espolvorea harina sobre una superficie limpia y coloca la masa encima. Con tus manos, estira la masa suavemente hasta lograr el grosor deseado y dale forma redonda o rectangular, según tus preferencias.

Ahora, la masa está lista para ser cubierta con tus ingredientes favoritos. Extiende una capa de salsa de tomate, añade queso mozzarella rallado, tu elección de ingredientes como pepperoni, champiñones, aceitunas, etc. y finalmente espolvorea un poco de orégano y aceite de oliva.

Coloca la pizza en una bandeja de horno precalentada y hornea a 220 grados Celsius durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Saca la pizza del horno, deja que se enfríe un poco y ¡disfruta de tu deliciosa pizza casera al estilo Tagliatella!

Mezcla todos los ingredientes en un tazón grande

Para hacer la deliciosa masa de pizza al estilo Tagliatella, necesitarás mezclar todos los ingredientes en un tazón grande. Asegúrate de tener a mano 500 gramos de harina de trigo, 10 gramos de sal, 10 gramos de azúcar, 10 gramos de levadura fresca y 300 ml de agua tibia.

Comienza tamizando la harina de trigo en el tazón para evitar grumos. Agrega la sal y el azúcar a la harina tamizada y mezcla bien con una cuchara.

A continuación, desmenuza la levadura fresca en el agua tibia y mezcla hasta que se disuelva por completo. Vierte la mezcla de levadura y agua en el tazón con la harina y mezcla todo junto hasta obtener una masa homogénea.

Amasa la masa de pizza

Una vez que hayas mezclado todos los ingredientes, es hora de amasar la masa de pizza al estilo Tagliatella. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y vuelca la masa en ella.

Ahora, amasa la masa con las manos durante al menos 10 minutos, estirando y doblando la masa para desarrollar el gluten. Esto le dará a la masa la textura perfecta y la hará más elástica.

Deja que la masa repose y se eleve

Después de amasar la masa, forma una bola y colócala en un tazón ligeramente engrasado. Cubre el tazón con un paño húmedo o envuelve la masa en film transparente y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Durante este tiempo de reposo, la levadura hará su trabajo y la masa comenzará a elevarse. Esto es importantísimo para obtener una pizza con una base esponjosa y ligera.

¡La masa de pizza al estilo Tagliatella está lista para usar!

Una vez que la masa haya reposado y se haya elevado, estará lista para usar. Puedes dividirla en porciones más pequeñas si deseas hacer varias pizzas o utilizarla para hacer una pizza grande.

Estira la masa en una superficie enharinada y añade tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso mozzarella, pepperoni y cualquier otro ingrediente que desees. Luego, hornea en un horno precalentado a 220°C durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la pizza esté dorada y crujiente.

¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera al estilo Tagliatella!

Amasa la mezcla hasta que esté suave y elástica

Una de las claves para lograr una masa de pizza perfecta es amasarla correctamente. Para eso, necesitarás una superficie limpia y espolvoreada con harina. Vierte la mezcla de harina, agua, levadura y sal en la superficie y comienza a amasar.

Para amasar, utiliza las palmas de tus manos y ejerce presión hacia abajo y hacia adelante. Repite este movimiento durante aproximadamente 10 minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Si la masa se pega a tus manos, espolvorea un poco más de harina para facilitar el proceso.

Recuerda que amasar la masa de pizza requiere paciencia y dedicación. No te desanimes si al principio se siente un poco difícil, ¡practica y verás cómo mejora tu técnica!

Deja reposar la masa para que fermente

Una vez que hayas amasado la masa, es importante dejarla reposar para que fermente. Esto ayudará a que la masa se vuelva más esponjosa y tenga un sabor más desarrollado.

Coloca la masa en un recipiente ligeramente engrasado y cúbrelo con un paño húmedo. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante al menos una hora. Durante este tiempo, la levadura en la masa comenzará a trabajar y la masa aumentará su tamaño.

Si tienes prisa, puedes acelerar el proceso de fermentación colocando la masa en un lugar cálido, como cerca de un horno precalentado o sobre un radiador. Sin embargo, ten en cuenta que la fermentación lenta proporciona mejores resultados en cuanto a sabor y textura.

Divide la masa en porciones y estírala

Una vez que la masa ha fermentado, es hora de dividirla en porciones y estirarla para formar las bases de pizza individuales.

Divide la masa en porciones del tamaño deseado y forma bolas con cada porción. Luego, espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y coloca una de las bolas de masa sobre ella. Con las manos o un rodillo, estira la masa en forma de círculo hasta obtener el grosor deseado.

Recuerda que la masa de pizza al estilo Tagliatella suele ser más fina que otras variedades, así que estírala lo más posible para obtener una base crujiente y deliciosa.

¡Tu masa de pizza está lista para ser horneada!

Una vez que hayas estirado todas las porciones de masa, estarás listo para hornear tus pizzas al estilo Tagliatella. Agrega tus ingredientes favoritos, como salsa de tomate, queso, vegetales y carnes, y coloca las pizzas en un horno precalentado a alta temperatura.

Hornea las pizzas durante aproximadamente 10-15 minutos o hasta que la masa esté dorada y crujiente. ¡Y voilà, tendrás unas deliciosas pizzas caseras al estilo Tagliatella para disfrutar con tus amigos y familiares!

Deja reposar la masa durante una hora para que fermente

Una de las claves para lograr una masa de pizza perfecta es dejarla reposar durante un tiempo adecuado para que fermente. Esto le dará a la masa su textura y sabor característicos. Para lograrlo, sigue estos pasos:

  1. En un recipiente grande, mezcla 500 gramos de harina tipo 00, 10 gramos de sal y 10 gramos de azúcar.
  2. En otro recipiente aparte, disuelve 25 gramos de levadura fresca en 325 ml de agua tibia.
  3. Agrega la mezcla de levadura al recipiente con la harina y mezcla hasta formar una masa homogénea.
  4. Amasa la masa durante unos 10 minutos hasta que esté suave y elástica.
  5. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

¡Y listo! Ahora tienes una masa de pizza lista para ser estirada y cubierta con tus ingredientes favoritos.

Tips para estirar la masa y lograr una pizza perfecta

Una vez que tienes la masa lista, es importante estirarla correctamente para lograr una pizza deliciosa. Aquí te dejo algunos tips:

  • Esparce un poco de harina sobre una superficie plana y coloca la masa encima.
  • Con las manos, empieza a estirar la masa desde el centro hacia los bordes, girándola constantemente para que quede de forma circular.
  • Si la masa se encoge o se retrae, déjala reposar durante unos minutos y luego continúa estirándola.
  • Una vez que la masa tenga el tamaño deseado, transfiérela a una bandeja para hornear ligeramente enharinada o a una piedra para pizza.
  • Antes de agregar los ingredientes, puedes hacer pequeños agujeros en la masa con un tenedor para evitar que se formen burbujas durante la cocción.

Sigue estos consejos y estarás en camino de hacer una deliciosa pizza al estilo Tagliatella. ¡Disfruta de tu creación casera!

Divide la masa en porciones y estírala en forma de pizza

Una vez que hayas preparado la masa de pizza al estilo Tagliatella, es hora de darle forma y convertirla en deliciosas pizzas individuales. Para ello, debes dividir la masa en porciones del tamaño que desees y luego estirar cada porción en forma de pizza.

Para dividir la masa, puedes utilizar un cuchillo afilado o una rasqueta de panadero. Corta la masa en porciones iguales y forma bolas con cada porción. Luego, cubre las bolas de masa con un paño húmedo y déjalas reposar durante unos minutos.

Una vez que las porciones hayan reposado, toma una bola de masa y comienza a estirarla con las manos. Puedes hacerlo directamente sobre una superficie enharinada o utilizar un rodillo si prefieres. Asegúrate de estirar la masa de manera uniforme, creando una forma redonda o rectangular, según tus preferencias.

Si deseas una masa de pizza más fina, puedes estirarla aún más. Si prefieres una masa más gruesa, déjala con un grosor mayor. Recuerda que la masa se elevará ligeramente durante el horneado, por lo que es mejor dejarla un poco más gruesa de lo que deseas que quede finalmente.

Una vez que hayas estirado la masa en forma de pizza, puedes transferirla a una bandeja para hornear o a una piedra para pizza previamente caliente. Es importante que la superficie esté enharinada o cubierta con papel de hornear para evitar que la masa se pegue.

Repite este proceso con cada porción de masa hasta haber creado todas las pizzas individuales que deseas. Luego, estás listo para añadir tus ingredientes favoritos y hornearlas en el horno precalentado.

¡Disfruta de tus deliciosas pizzas caseras al estilo Tagliatella!

Agrega tus ingredientes favoritos y hornea en un horno precalentado

La masa de pizza al estilo Tagliatella es conocida por ser deliciosa y versátil. Con esta receta podrás disfrutar de una base crujiente y llena de sabor, lista para ser cubierta con tus ingredientes favoritos.

Para hacer esta masa, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de sal
  • 10 gramos de azúcar
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 300 ml de agua
  • 30 ml de aceite de oliva

En primer lugar, disuelve la levadura fresca en el agua tibia y agrega el azúcar. Deja reposar durante unos minutos hasta que empiece a espumar.

En un recipiente aparte, mezcla la harina y la sal. Agrega la levadura disuelta en el agua y el aceite de oliva. Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.

Amasa la masa durante al menos 10 minutos hasta que esté suave y elástica. Si la masa se pega demasiado, agrega un poco más de harina.

Coloca la masa en un recipiente engrasado y cubre con un paño húmedo. Deja reposar en un lugar cálido durante al menos una hora o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Precalienta el horno a 250 grados Celsius.

Divide la masa en porciones y estírala con un rodillo sobre una superficie enharinada. Coloca la masa estirada en una bandeja de horno y agrega tus ingredientes favoritos.

Hornea la pizza durante 12-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera al estilo Tagliatella.

Disfruta de una deliciosa pizza casera al estilo Tagliatella

Si eres un amante de la pizza, seguramente habrás probado la famosa cadena de restaurantes Tagliatella. Sus pizzas son reconocidas por tener una masa delgada y crujiente, con un sabor único que las hace irresistibles. ¿Te gustaría saber cómo hacer masa de pizza al estilo Tagliatella en casa? ¡Sigue leyendo!

Para lograr una masa perfecta, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 325 ml de agua tibia
  • 10 gramos de sal
  • 10 gramos de azúcar
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Primero, disuelve la levadura y el azúcar en el agua tibia. Deja reposar la mezcla durante 10 minutos hasta que se forme espuma en la superficie. Esto indica que la levadura está activa.

En un recipiente aparte, mezcla la harina y la sal. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura activada junto con el aceite de oliva. Comienza a mezclar los ingredientes con tus manos o con una espátula hasta obtener una masa homogénea.

Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante aproximadamente 10 minutos, hasta que se vuelva lisa y elástica. Luego, forma una bola y colócala en un recipiente ligeramente aceitado. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja que la masa repose en un lugar cálido durante al menos una hora, o hasta que duplique su tamaño.

Una vez que la masa haya fermentado, es el momento de darle forma. Espolvorea harina sobre una superficie limpia y coloca la masa sobre ella. Divídela en las porciones deseadas y extiéndelas con un rodillo hasta obtener el grosor deseado. Recuerda enharinar el rodillo y la superficie para evitar que la masa se pegue.

Finalmente, coloca la masa extendida sobre una bandeja para pizza o una piedra de pizza previamente calentada en el horno. Añade tus ingredientes favoritos y hornea a 220 grados Celsius durante unos 10-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza casera al estilo Tagliatella en la comodidad de tu hogar. No olvides experimentar con diferentes ingredientes y combinaciones para crear tu propia versión de esta clásica receta italiana. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto tiempo debo dejar reposar la masa de pizza?

Es recomendable dejar reposar la masa de pizza al menos una hora para que fermente y adquiera su textura y sabor característicos.

2. ¿Qué harina debo usar para hacer la masa de pizza?

La harina de trigo tipo 00 es la más recomendada para hacer la masa de pizza, ya que tiene un contenido de proteínas adecuado para lograr una textura elástica.

3. ¿Cómo puedo hacer que la masa de pizza quede crujiente?

Para que la masa de pizza quede crujiente, es importante estirarla lo más fina posible y hornearla a una temperatura alta (aproximadamente 250°C) durante unos minutos.

4. ¿Puedo congelar la masa de pizza sobrante?

Sí, puedes congelar la masa de pizza sobrante. Solo debes envolverla en papel film y colocarla en el congelador. Al momento de utilizarla, déjala descongelar en el refrigerador y luego amásala nuevamente antes de hornear.

Relacionado:   Receta fácil: cómo hacer pizza sin rodillo en casa

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir