Cómo hacer pizza cuatro quesos casera: receta fácil y deliciosa

La pizza es uno de los platillos más populares en todo el mundo, y una de las opciones favoritas de muchas personas es la pizza cuatro quesos. Esta deliciosa combinación de quesos derretidos sobre una base de masa crujiente es irresistible para los amantes del queso. Si te gustaría aprender a hacer tu propia pizza cuatro quesos casera, estás en el lugar indicado.

En este artículo te daremos una receta fácil y paso a paso para hacer una pizza cuatro quesos deliciosa en la comodidad de tu hogar. Te mostraremos cómo hacer la masa desde cero, cómo preparar la salsa de tomate y, por supuesto, cómo seleccionar los quesos perfectos para lograr una combinación de sabores irresistible. Si eres un amante del queso, ¡no te puedes perder esta receta! Sigue leyendo para descubrir todos los secretos para hacer una pizza cuatro quesos casera que te dejará con ganas de repetir una y otra vez.

📖 Índice de contenidos
  1. Busca una receta de masa de pizza fácil de seguir
    1. Reúne los ingredientes necesarios
    2. Sigue paso a paso la receta de masa de pizza
    3. Extiende la masa y añade los ingredientes
    4. Hornea la pizza y disfruta
  2. Amasa la masa hasta que esté suave y elástica
    1. Deja reposar la masa para que fermente
    2. Estira la masa y añade los ingredientes
    3. Hornea la pizza y disfruta
  3. Extiende la masa en una bandeja para pizza
  4. Prepara la salsa de tomate
  5. Prepara una mezcla de quesos: mozzarella, gorgonzola, queso de cabra y queso parmesano
  6. Espolvorea los quesos sobre la masa extendida
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  7. Agrega otros ingredientes opcionales, como tomate en rodajas o aceitunas negras
  8. Hornea la pizza en un horno precalentado a alta temperatura
  9. Cocina hasta que la masa esté dorada y los quesos estén derretidos y burbujeantes
  10. Retira del horno y deja enfriar ligeramente antes de cortar y servir
  11. Disfruta de tu deliciosa pizza cuatro quesos casera
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  12. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Cuál es la receta de la pizza cuatro quesos casera?
    2. 2. ¿Cómo se hace la masa de la pizza?
    3. 3. ¿Cuánto tiempo se debe hornear la pizza cuatro quesos?
    4. 4. ¿Puedo agregar otros ingredientes a la pizza cuatro quesos?

Busca una receta de masa de pizza fácil de seguir

Para empezar a hacer tu pizza cuatro quesos casera, lo primero que necesitarás es una buena receta de masa de pizza. Puedes buscar en internet o en libros de cocina algunas opciones fáciles de seguir. Recuerda que la masa es la base de tu pizza, así que es importante que esté bien hecha.

Reúne los ingredientes necesarios

Una vez que hayas encontrado la receta de masa de pizza que más te guste, es hora de reunir todos los ingredientes necesarios. Para una pizza cuatro quesos necesitarás los siguientes:

  • Harina de trigo
  • Levadura
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Agua tibia
  • Queso mozzarella
  • Queso gorgonzola
  • Queso parmesano
  • Queso provolone
  • Tomate
  • Orégano

Estos son los ingredientes básicos para una pizza cuatro quesos, pero si quieres añadirle algún otro ingrediente como jamón, champiñones o aceitunas, ¡adelante!

Sigue paso a paso la receta de masa de pizza

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, es importante seguir paso a paso la receta de masa de pizza que has elegido. Mezcla la harina con la levadura, el aceite, la sal y el agua tibia en un recipiente grande. Amasa la mezcla hasta obtener una masa suave y elástica.

Deja reposar la masa durante al menos una hora para que fermente y suba. Mientras tanto, puedes ir preparando los quesos. Ralla el queso mozzarella, corta en trozos pequeños el queso gorgonzola y el queso provolone, y ralla el queso parmesano. También puedes cortar el tomate en rodajas finas.

Extiende la masa y añade los ingredientes

Una vez que la masa haya reposado, extiéndela sobre una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado. Coloca la masa extendida en una bandeja para horno y añade los ingredientes encima. Empieza por una capa de queso mozzarella, seguida por el queso gorgonzola, el queso provolone y el queso parmesano.

Añade también las rodajas de tomate y espolvorea un poco de orégano por encima. Puedes añadir un poco más de queso mozzarella si lo deseas.

Hornea la pizza y disfruta

Una vez que hayas añadido todos los ingredientes, es hora de hornear la pizza. Precalienta el horno a una temperatura alta y mete la pizza durante unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y los quesos estén derretidos y burbujeantes.

Saca la pizza del horno, déjala reposar unos minutos y luego córtala en porciones. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de tu deliciosa pizza cuatro quesos casera. ¡Buen provecho!

Amasa la masa hasta que esté suave y elástica

Para comenzar a hacer nuestra pizza cuatro quesos casera, lo primero que debemos hacer es amasar la masa. Para ello, en un recipiente grande, mezclamos 500 gramos de harina con 10 gramos de sal. Luego, hacemos un hueco en el centro y agregamos 25 gramos de levadura fresca disuelta en 300 ml de agua tibia.

Ahora, con las manos o con la ayuda de una batidora amasadora, vamos integrando todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y elástica. Este proceso puede llevar unos 10 minutos aproximadamente. Si la masa está muy pegajosa, podemos agregar un poco más de harina.

Deja reposar la masa para que fermente

Una vez que hemos amasado la masa, la colocamos en un recipiente ligeramente engrasado y la cubrimos con un paño húmedo. Dejamos reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora o hasta que la masa haya duplicado su tamaño. Este tiempo es necesario para que la levadura fermente y la masa adquiera su textura y sabor característicos.

Estira la masa y añade los ingredientes

Una vez que la masa ha fermentado, la sacamos del recipiente y la colocamos sobre una superficie ligeramente enharinada. Con la ayuda de un rodillo, la estiramos hasta obtener el grosor deseado. Recuerda que si te gusta la pizza más delgada, debes estirarla más fina, y si prefieres una pizza más gruesa, puedes dejarla un poco más gruesa.

Ahora viene la parte divertida: añadir los ingredientes. Para nuestra pizza cuatro quesos casera, necesitaremos salsa de tomate, mozzarella, queso azul, queso brie y queso parmesano. Puedes distribuirlos de manera uniforme sobre toda la superficie de la masa o crear patrones, ¡eso dependerá de tu creatividad!

Hornea la pizza y disfruta

Una vez que hemos añadido todos los ingredientes, precalentamos el horno a una temperatura de 220°C. Luego, colocamos la pizza en una bandeja apta para horno y la horneamos durante aproximadamente 15-20 minutos o hasta que los quesos estén dorados y burbujeantes.

Una vez que la pizza cuatro quesos casera esté lista, la sacamos del horno y la dejamos reposar unos minutos antes de cortarla y servirla. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de una deliciosa pizza cuatro quesos hecha en casa.

Extiende la masa en una bandeja para pizza

Para comenzar a hacer tu pizza cuatro quesos casera, lo primero que debes hacer es extender la masa en una bandeja para pizza. Puedes hacer tu propia masa casera o utilizar una masa prehecha, ¡la elección es tuya!

Si decides hacer tu propia masa, mezcla en un recipiente harina, agua, levadura, sal y aceite de oliva. Amasa hasta obtener una textura suave y deja reposar la masa durante 1 hora para que fermente.

Una vez que tengas la masa lista, enharina ligeramente una superficie plana y extiéndela con un rodillo hasta obtener el tamaño deseado para tu pizza. Luego, coloca la masa extendida en una bandeja para pizza previamente engrasada.

Consejo: Si quieres que tu pizza tenga una base crujiente, precalienta la bandeja para pizza en el horno antes de colocar la masa. Esto ayudará a que la masa se cocine de manera uniforme y quede crujiente.

Prepara la salsa de tomate

La salsa de tomate es un elemento clave en cualquier pizza. Para hacer la salsa de tomate para tu pizza cuatro quesos casera, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Tomates maduros
  • Ajo
  • Cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva y sofríe el ajo y la cebolla picados hasta que estén dorados. Luego, añade los tomates picados y cocina a fuego lento durante unos 10 minutos, o hasta que los tomates se hayan deshecho y la salsa tenga una consistencia espesa.

Una vez que la salsa de tomate esté lista, sazónala con sal y pimienta al gusto. Puedes añadir también hierbas y especias como albahaca, orégano o pimentón para darle más sabor.

Consejo: Si prefieres una salsa de tomate más suave, puedes pasarla por una licuadora o procesador de alimentos para obtener una textura más fina.

Prepara una mezcla de quesos: mozzarella, gorgonzola, queso de cabra y queso parmesano

La pizza cuatro quesos es una deliciosa y popular opción para los amantes del queso. Esta receta casera te permitirá disfrutar de una pizza llena de sabor y cremosidad. Para prepararla, necesitarás una mezcla de cuatro quesos: mozzarella, gorgonzola, queso de cabra y queso parmesano.

La mozzarella es uno de los quesos más utilizados en la pizza. Su textura suave y su sabor ligeramente salado hacen que sea perfecta para fundirse y crear una capa de queso derretido. El gorgonzola, por otro lado, aporta un sabor intenso y ligeramente picante. Su consistencia cremosa se mezcla a la perfección con los otros quesos.

El queso de cabra, con su sabor distintivo y su textura suave, añade un toque de frescura a la pizza. Por último, el queso parmesano, con su sabor fuerte y salado, agrega un toque de elegancia a la mezcla de quesos.

Para preparar la mezcla de quesos, simplemente corta la mozzarella en rodajas finas, desmenuza el gorgonzola, corta el queso de cabra en trozos pequeños y ralla el queso parmesano. Mezcla todos los quesos en un recipiente y ¡listo!

Espolvorea los quesos sobre la masa extendida

Una de las pizzas más populares y deliciosas es la pizza cuatro quesos. La combinación de diferentes tipos de queso crea una explosión de sabores que te dejará con ganas de más.

Si eres amante del queso y te encanta la pizza, no puedes perderte esta receta fácil y casera para hacer una pizza cuatro quesos irresistible. Sigue estos pasos y sorprende a tus invitados con un plato delicioso.

Ingredientes:

  • Masa para pizza
  • Queso mozzarella
  • Queso gorgonzola
  • Queso parmesano
  • Queso provolone
  • Salsa de tomate
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Sal

Preparación:

Paso 1: Precalienta el horno a 220 grados Celsius. Mientras tanto, estira la masa para pizza sobre una superficie enharinada hasta que obtengas el grosor deseado.

Paso 2: Coloca la masa estirada sobre una bandeja para horno previamente engrasada o cubierta con papel para hornear.

Paso 3: Unta la salsa de tomate sobre la masa, asegurándote de cubrirla de manera uniforme. Puedes añadir más salsa si te gusta una pizza más jugosa.

Paso 4: Espolvorea generosamente los quesos mozzarella, gorgonzola, parmesano y provolone sobre la salsa de tomate. Puedes mezclar los quesos o colocarlos en diferentes áreas de la pizza para experimentar diferentes combinaciones de sabores.

Paso 5: Rocía un poco de aceite de oliva sobre los quesos para que se doren y se vuelvan más cremosos durante la cocción. Agrega una pizca de sal y espolvorea orégano al gusto para realzar los sabores.

Paso 6: Lleva la pizza al horno precalentado y hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y los quesos se hayan derretido y estén burbujeantes.

Paso 7: Retira la pizza del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y servirla. Esto permitirá que los sabores se asienten y que la pizza sea más fácil de manejar.

Paso 8: ¡Disfruta de tu deliciosa pizza cuatro quesos casera! Puedes servirla como plato principal o como aperitivo en una reunión con amigos o familiares.

Con esta receta fácil y deliciosa, podrás disfrutar de una pizza cuatro quesos casera en cualquier momento. ¡No hay nada mejor que el sabor de una pizza recién hecha con una combinación perfecta de quesos!

Agrega otros ingredientes opcionales, como tomate en rodajas o aceitunas negras

Si quieres darle un toque diferente a tu pizza cuatro quesos casera, puedes agregar otros ingredientes opcionales que complementarán su sabor. Algunas opciones populares son tomate en rodajas, que le dará un toque refrescante, o aceitunas negras, que le añadirán un sabor salado y único.

Hornea la pizza en un horno precalentado a alta temperatura

Para disfrutar de una deliciosa pizza cuatro quesos casera, es importante hornearla en un horno precalentado a alta temperatura. Esto garantizará una base crujiente y un queso derretido perfectamente. Prepara tu horno a una temperatura de 220 grados Celsius y asegúrate de que esté bien caliente antes de colocar la pizza.

Cocina hasta que la masa esté dorada y los quesos estén derretidos y burbujeantes

Una de las pizzas más populares y deliciosas es la pizza cuatro quesos. Esta receta combina cuatro tipos diferentes de quesos, creando una explosión de sabores en cada bocado. Aunque puedes encontrar esta pizza en muchos restaurantes, hacerla en casa es muy sencillo y gratificante.

Para hacer una pizza cuatro quesos casera, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Masa para pizza (puedes comprarla o hacerla tú mismo/a)
  • Queso mozzarella
  • Queso gorgonzola
  • Queso parmesano
  • Queso provolone
  • Salsa de tomate
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Una vez que tengas todos los ingredientes, sigue estos pasos:

  1. Prepara la masa para pizza según las instrucciones del paquete o de tu receta favorita. Amasa hasta obtener una masa suave y elástica. Deja reposar durante al menos 1 hora.
  2. Estira la masa en una superficie enharinada hasta obtener el tamaño y grosor deseado. Transfiere la masa a una bandeja para pizza previamente engrasada.
  3. Unta la salsa de tomate sobre la masa extendida, asegurándote de cubrir toda la superficie.
  4. Corta los quesos en trozos pequeños o ralla si lo prefieres. Espolvorea generosamente los cuatro quesos sobre la salsa de tomate.
  5. Condimenta con sal y pimienta al gusto. Rocía un poco de aceite de oliva sobre los quesos.
  6. Coloca la pizza en un horno precalentado a 220°C y cocina durante aproximadamente 12-15 minutos, o hasta que la masa esté dorada y los quesos estén derretidos y burbujeantes.
  7. Saca la pizza del horno y deja reposar durante unos minutos antes de cortarla en porciones. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza cuatro quesos casera!

La pizza cuatro quesos casera es perfecta para compartir en una reunión con amigos o familiares. El equilibrio de sabores entre los quesos mozzarella, gorgonzola, parmesano y provolone hará que cada bocado sea una experiencia única. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a todos con tu habilidad en la cocina!

Retira del horno y deja enfriar ligeramente antes de cortar y servir

Una vez que hayas preparado y horneado tu deliciosa pizza cuatro quesos casera, es importante retirarla del horno y dejarla enfriar ligeramente antes de cortar y servir. Este paso es fundamental para asegurarte de que la pizza conserve su forma y no se desmorone al cortarla.

Para retirar la pizza del horno, utiliza una espátula lo suficientemente grande y resistente para soportar el peso de la pizza. Desliza la espátula debajo de la base de la pizza y con movimientos suaves y cuidadosos, transfiere la pizza a una tabla de cortar o una bandeja para servir.

Ahora es el momento de dejar que la pizza repose y se enfríe ligeramente. Esto permitirá que los ingredientes se asienten y se mezclen, y evitará que te quemes al comerla. Deja la pizza reposar durante aproximadamente 5 minutos antes de cortarla.

Una vez que la pizza haya enfriado ligeramente, puedes proceder a cortarla. Utiliza un cuchillo afilado o una cortapizzas para hacer cortes limpios y precisos. Si deseas porciones más pequeñas, puedes hacer cortes en forma de cuadrados o triángulos.

Finalmente, sirve la pizza cuatro quesos casera en platos individuales o en una bandeja para compartir. Acompáñala con tu salsa favorita, como salsa de tomate o salsa de pesto, y disfruta de esta deliciosa y reconfortante comida.

Disfruta de tu deliciosa pizza cuatro quesos casera

Si eres amante de la pizza y te encanta el queso, esta receta de pizza cuatro quesos casera es perfecta para ti. Con ingredientes simples y un poco de tiempo, podrás disfrutar de una pizza deliciosa y llena de sabor.

La pizza cuatro quesos es una opción popular para aquellos que disfrutan de una explosión de sabores lácteos. Esta receta combina diferentes tipos de queso, cada uno con su propio perfil de sabor, para crear una combinación irresistible.

Ingredientes:

  • Masa para pizza
  • 150g de queso mozzarella rallado
  • 100g de queso gorgonzola desmenuzado
  • 100g de queso emmental rallado
  • 100g de queso parmesano rallado
  • Tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  1. Comienza por precalentar el horno a 220°C.
  2. En una superficie enharinada, extiende la masa para pizza y dale forma redonda o rectangular, según tu preferencia.
  3. Coloca la masa en una bandeja para horno previamente engrasada.
  4. Unta la base de la masa con tomate triturado y esparce un poco de sal y pimienta.
  5. En un recipiente aparte, mezcla los quesos mozzarella, gorgonzola, emmental y parmesano.
  6. Esparce generosamente la mezcla de quesos sobre la base de tomate en la masa.
  7. Finalmente, riega un poco de aceite de oliva sobre los quesos para darle un toque extra de sabor.
  8. Lleva la pizza al horno y hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que los quesos estén dorados y burbujeantes.
  9. Una vez lista, saca la pizza del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortar y servir.

Servir la pizza cuatro quesos casera mientras aún está caliente es la mejor manera de disfrutarla. La combinación de quesos derretidos y sabores intensos harán que cada bocado sea una experiencia deliciosa.

Además, si te gusta experimentar, puedes agregar ingredientes adicionales como tomates cherry, aceitunas o hierbas frescas para darle un toque personalizado a tu pizza. ¡No hay límites para la creatividad en la cocina!

Así que la próxima vez que tengas antojo de pizza, prueba esta receta de pizza cuatro quesos casera. Te aseguro que no te arrepentirás y quedarás impresionado por el sabor y la textura de esta deliciosa pizza.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuál es la receta de la pizza cuatro quesos casera?

La receta de la pizza cuatro quesos casera incluye queso mozzarella, queso gorgonzola, queso parmesano y queso provolone.

2. ¿Cómo se hace la masa de la pizza?

La masa de la pizza se hace mezclando harina, agua, levadura, sal y aceite de oliva, y luego amasando hasta obtener una masa elástica.

3. ¿Cuánto tiempo se debe hornear la pizza cuatro quesos?

La pizza cuatro quesos se debe hornear durante aproximadamente 12-15 minutos a una temperatura de 220°C.

4. ¿Puedo agregar otros ingredientes a la pizza cuatro quesos?

Sí, puedes agregar otros ingredientes a la pizza cuatro quesos como champiñones, tomate, cebolla o jamón, según tus preferencias.

Relacionado:   Receta de masa de pizza de trigo sarraceno con Thermomix

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir