Aprende cómo hacer pizza a la parrilla en casa de forma sencilla

La pizza es uno de los platillos más populares y deliciosos en todo el mundo. Su masa crujiente, cubierta de sabrosos ingredientes y el queso derretido la convierten en una opción irresistible para cualquier ocasión. Aunque tradicionalmente se cocina en un horno, también es posible preparar una deliciosa pizza a la parrilla desde la comodidad de tu hogar.

Te enseñaremos paso a paso cómo hacer pizza a la parrilla de forma sencilla y con ingredientes que probablemente ya tengas en tu cocina. Desde la preparación de la masa hasta la elección de los ingredientes y la cocción en la parrilla, te daremos todos los consejos necesarios para que puedas disfrutar de una pizza casera y deliciosa. ¡No te lo pierdas!

📖 Índice de contenidos
  1. Utiliza una parrilla de carbón para obtener un sabor ahumado delicioso
    1. Ingredientes necesarios:
    2. Pasos a seguir:
  2. Prepara la masa de pizza casera con harina, levadura, agua y sal
    1. Escoge tus ingredientes favoritos para el relleno
    2. Cocina la pizza a la parrilla hasta que esté dorada y crujiente
  3. Deja reposar la masa durante al menos una hora para que suba
    1. Prepara los ingredientes para tu pizza
    2. Prepara la parrilla y estira la masa
    3. Agrega los ingredientes y termina de cocinar
  4. Estira la masa en forma de círculo con un rodillo o con las manos
  5. Prepara los ingredientes y elige tus toppings favoritos
  6. Coloca la masa en la parrilla y añade los ingredientes
  7. Coloca la masa en la parrilla caliente y cocina por un par de minutos hasta que se dore ligeramente
    1. Paso 1: Preparar la masa
    2. Paso 2: Estirar la masa
    3. Paso 3: Precalentar la parrilla
    4. Paso 4: Colocar la masa en la parrilla caliente
    5. Paso 5: Agregar los ingredientes
    6. Paso 6: Cocinar hasta que esté lista
  8. Voltea la masa y agrega tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, vegetales, carnes, etc
    1. Paso 1: Preparar la parrilla
    2. Paso 2: Estirar la masa
    3. Paso 3: Cocinar la masa
    4. Paso 4: Agregar los ingredientes
    5. Paso 5: Terminar la cocción
  9. Cierra la parrilla y cocina por unos minutos más hasta que el queso se derrita y los ingredientes estén calientes
    1. Paso 1: Preparar la parrilla
    2. Paso 2: Preparar la masa
    3. Paso 3: Estirar la masa
    4. Paso 4: Cocinar la masa en la parrilla
    5. Paso 5: Agregar los ingredientes
    6. Paso 6: Volver a la parrilla
    7. Paso 7: ¡A disfrutar!
  10. Retira la pizza de la parrilla y disfruta de tu deliciosa creación casera
  11. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Qué tipo de harina debo usar para hacer la masa de pizza?
    2. 2. ¿Cuánto tiempo debo dejar reposar la masa de pizza antes de usarla?
    3. 3. ¿Cuál es la temperatura ideal para cocinar la pizza a la parrilla?
    4. 4. ¿Cuánto tiempo debo cocinar la pizza a la parrilla?

Utiliza una parrilla de carbón para obtener un sabor ahumado delicioso

Si eres amante de la pizza y quieres probar una versión diferente y deliciosa, te recomendamos hacerla a la parrilla. La parrilla de carbón le dará un sabor ahumado y único que no podrás resistir. Sigue estos sencillos pasos para disfrutar de una pizza a la parrilla en casa.

Ingredientes necesarios:

  • 1 kilogramo de masa para pizza
  • Tomate triturado
  • Mozzarella rallada
  • Ingredientes adicionales al gusto: pepperoni, champiñones, aceitunas, etc.
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Pasos a seguir:

  1. Enciende la parrilla de carbón y deja que se caliente durante unos 15-20 minutos.
  2. Mientras tanto, estira la masa para pizza en forma de círculo o rectángulo, según tus preferencias.
  3. Unta la masa con una capa de tomate triturado y espolvorea mozzarella rallada por encima.
  4. Añade los ingredientes adicionales que desees y sazona con sal y pimienta al gusto.
  5. Cuando la parrilla esté caliente, coloca la pizza directamente sobre la parrilla. Cocina durante aproximadamente 5-7 minutos, o hasta que la base esté dorada y crujiente.
  6. Voltea la pizza con cuidado utilizando unas pinzas y cocina durante otros 5-7 minutos, o hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén bien cocidos.
  7. Retira la pizza de la parrilla y deja que se enfríe un poco antes de cortarla y servirla.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza a la parrilla casera. Acompáñala con una ensalada fresca y una bebida refrescante para completar tu comida. ¡No olvides compartir esta receta con tus amigos y familiares para que también puedan disfrutar de esta increíble experiencia culinaria!

Prepara la masa de pizza casera con harina, levadura, agua y sal

Si eres amante de la pizza y te encanta experimentar en la cocina, hoy te enseñaré cómo hacer una deliciosa pizza a la parrilla en casa de forma sencilla. Para comenzar, lo primero que necesitarás es preparar la masa de pizza casera.

La masa de pizza se hace principalmente con harina, levadura, agua y sal. En un recipiente, mezcla 300 gramos de harina con 5 gramos de levadura y 5 gramos de sal. Añade 200 ml de agua tibia y mezcla todo hasta obtener una masa homogénea.

Una vez que la masa esté bien integrada, amásala durante unos minutos en una superficie enharinada hasta que esté suave y elástica. Luego, coloca la masa en un recipiente, tápala con un paño húmedo y déjala reposar durante al menos una hora en un lugar cálido.

Escoge tus ingredientes favoritos para el relleno

Mientras la masa reposa, puedes ir preparando los ingredientes para el relleno de tu pizza a la parrilla. Puedes escoger entre una gran variedad de ingredientes como queso mozzarella, tomate, cebolla, pimientos, champiñones, jamon, aceitunas y cualquier otro ingrediente que desees añadir.

Una vez que todos los ingredientes estén listos, precalienta la parrilla a fuego medio-alto. Divide la masa en porciones más pequeñas y estira cada porción hasta obtener una forma redonda o rectangular, según tus preferencias. Coloca la masa estirada en la parrilla caliente.

Cocina la pizza a la parrilla hasta que esté dorada y crujiente

Cocina la pizza durante unos minutos en la parrilla, asegurándote de voltearla de vez en cuando para que se cocine de manera uniforme. Cuando la masa esté dorada y crujiente, retira la pizza de la parrilla y coloca tus ingredientes favoritos en la parte superior.

Vuelve a colocar la pizza en la parrilla durante unos minutos más, hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén bien calientes. Retira la pizza de la parrilla y sírvela caliente.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza a la parrilla casera, con una masa suave por dentro y crujiente por fuera, y con tus ingredientes favoritos. ¡Buen provecho!

Deja reposar la masa durante al menos una hora para que suba

Para hacer una deliciosa pizza a la parrilla en casa, lo primero que debes hacer es preparar la masa. Mezcla en un recipiente 500 gramos de harina con 10 gramos de sal y 10 gramos de azúcar. Luego, disuelve 25 gramos de levadura fresca en 300 ml de agua tibia y agrégala a la mezcla de harina.

Amasa todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y elástica. Si es necesario, añade un poco más de harina o agua para obtener la consistencia adecuada. Una vez que la masa esté lista, forma una bola y colócala en un recipiente enharinado. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa durante al menos una hora en un lugar cálido para que pueda subir y duplicar su tamaño.

Prepara los ingredientes para tu pizza

Mientras la masa reposa, aprovecha para preparar los ingredientes que utilizarás en tu pizza. Puedes elegir entre una variedad de opciones, como mozzarella, tomate, pepperoni, cebolla, pimientos, aceitunas, jamón, champiñones, entre otros.

Corta los ingredientes en rodajas o trozos según tus preferencias. También puedes agregar algunas especias como orégano o albahaca para darle un toque extra de sabor a tu pizza.

Prepara la parrilla y estira la masa

Una vez que la masa haya reposado y haya subido, es hora de preparar la parrilla. Enciende el fuego y deja que se caliente bien. Mientras tanto, espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y estira la masa con un rodillo hasta obtener el grosor deseado.

Una vez que la parrilla esté caliente, coloca la masa estirada sobre ella. Cocina la base de la pizza durante unos minutos por cada lado, hasta que esté ligeramente dorada y crujiente.

Agrega los ingredientes y termina de cocinar

Una vez que la base de la pizza esté lista, es hora de agregar los ingredientes. Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa y luego distribuye los ingredientes preparados anteriormente. Puedes ser generoso con los ingredientes, pero asegúrate de no sobrecargar la pizza.

Cierra la parrilla y deja que la pizza se cocine durante unos minutos más, hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén bien cocidos. Si lo deseas, puedes darle un toque final de sabor espolvoreando un poco de queso parmesano o perejil recién picado.

Una vez que la pizza esté lista, retírala de la parrilla y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla y servirla. ¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una deliciosa pizza a la parrilla casera, perfecta para compartir con familia y amigos.

Estira la masa en forma de círculo con un rodillo o con las manos

Para hacer una deliciosa pizza a la parrilla en casa, lo primero que debes hacer es estirar la masa en forma de círculo. Puedes utilizar un rodillo o simplemente usar tus manos para lograr la forma deseada.

Si decides usar un rodillo, asegúrate de enharinar la superficie de trabajo y el rodillo para evitar que la masa se pegue. Comienza desde el centro de la masa y ve estirando hacia los bordes, girando la masa constantemente para obtener un círculo uniforme.

Si prefieres usar tus manos, asegúrate de tenerlas bien enharinadas para evitar que la masa se pegue. Coloca la masa en una superficie enharinada y presiona con las palmas de las manos desde el centro hacia los bordes, girando la masa para mantener la forma circular.

Es importante que la masa quede con un grosor uniforme, ni muy delgada ni muy gruesa. Un grosor de aproximadamente medio centímetro es ideal para obtener una pizza crujiente pero con una base lo suficientemente resistente para sostener los ingredientes.

Prepara los ingredientes y elige tus toppings favoritos

Una vez que tienes la masa estirada en forma de círculo, es momento de preparar los ingredientes y elegir los toppings para tu pizza. Puedes optar por los clásicos como salsa de tomate, queso mozzarella y pepperoni, o ser más creativo y utilizar ingredientes como jamón, champiñones, pimientos o aceitunas.

Recuerda que es importante tener los ingredientes cortados y listos para agregar a la pizza una vez que esté en la parrilla. De esta manera, el proceso de cocción será más rápido y tus ingredientes se mantendrán frescos y sabrosos.

Además de los ingredientes tradicionales, puedes agregar hierbas frescas como albahaca o tomillo para darle un toque de sabor extra a tu pizza. No olvides sazonar con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva para realzar los sabores.

Coloca la masa en la parrilla y añade los ingredientes

Una vez que tienes todos los ingredientes listos, es momento de colocar la masa en la parrilla caliente. Asegúrate de que la parrilla esté bien caliente y engrasada para evitar que la masa se pegue.

Coloca la masa con cuidado sobre la parrilla y déjala cocinar durante unos minutos hasta que empiece a dorarse en la parte inferior. Luego, voltea la masa con una espátula y comienza a añadir los ingredientes en el orden que desees.

Es importante recordar que los ingredientes más pesados deben colocarse en el centro de la pizza, mientras que los más ligeros pueden distribuirse en los bordes. Esto ayudará a que la pizza se cocine de manera uniforme y los ingredientes se mezclen de forma equilibrada.

Una vez que hayas añadido todos los ingredientes, cierra la tapa de la parrilla y deja que la pizza se cocine durante unos minutos más, hasta que el queso esté derretido y los bordes estén dorados y crujientes.

Finalmente, retira la pizza de la parrilla con cuidado y sírvela caliente. ¡Disfruta de tu deliciosa pizza casera a la parrilla!

Coloca la masa en la parrilla caliente y cocina por un par de minutos hasta que se dore ligeramente

Una de las formas más deliciosas de disfrutar de una pizza casera es cocinarla a la parrilla. No solo le da un sabor ahumado y crujiente, sino que también es una opción perfecta para aquellos días en los que no quieres encender el horno. Afortunadamente, hacer pizza a la parrilla en casa es más fácil de lo que piensas. Sigue estos simples pasos y pronto estarás disfrutando de una deliciosa pizza casera a la parrilla.

Paso 1: Preparar la masa

Comienza preparando la masa de la pizza. Puedes hacer tu propia masa casera o comprar una prehecha en el supermercado. Si optas por hacerla tú mismo, sigue una receta básica de masa de pizza y amásala hasta que esté suave y elástica. Divide la masa en porciones más pequeñas según el tamaño de las pizzas que quieras hacer.

Paso 2: Estirar la masa

Una vez que la masa esté lista, es hora de estirarla. Espolvorea un poco de harina en la superficie de trabajo y coloca una porción de masa encima. Usa las manos o un rodillo para estirar la masa en forma circular, asegurándote de que tenga el grosor deseado. Si la masa se encoge, déjala reposar unos minutos y luego continúa estirándola.

Paso 3: Precalentar la parrilla

Ahora es momento de precalentar la parrilla. Enciende el fuego y deja que la parrilla alcance una temperatura alta. Es importante que la parrilla esté bien caliente para cocinar la pizza de manera efectiva.

Paso 4: Colocar la masa en la parrilla caliente

Una vez que la parrilla esté caliente, coloca la masa de pizza directamente sobre la parrilla. Cocina la masa por un par de minutos hasta que se dore ligeramente por debajo. Luego, dale la vuelta con unas pinzas para cocinar el otro lado. Este paso es importante para asegurarte de que la masa se cocine de manera uniforme y obtenga ese toque ahumado característico de la parrilla.

Paso 5: Agregar los ingredientes

Después de voltear la masa, es hora de agregar los ingredientes. Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa y luego añade tus ingredientes favoritos, como queso, vegetales, carnes o hierbas. Recuerda no excederte con los ingredientes, ya que una pizza a la parrilla se cocina rápidamente y no queremos que se queme.

Paso 6: Cocinar hasta que esté lista

Una vez que hayas agregado los ingredientes, cierra la tapa de la parrilla y cocina la pizza hasta que el queso esté derretido y burbujeante, y los ingredientes estén bien cocidos. Esto generalmente toma de 5 a 10 minutos, pero asegúrate de revisarla regularmente para evitar que se queme.

¡Y eso es todo! Ahora solo queda disfrutar de tu deliciosa pizza casera a la parrilla. Sirve caliente y disfruta de cada bocado con ese sabor ahumado y crujiente que solo una parrilla puede brindar.

Voltea la masa y agrega tus ingredientes favoritos: salsa de tomate, queso, vegetales, carnes, etc

Una vez que hayas preparado la masa de pizza y la hayas dejado reposar, es momento de comenzar a cocinarla. Una opción deliciosa y diferente es hacerla a la parrilla. A continuación, te mostraremos cómo hacer pizza a la parrilla en casa de forma sencilla.

Paso 1: Preparar la parrilla

Lo primero que debes hacer es preparar la parrilla. Asegúrate de que esté limpia y en buen estado. Enciende el fuego y déjala precalentar durante unos minutos hasta que alcance una temperatura adecuada.

Paso 2: Estirar la masa

Una vez que la parrilla esté lista, es hora de estirar la masa. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y coloca la masa encima. Con las manos o un rodillo, estírala hasta obtener el grosor y la forma deseados. Recuerda que la masa se expandirá un poco al cocinarla, así que deja un margen adecuado en los bordes.

Paso 3: Cocinar la masa

Coloca la masa estirada directamente sobre la parrilla caliente. Déjala cocinar durante unos minutos, hasta que empiece a burbujear y se formen marcas de parrilla en la parte inferior. Luego, con cuidado, voltea la masa para cocinar el otro lado. Este paso es importante para asegurarte de que la pizza esté bien cocida y crujiente.

Paso 4: Agregar los ingredientes

Una vez que hayas volteado la masa, es momento de agregar tus ingredientes favoritos. Unta una capa de salsa de tomate sobre la superficie de la pizza. Luego, esparce generosamente queso rallado, ya sea mozzarella, cheddar u otro de tu preferencia. Ahora es el momento de añadir los vegetales, carnes, aceitunas u otros ingredientes que desees. Recuerda distribuirlos de manera uniforme para obtener un sabor equilibrado.

Paso 5: Terminar la cocción

Una vez que hayas agregado todos los ingredientes, cubre la parrilla con una tapa o un recipiente para ayudar a que el queso se derrita y los ingredientes se cocinen. Deja que la pizza se cocine durante unos minutos más, hasta que el queso esté derretido y los ingredientes estén bien cocidos.

Ahora solo queda cortar la pizza en porciones y disfrutar de esta deliciosa preparación casera. Recuerda que puedes personalizarla a tu gusto, agregando los ingredientes que más te gusten. ¡Buen provecho!

Cierra la parrilla y cocina por unos minutos más hasta que el queso se derrita y los ingredientes estén calientes

Uno de los platillos favoritos de muchas personas es la pizza, y ¿qué mejor manera de disfrutarla que haciéndola a la parrilla en casa? Aunque pueda parecer complicado, hacer pizza a la parrilla es más sencillo de lo que piensas y el resultado es delicioso.

Antes de comenzar a hacer tu pizza a la parrilla, necesitarás algunos ingredientes básicos: masa de pizza, salsa de tomate, queso mozzarella rallado y tus ingredientes favoritos para agregarle sabor, como pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, entre otros.

Paso 1: Preparar la parrilla

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la parrilla esté limpia y lista para usar. Enciende el fuego y déjalo calentar a temperatura media-alta durante unos minutos.

Paso 2: Preparar la masa

Si no tienes masa de pizza lista, puedes hacerla tú mismo/a mezclando harina, levadura, sal, agua y aceite. Amasa la mezcla hasta obtener una masa suave y elástica. Luego, divide la masa en porciones más pequeñas para hacer pizzas individuales.

Paso 3: Estirar la masa

Usa un rodillo para estirar cada porción de masa y darle forma redonda o rectangular, según tu preferencia. Asegúrate de que la masa tenga un grosor uniforme para que se cocine de manera adecuada.

Paso 4: Cocinar la masa en la parrilla

Coloca cada porción de masa directamente sobre la parrilla caliente. Cocina por unos minutos, hasta que empiecen a formarse burbujas en la superficie y la masa esté ligeramente dorada. Luego, dale la vuelta con unas pinzas y cocina por unos minutos más.

Paso 5: Agregar los ingredientes

Una vez que la masa esté cocida por ambos lados, retírala de la parrilla y colócala en una tabla de cortar. Unta salsa de tomate sobre la superficie de la pizza y agrega el queso mozzarella rallado. Luego, añade tus ingredientes favoritos, como pepperoni, champiñones, pimientos, cebolla, entre otros.

Paso 6: Volver a la parrilla

Regresa la pizza a la parrilla y cocina por unos minutos más, con la tapa cerrada. Esto permitirá que el queso se derrita y los ingredientes se calienten. Si deseas un poco de sabor ahumado, puedes añadir algunos chips de madera a la parrilla antes de cerrarla.

Paso 7: ¡A disfrutar!

Finalmente, retira la pizza de la parrilla y córtala en porciones. Sirve caliente y disfruta de tu deliciosa pizza a la parrilla casera. ¡Seguro que impresionarás a tus invitados con esta receta sencilla y llena de sabor!

Recuerda que puedes experimentar con diferentes ingredientes y combinaciones para crear tu propia versión de pizza a la parrilla. ¡Diviértete en la cocina y disfruta de este clásico platillo italiano hecho a tu manera!

Retira la pizza de la parrilla y disfruta de tu deliciosa creación casera

Una vez que la pizza esté lista, retírala cuidadosamente de la parrilla. Puedes usar una espátula grande para ayudarte a levantarla sin romperla. Asegúrate de apagar el fuego de la parrilla y dejarla enfriar antes de guardarla.

Ahora que tienes tu pizza casera lista, es hora de disfrutarla. Corta la pizza en porciones del tamaño que prefieras y sírvela caliente. Puedes acompañarla con una ensalada fresca o simplemente disfrutarla por sí sola.

Recuerda que la belleza de hacer pizza a la parrilla en casa es que puedes ser creativo con los ingredientes y las combinaciones de sabores. Prueba diferentes tipos de queso, verduras, carnes y salsas para crear tu propia receta única. ¡Diviértete experimentando y disfrutando de tus creaciones!

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué tipo de harina debo usar para hacer la masa de pizza?

Se recomienda usar harina de trigo tipo 00 o harina de pan, ya que tienen un contenido de gluten adecuado para obtener una masa elástica.

2. ¿Cuánto tiempo debo dejar reposar la masa de pizza antes de usarla?

Lo ideal es dejar reposar la masa de pizza en un lugar cálido durante al menos una hora, para que la levadura haga su trabajo y la masa se vuelva más esponjosa.

3. ¿Cuál es la temperatura ideal para cocinar la pizza a la parrilla?

La temperatura ideal para cocinar la pizza a la parrilla es alrededor de 300-350°C. Esto permitirá que se cocine rápidamente y se forme una deliciosa corteza crujiente.

4. ¿Cuánto tiempo debo cocinar la pizza a la parrilla?

El tiempo de cocción puede variar dependiendo del grosor de la masa y de los ingredientes que le agregues. En general, una pizza a la parrilla tarda entre 5 y 10 minutos en cocinarse completamente.

Relacionado:   Receta fácil: cómo hacer bases de pizza caseras en pocos pasos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Subir